Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CARROS MÁS BARATOS, CON ARANCEL DE 35

El gobierno acordó una reducción sustancial en los impuestos para la importación de vehículos. El Ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos Calderón, anunció que las nuevas tarifas serán de 40 por ciento para automóviles de lujo, y 35 por ciento para vehículos de menos de 2.200 centímetros cúbicos. Estos gravámenes están compuestos por un arancel de 35 por ciento y una sobretasa de cinco por ciento en el primer caso, que para los carros de menor cilindraje quedaron reducidas a 30, y cinco por ciento, respectivamente.

Actualmente, la importación de ambas categorías de vehículos estaba gravada con el 83 por ciento: 75 por ciento de arancel y ocho por ciento de sobretasa.

La importación de camperos y pick up quedó con el mismo régimen de los automóviles de lujo, es decir que tendrán que pagar un impuesto de 40 por ciento sobre su valor, al momento de la nacionalización.

Santos manifestó que con esta medida se desarrolla la política actual de apertura y modernización de la economía colombiana.

La decisión fue acordada por los ministerios de Comercio Exterior y Desarrollo Económico, y será ratificada en los próximos días por el Consejo Nacional de Política Aduanera.

Además se decidió reducir de 23 a tres por ciento el arancel para el material CKD, que está compuesto por las partes que importan las ensambladoras para armar los vehículos en el país.

Según lo acordado en el VI Consejo Presidencial Andino, Colombia, Venezuela y Ecuador podían aplicar un arancel máximo de 40 por ciento para la importación de automotores procedentes de terceros países. Sobretasa en 5% El gobierno también redujo la sobretasa a las importaciones de ocho a cinco por ciento, y eliminó este gravamen para el material CKD y el papel para periódico y el papel para libros y revistas de carácter científico y cultural.

La medida está contemplada en el decreto 2922 del 31 de diciembre de 1991, que lleva la firma del viceministro de Hacienda y Crédito Público, Héctor José Cadena, como encargado de las funciones de ese despacho.

Con la reducción de tres puntos en la sobretasa, los impuestos de importación del país se ajustan a los niveles arancelarios acordados por los presidentes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela en el Acta de Barahona.

Estos niveles -de cinco, diez, quince y veinte por ciento- se aplicarán a las importaciones procedentes de países que no pertenecen al Pacto.

Los primeros en adoptar el esquema son Colombia y Venezuela, que ya adelantan la clasificación de las 6.000 partidas arancelarias en estos niveles.

Perú y Ecuador se retiraron de las negociaciones que con este propósito convocó la Comisión del Acuerdo de Cartagena los últimos días de diciembre en Bogotá, pero se espera que más adelante sigan el ejemplo de los otros países.

Bolivia mantendrá un régimen independiente, ya que los presidentes le permitieron continuar aplicando aranceles de cinco y diez por ciento.

El decreto también establece una sobretasa de cero por ciento al material CKD.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
10 de enero de 1992
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�