Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

AJUSTE DEL IVA A SECTOR AUTOMOTOR

Después de la construcción, la industria automotriz es la que más recursos económicos aporta a la nación por concepto de impuestos de rodamiento, semaforización, peajes, transporte, consumo de combustible, repuestos, lubricantes y manutención de los equipos.

La reforma tributaria se estableció para que los autos importados de 1.400 centímetros cúbicos pudieran rebajar su IVA del 35 por ciento al 25 por ciento, y para que los carros producidos por las ensambladoras nacionales tuvieran un incremento progresivo del gravamen, partiendo del 20 por ciento, hasta al 25 por ciento, tendiendo como vencimiento el 2005, por lo cual las ensambladoras en lo corrido del año no han sentido efecto alguno.

Con referencia al ajuste gradual del IVA para los vehículos en un periodo proyectado en tres años, la Compañía Colombiana Automotriz, CCA, indicó que aún es muy temprano para sentir el ajuste que ha comenzado a regir desde el primero de julio del año en curso. Las alzas o bajas se verán a finales del año y serán más significativas el próximo.

Según el directivo de Sofasa, Luis Fernando Peláez con la nueva reforma tributaria, en lo que se refiere a la desaparición del IVA diferencial no les inquieta.

nos preocupa puesto que, por ejemplo, en el segmento de los taxis está demostrado que en igualdad de condiciones el ensamble es tanto o más competitivo que el producto importado. Los ensamblados contamos con 57,1 por ciento de participación del segmento, gracias a importantes esfuerzos de productividad en las plantas, de logística y de los costos Lo cierto es que desde julio del año entrante las 33 marcas que circulan en el territorio nacional, sea la gama que sea, modificarán su costo unos hacia la alza y otros hacia la baja.

Depende de dónde sean producidos, pero el impacto será mayor en los provenientes de países diferentes a los de la Comunidad Andina, pues el descenso será de 10 puntos. El arancel de cero por ciento para los autos fabricados en la Comunidad Andina de Naciones se mantiene inmodificable, lo mismo que la tarifa del 35 por ciento para los de terceros países.El futuro del ensamble de automóviles en Colombia plantea grandes desafíos. La salida más viable está en integrarse con eficacia en los sistemas internacionalesde producción que se están conformando en el mundo alrededor de las grandes marcas. Colombia tiene serias desventajas en eficiencia frente a otros países que han atraído enormes inversiones y hoy cuentan con grandes escalas de producción.

La competencia en ese contexto no es tarea fácil, pero se puede formar parte en esas redes de producción.

** Alternativas del mercado nacional Buscando fórmulas para dar una solución al control cambiario venezolano, las ensambladoras colombianas están diseñando un esquema que les permita dar vía libre a sus negocios, tratando de encontrar mercados alternativos de exportación en el corto plazo, en algunos países de América Latina a través de la diversificación de mercados y especialización.

Las fuerzas del mercado impulsan para que cada vez más las ensambladoras nacionales se especialicen en modelos en los cuales el país tienen ventajas.

En general, y contrariamente a lo que se pudiera dimensionar, los modelos en los cuales se está especializando el mercado es en los clasificados como gama alta, ya que parece ser que solamente quienes compran gama media, y pertenecen a este grupo adquisitivo, los adquieren usados. En definitiva, la demanda se centra en esta gama, llegando a cubrir el 60 por ciento del mercado.

Por su parte Sofasa y sus marcas continúan ensamblando vehículos sobre las mismas plataformas que han sido producto de la inversión en la renovación del portafolio de los últimos años. En cuanto a Toyota, se continúa ensamblando Hilux, Prado y Land Cruiser e importan el Corolla.Al cierre del primer semestre del año en curso, los automóviles Renault disfrutan una participación de su mercado de 26,8 por ciento. Los camperos Toyota, tienen el 25,6 por ciento de los 4x4 y las Pickup Toyota, el 30 por ciento de este tipo de vehículos.

La especialización en algunas de las plataformas que ensamblamos responderá a lo que los socios decidan según el comportamiento del mercado no sólo colombiano sino de los países del Pacto Andino, así como Centroamérica y el Caribe, explicó el directivo de Sofasa.

Si bien esto dependerá de las estrategias de las grandes ensambladoras mundiales y del resultado de las negociaciones comerciales, Colombia puede identificar sus oportunidades desde ahora.

Las plantas nacionales deben especializarse en la producción de uno o dos modelos para lograr los volúmenes y las productividades mínimos aceptables en el futuro, lo que permitirá a dichas compañías mayor integración en el sector y un creciente desarrollo de proveedores de alta capacidad tecnológica.

Actualmente el país tiene fortalezas en vehículos de bajo cilindraje y en segmentos comerciales, como colectivos y buses, razón por la cual las ensambladoras han desarrollado fortalezas en vehículos pequeños, con cajas y suspensiones adaptadas para terrenos montañosos, y también en vehículos de carga, líneas que tienen mercados atractivos en Latinoamérica.

Paralelamente, con la aparición de Transmilenio se crearon grandes oportunidades para compañías como Fanalca, Colmotores y Superpolo. En la medida en que este sistema se concentre en ciudades como Barranquilla, Cali y Pereira o en otros países, las oportunidades se acrecentarán.

Así mismo, el sector automotriz está comprometido en la actualidad en una carrera contra el reloj. Dentro de cuatro años será viable importar automóviles desde México sin arancel, de acuerdo con lo estipulado en el G3 (acuerdo firmado entre Colombia, Venezuela y México en 1994).

México es hoy uno de los grandes ejes de producción de automóviles en el mundo y las ventajas competitivas de ese país sobre Colombia son reveladoras. Así mismo, el sector enfrenta la liberación de mercado que vendrá con el Area de Libre Comercio de las Américas del que forman parte 34 países, el cual deberá iniciarse en el 2005.

** La transformación por la que tendrán que pasar las ensambladoras colombianas en los próximos años es significativa, deberá contar con eficiencia en costos y formación del talento humano, para producir unos cuantos modelos orientados en buena medida al mercado internacional.Poco a poco el mercado colombiano viene encontrando su tamaño natural de ventas anuales, el cual se estima que sean unas 130.000 unidades. Sin embargo, para este año se percibe que habrán 95.000 unidades, siempre que las variables económicas continúen la recuperación descrita durante el primer semestre del año añadió Peláez.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de agosto de 2003
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad