Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

BATALLONES FUERA DE LA CIUDAD

El alcalde saliente de Bogotá Antanas Mockus abrió la discusión sobre la necesidad de trasladar a municipios de Cundinamarca los batallones y unidades militares que hoy se ubican en el Cantón Norte. Al mismo tiempo, sugirió crear dos batallones para Suba y Ciudad Bolívar, en los extremos sur y noroccidente de la ciudad.

El tema fue planteado en el plan maestro de defensa, seguridad y justicia para los próximos diez años divulgado ayer y en el cual el Alcalde insiste en el traslado de las unidades tácticas Rincón Quiñónez, Tequendama y batallón Miguel Antonio Caro, que hoy están en el norte de la ciudad. Se trata más de una decisión estratrégica que de revivir el viejo debate de si los batallones representan algún riesgo para la población civil.

Queda abierta la discusión de si los batallones en Bogotá deben ser fijos o móviles -afirmó Mockus-. Lo cierto es que el tema del orden público incide en el crecimiento, desmesurado de la ciudad y en el despoblamiento de Cundinamarca si no se toman medidas para proteger el territorio en la región .

El plan -expedido por decreto- también planea la urgencia de reubicar las cárceles y relocalizar los juzgados, aunque deja abierta la decisión sobre si esas instituciones deben estar localizadas en una sola ciudadela o descentralizadas en todo el Distrito.

La propuesta Mockus explicó que en su momento los batallones y las cárceles fueron construidas en las afueras de la ciudad, pero con el crecimiento urbano quedaron en zonas residenciales y es prioritario reubicar esas instalaciones.

El plan maestro tiene una visión regional, es decir, contempla las acciones que debe realizar Bogotá y recomienda las que debe adelantar Cundinamarca junto con sus municipios y los temas que deben ser concertados con el Gobierno Nacional.

Para Mockus, Bogotá si Bogotá se vuelve una fortaleza y abandona a sus vecinos favorece a la guerrilla . En su criterio, la mejor manera de evitar la superpoblación de la capital y el despoblamiento de Cundinamarca es garantizando condiciones de seguridad para la ubicación de ciudadanos en todo el territorio.

Por eso propone la construcción de estaciones de policía en todos los municipios y CAIs y frentes de seguridad en puntos específicos de la región. También se compromete a promover la creación de Unidades de Policía Judicial (UPJ) en Soacha, Girardot, Fusagasugá y Zipaquirá.

Según ese plan, en la próxima década Bogotá deberá crear tres nuevas UPJ en el nororiente, suroriente y occidente de la ciudad y construir 21 CAIs en barrios periféricos para aumentar la cobertura de los actuales.

En el área de atención de emergencias se prevé la construcción de seis estaciones nuevas de bomberos con dotación especializada y de cuatro centros locales de emergencia. Para Cundinamarca sugiere la construcción de siete estaciones de Bomberos.

El plan maestro recomienda aumentar los frentes y escuelas de seguridad ciudadana y propone extender el modelo a todos los municipios de Cundinamarca con más de 50 mil habitantes.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
30 de diciembre de 2003
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�