MINORÍAS ARREMETEN CONTRA EL ACUERDO

MINORÍAS ARREMETEN CONTRA EL ACUERDO

El acuerdo político suscrito el pasado fin de semana para disolver el Congreso y convocar nuevas elecciones, hizo estallar ayer una crisis en la Asamblea Constituyente: el ex presidente Misael Pastrana renunció a su calidad de delegatario, mientras que algunos sectores minoritarios se enfrentaron a los firmantes del pacto criticando tres aspectos: la fecha de las elecciones, las inhabilidades para los constituyentes y las facultades al Presidente de la República. No obstante, los tres grandes sectores firmantes de las recomendaciones (Partido Liberal, Movimiento de Salvación Nacional y AD M-19), anunciaron que mantendrán su respaldo al pacto.

13 de junio de 1991, 05:00 am

La renuncia de Pastrana que podría generar, inclusive, un retiro del socialconservatismo del Gobierno sorprendió al país. Pastrana dijo ante la corporación en pleno que consignaba su más rotundo disentimiento con la dictadura que fuere pactada por ocho meses .

Hernando Londoño, un conservador independiente, amenazó que se retiraría si se llega a aprobar lo atinente a las facultades legislativas del Presidente.

El acuerdo político suscrito el pasado sábado por el presidente César Gaviria y los tres presidentes de la Asamblea Constituyente, con el aval del ex presidente Alfonso López, fue severamente cuestionado ayer en la plenaria de la corporación por las minorías y generó, como hecho político inmediato, la renuncia del ex presidente Misael Pastrana Borrero, jefe de la bancada del Partido Social Conservador (PSC).

La parte más cuestionada en el debate de casi diez horas, fue la de las facultades extraordinarias que tendría el Presidente de la República para legislar mientras se posesiona el nuevo Congreso el 2 de febrero del próximo año, según el calendario previsto.

Los sectores políticos más críticos con el acuerdo, y particularmente con el Presidente César Gaviria, fueron el Partido Social Conservador, la Unión Patriótica y el liberal Carlos Lemmos Simonds.

Además, sobre la manera como se elaboró el acuerdo político, Alvaro Gómez sorprendió a la Asamblea, al afirmar que fue el ex presidente Alfonso López Michelsen quien insistió en el otorgamiento de facultades legislativas especiales para el Presidente. Esta versión causó malestar en las filas liberales, donde se sabía que fue el propio Gómez quien propuso revestir de esa competencia al Presidente de la República. Ambiente tenso La apertura del debate estuvo a cargo del Ministro Humberto de la Calle Lombana, quien a nombre del Gobierno explicó los alcances de las facultades que tendrá el presidente César Gaviria, a la luz del acuerdo político.

El propósito del Gobierno es usar las facultades, con toda moderación, sin la intención de adoptar legislación permamente y solo dentro del marco de facultades que atenderán lo estrictamente necesario, como lo señala el acuerdo , dijo.

De inmediato vino la exposición del ex presidente Misael Pastrana, a quien pocas veces se le había escuchado una intervención entrecortada. Todos sabían que Pastrana llevaba consigo la gran noticia del día. A todos dejó perplejos cuando anunció su retiro. Un secreto que solo lo sabían los cuatro otros delegatarios socialconservadores, con quienes había almorzado el día anterior.

Sobre el mediodía la plenaria se ocupó del tema de la renuncia del delegatario Pastrana Borrero. Fue aceptada por 25 votos afirmativos, ocho negativos (Alvaro Leyva, Carlos Lemos, Carlos Holmes, Raúl Rojas, entre otros) y 13 abstenciones.

A la intervención de Pastrana le siguió la de su compañero de bancada Carlos Rodado Noriega, quien centró su intervención para cuestionar la pérdida del valor de la palabra empeñada.

Según Rodado, lo preocupante no es que haya viceversas, rectificaciones ni cambios de postura en el ex presidente Alfonso López y en el copresidente de la Asamblea, Horacio Serpa. Lo grave es que la quebrante el Presidente de la República, quien con su actuación ha puesto en tela de juicio el Estado de Derecho , dijo Rodado.

A continuación habló la delegataria Aída Avella, de la Unión Patriótica, quien tras atacar los pactos en perjuicio de las minorías, dijo que estaban equivocados quienes días antes habían denunciado el desmonte del presidencialismo, por cuanto ahora, con el acuerdo, lo que se va a instaurar es una dictadura civil.

Estamos pidiendo que no solo no se hagan elecciones este año sino que repudiemos el engendro político , dijo.

Por su parte, Alvaro Leyva amigo de 19 años del ex presidente Pastrana , quien aseguró que por conocerlo estaba convencido de que no fue una decisión fácil de tomar.

Dijo que le había faltado inteligencia a los signatarios del acuerdo al no haber invitado a Pastrana y a los demás sectores minoritarios.

Se mostró en desacuerdo con que el pacto haya impuesto inhabilidades al ministro Ernesto Samper, a quien me gustaría ver enfrentado en las elecciones con Andrés Pastrana, como me gustaría ver en la misma contienda a Antonio Navarro con Alfonso Cano . Según Leyva, a la guerilla se le debe otorgar una circunscripción especial de paz. Salida en falso Angelino Garzón pidió una moción de orden para preguntar si acaso el objeto de la renuncia de Pastrana no haya sido una hábil maniobra para no inhabilitarse y postularse a las elecciones .

Fue como si hubieran tirado un fósforo sobre un barril de gasolina. Eso es un acto de mezquindad , dijo en tono airado Hernando Londoño para refutar a Garzón.

Es una calumnia , dijo enseguida Augusto Ramírez. El ex presidente Pastrana fue el primero en entregar su inteligencia en bien del país. El ha dicho que no puede convalidar con su presencia un acto mezquino , agregó.

Luego, en medio de la tensión que generó la interpelación de Garzón, habló Hernando Londoño, quien amenazó con retirarse al final de los debates de la Asamblea si se le dan facultades al presidente de la República.

Londoño atacó duramente el acuerdo, especialmente por las facultades presidenciales y con periódico en mano leyó apartes de la entrevista que le concedió ayer el ex presidente Alfonso López a EL TIEMPO. Londoño pidió claridad sobre de quién de los firmantes había provenido la tesis de facultar al Presidente.

Alvaro Gómez dijo que se sentía provocado por la pregunta de Londoño y por las afirmaciones de López en el sentido de que quienes habían propuesto las facultades habían sido los voceros de Salvación Nacional.

Dijo que Salvación Nacional había planteado la tesis de la Comisión Legislativa, pero que quien se había opuesto a ésta y había defendido las amplias facultades fue López, pese a las advertencias sobre los problemas que ello acarrearía en la Asamblea.

Carlos Lemos, por su parte, dijo que no se puede mostrar el mantenimiento de las inhabilidades como una gran consquista, por cuanto ellas hacían parte del acuerdo político del año pasado y exteriorizó su preocupación por que se puedan levantar en caso de que haya votación secreta del acuerdo.

Lemos señaló que el punto más preocupante es la virtual dictadura que se pacta en el acuerdo, a pesar de que el Ministro de Gobierno la haya presentado como una dictablanda . Dijo también que se podía estar configurando un peculado al aceptarse el pago de unas dietas a unos congresistas sin función conocida, durante los próximos ocho meses. Otras intervenciones El constituyente del Partido Social Conservador Augusto Ramírez Ocampo dijo que el Presidente de la República, además de las funciones propias de la administración y del Ejecutivo, fue revestido de facultades legislativas y de nombramiento de jueces.

Durante una intervención en la que con voz encendida denunció el acuerdo político, Ramírez Ocampo señaló que se duele de que el Partido Liberal hubiera participado en la creación de la dictadura , y con un gran dejo de ironía dijo que las camisetas rojas que el expresidente López había comprado en Londres le habían quedado grandes .

Hizo una extensa defensa de la actitud asumida por Misael Pastrana y refiriendose a las calumnias que le había proferido Garzón durante la sesión de la mañana, manifestó que fué el ex presidente, con su voto, quien había derrotado la propuesta de que los ex mandatarios tuvieran una curul vitalicia en el Senado.

También intervinieron en el extenso debate José Matías Ortiz, los indígenas Lorenzo Muelas y Francisco Rojas Birry; Alfredo Vásquez Carrizosa, Darío Mejía, Jaime Fajardo, Rodrigo Lloreda, Arturo Mejía Borda, Rosemberg Pabón, Antonio Galán Sarmiento, Fabio Villa, Luis Guillermo Nieto Roa, Mariano Ospina Hernández y Germán Toro.

Ortiz, del PRT, dijo que respaldaba el acuerdo, pero estaba en contra de que las inhabilidades cobijaran por igual a los constituyentes que, como él y Alfonso Peña, del Quintín Lame, no tienen plenos derechos. Los dos tienen voz pero no voto en la corporación. También criticó la comisión consultiva prevista en el acuerdo.

El indígena Francisco Rojas Birry señaló que respalda el acuerdo que, aunque lo calificó de excluyente, no da razón para renunciar a la Asamblea. Hemos sido excluídos durante siglos, pero somos tolerantes , dijo Rojas.

Alfredo Vásquez utilizó términos mordaces contra la Asamblea consultiva a la que calificó como reunión de eunucos , y no se lamentó -sino que agradeció- que a la UP no la hubiesen invitado a firmar ese esperpento . Vásquez fue enfático en advertir que el Presidente César Gaviria no debió firmar ese acuerdo.

Rodrigo Lloreda advirtió, por su parte, que el proceso generado por la Asamblea Constituyente ya no se puede retrotraer y que no podemos hacer la reforma que a cada uno nos gusta, sino la que salga . Objetó la comisión consultiva.

Rosemberg Pabón lamentó el retiro del expresidente Misael Pastrana, pero de manera cruda dijo que el M-19 siente profunda admiración por el expresidente, porque es el padre putativo de nuestra agrupación, cuando se robaron las elecciones de 1970 . Constancia del Gobierno El Gobierno quiere señalar explícitamente que su interpretación de la cláusula del documento de recomendaciones suscrito en la madrugada del 8 de junio relacionada con facultades al Presidente, es eminentemente restrictiva. El Gobierno las asimila a las facultades extraordinarias previstas en la Costitución vigente desde hace más de un siglo sin que hubiesen sido calificadas como ejercicio de poderes dictatoriales.

El documento de recomendaciones alude a circunstancias específicas, extraordinarias, de carácter netamente instrumental, con el único propósito de adoptar normas para poner en marcha las nuevas instituciones constitucionales y para expedir medidas específicas que permitan la celebración de los próximos comicios, exclusivamente respecto de normas no previstas en la legislación actual dadas las innovaciones que a ellos habrán de aplicarse, tales como tarjetón y circunscripción nacional para cuerpos colegiados, financiación y utilización de medios oficiales de comunicación.

Quizás sea pertinente resaltar una a una las limitaciones que la recomendación conjunta fruto del consenso histórico alcanzado, contemplan esta materia y que se desprenden claramente de su lectura cuidadosa.

En primer lugar, el Presidente de la República no tiene facultades propias para dictar disposiciones transitorias. Es claro que no reemplaza al Poder Legislativo.

En segundo lugar, las facultades del Presidente serían única y exclusivamente las que ustedes, honorables delegatarios, decidan en el futuro concederle. Versarían entonces sobre las materias que ustedes mismos le señalen y tendrían los alcances y restricciones que ustedes le fijen. No son por lo tanto ejercidas sin ningún control.

En tercer lugar, las facultades que confiera la Asamblea deben ser precisas y necesarias. El Gobierno espera que esta limitación se traduzca en criterios y objetivos claramente delimitados por la Asamblea.

En cuarto lugar, estas facultades son exclusivamente residuales puesto que versan sobre las materias que no hayan sido objeto de disposición transitoria por la propia Asamblea.

El Gobierno está preparando un documento que contenga sus ideas sobre los aspectos electorales mencionados y aspira a presentarlo en las próximas horas a todos los grupos políticos para que, ojalá así sea, se expidan por la propia Asamblea Constituyente.

El propósito del Gobierno es usar las facultades, con toda moderación, sin el propósito de adoptar legislación permanente y sólo dentro del marco de facultades que atenderán a lo estrictamente necesario, como lo señala el acuerdo.

De igual modo, el Gobierno pretende presentar a la Asamblea, en los días que restan para sus deliberaciones, el mayor número de proyectos de norma transitoria, a fin de propiciar que sea ella, y no el Gobierno, el organismo que las adopte.

En este orden de ideas, si tales facultades son miradas con desvío o aprensión, el Gobierno recibirá con agrado que se limiten y precisen en grado sumo, de manera que sólo permanezcan las estrictamente indispensables para proveer el manejo del presupuesto durante los primeros sesenta días del año entrante, mientras se instala el nuevo Congreso.

Humberto de la Calle Lombana, ministro de Gobierno.