FARC ADMITEN TRIPLE SECUESTRO

FARC ADMITEN TRIPLE SECUESTRO

Las Farc afirmaron ayer en un comunicado que esa organización guerrillera derribó el avión estadounidense que cayó en las selvas del Caquetá el 13 de febrero pasado, y admitieron que tienen en su poder a los tres norteamericanos que estaban desaparecidos desde ese día.

23 de febrero de 2003, 05:00 am

Las Farc afirmaron ayer en un comunicado que esa organización guerrillera derribó el avión estadounidense que cayó en las selvas del Caquetá el 13 de febrero pasado, y admitieron que tienen en su poder a los tres norteamericanos que estaban desaparecidos desde ese día.

La versión del grupo armado de que derribaron la aeronave contradice lo dicho por las autoridades colombianas en el sentido de que el avión cayó en el Caquetá debido a fallas mecánicas.

El comunicado de la guerrilla titulado Farc EP admiten derribo de avión espía aparece publicado en la página de Internet Redresistencia.org y es firmado por el secretariado del estado mayor de ese grupo armado y fechado el 21 de febrero.

Según las Farc, guerrilleros del Bloque Sur derribaron el avión de propiedad del gobierno de Estados Unidos en la inspección de Santana de las Hermosas en jurisdicción de Florencia (Caquetá). Señalan que estaba tripulado por un militar colombiano y cuatro agentes de la CIA, tres de los cuales se encuentran en nuestro poder .

Piden bajar presión.

Sin embargo, el comunicado no indica si fueron ellos los que asesinaron a dos de los ocupantes de la aeronave, un colombiano y un norteamericano, pero sí sostiene que la tripulación estaba realizando labores de espionaje contraguerrillero.

El grupo insurgente califica de gringos a los tres secuestrados y señala que saben del interés de la embajada de los Estados Unidos en Bogotá y algunas personalidades para que se respete su vida y su integridad física.

La vida y la integridad física de los tres oficiales gringos en nuestro poder, sólo la podremos garantizar si el ejército colombiano suspende de forma inmediata los operativos militares , dicen.

También piden que se suspendan los sobrevuelos en el área comprendida entre Santana de las Hermosas, San Antonio de Atenas, San Pacho, San Guillermo, Año Nuevo, la Esperanza, El Para y Norcasia .

El viernes pasado en una rueda de prensa, el Comandante de las Fuerzas Militares, general Jorge Enrique Mora, había acusado a las Farc de tener en su poder a los tres norteamericanos y de asesinar a los otros dos.

El oficial reveló que la acción de la tropa se centra en recuperar no solo a los tres secuestrados sino a los colombianos.

La revelación de Mora generó una dura reacción del presidente de Estados Unidos, George Bush, quien el jueves calificó a las Farc como unos asesinos despiadados .

En Rioacha (La Guajira) donde presidió un consejo comunitario el presidente Alvaro Uribe, al ser consultado por los periodistas sobre el comunicado de las Farc, aseguró: La parte operativa la maneja, en el Ejército, el señor general Ospina, no las Farc .

Por otra parte, voceros del Ministerio de Defensa informaron que por ahora ni la ministra Martha Lucía Ramírez ni el general Jorge Enrique Mora harán algún pronunciamieto al respecto.

CONTRATISTAS DE COMUNICACIONES.

La Embajada de E.U. en Colombia ha mantenido reserva acerca de las indentidades y actividades de los estadounidenses cuando fueron secuestrados por las Farc.

Sin embargo, el columnista del diario estadounidense The Washington Post los identificó como contratistas de la firma California Microwave Systems. Agregó que funcionarios de la Embajada en Bogotá le dijeron que hacían una operación de inteligencia electrónica.

Microwave Systems es unidad operativa de la corporación Northrop Grumman, de Baltimore (Maryland), que la adquirió en abril de 1999.

Se especializa en reconocimiento aéreo y sistemas de observación (dentro de los cuales hay radares y sistemas electro-ópticos); sistemas de comunicación satelital en tierra, y planeación de misiones especiales que aseguren el éxito en las misiones.

Presta servicios militares y otros para agencias gubernamentales estadounidenses y para organizaciones internacionales de defensa.