EL ÚNICO TREN ELÉCTRICO DEL PAIS

EL ÚNICO TREN ELÉCTRICO DEL PAIS

El ferrocarril de la empresa Acerías Paz del Río, que ha sido utilizado históricamente para movilizar toneladas de mineral de hierro y carbón entre Belencito (Nobsa) y el municipio de Paz del Río, se ha convertido en el principal medio de transporte para los habitantes de este sector de Boyacá.

8 de diciembre de 2003, 05:00 am

Las 240 personas que lo utilizan no deben viajar en medio de la carga. Cuatro veces al día, al ferrocarril se le adiciona un vagón con capacidad para 60 viajeros que es abarrotado por campesinos de la región y trabajadores de la empresa, quienes prefieren un recorrido gratuito de 90 minutos en el tren, a pagar 4.600 pesos por un pasaje de bus intermunicipal que hace la misma ruta en dos horas y 15 minutos.

El tren es eléctrico, condición que lo hace único en Colombia. Además, desde sus vagones es posible atravesar las poblaciones de Tópaga, Corrales, Beteitiva y Tasco, que están rodeadas por el cañón del río Chicamocha.

Para viajar en el ferrocarril los pasajeros pueden abordar el vagón en la estación Arenera (sector de Tópaga), en una de las porterías de Acerías. En el recorrido, de 35 kilómetros, hay tres estaciones, donde el tren deja y recoge pasajeros.

La mayoría de habitantes de esta región nos favorecemos con el tren, porque nos ahorramos cerca de 7.500 pesos en transporte , dice Luis Garzón, un habitante del barrio Nazareth de Nobsa, quien trabaja en las minas del municipio de Paz de Río y viaja diariamente en el ferrocarril eléctrico.

Funciona hace 40 años Por su parte, Ismael Tapias, vendedor de comestibles, manifiesta que utiliza el tren por dos razones: comercializar sus productos entre los pasajeros y para viajar los días de mercado a las localidades por donde transita el ferrocarril.

Otra habitantes de la zona, Clara Martínez, dice que utiliza el tren de Acerías para realizar compras en los almacenes de la ciudad o para ir al médico.

El ferrocarril eléctrico fue inaugurado en 1963, época en la que reemplazó a un tren de vapor. ( Ver recuadro).

La operación férrea de Acerías es de 24 horas diarias. En promedio, transportamos 3.600 a 4.000 toneladas diarias de insumos, para un total aproximado de un millón 100 mil toneladas al año , explicó Armando Avella, director del departamento de Ferrocarriles de Acerías Paz del Río.

La idea de construir un tren eléctrico para Acerías Paz del Río fue del ingeniero Julio Albero Díaz, quien desde 1955 presentó el proyecto a las directivas de la siderúrgica.

Díaz hizo las consultas pertinentes, consiguió cotizaciones y viajó a Francia a la Alsthom. Allí concretó una negociación para la fabricación de seis locomotoras eléctricas, con una subestación eléctrica y el suministro de las partes eléctricas , comenta el director del Departamento de Ferrocarriles de Acerías Paz del Río.

Después de un proceso de ocho años, en el que se presentaron dudas sobre la bondad del proyecto, comenzó a funcionar en 1963.

FOTOS: José Miguel Palencia/EL TIEMPO