Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA PEOR CÁRCEL DEL MUNDO

Un nuevo sonido recorre la prisión más siniestra del mundo. Se trata de la construcción de la sala de ejecución, donde varios de los 680 prisioneros allí recluidos recibirán la inyección letal con el mismo sigilo que rodeó su detención.

Un nuevo sonido recorre la prisión más siniestra del mundo. Se trata de la construcción de la sala de ejecución, donde varios de los 680 prisioneros allí recluidos recibirán la inyección letal con el mismo sigilo que rodeó su detención.

Abandonados a su suerte, con los tobillos y las manos esposadas, serán ejecutados en medio de la noche, muy probablemente, por soldados estadounidenses. Ninguno de los condenados tendrá derecho a escoger sus defensores, tampoco serán juzgados frente a un jurado ni tendrán acceso al sistema de apelación corriente.

Su defensa la harán ciudadanos estadounidenses contratados por el Departamento de Defensa y su única alternativa a la hora de apelar será ante el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, principal exponente de la línea dura de la administración Bush, de quien no se espera algo distinto de ratificar las sentencias.

Lo más cercano que el mundo ha visto de estos tribunales sonLa Corte del Puebloi , del régimen nazi, y laCorte de la Cámara de Estrellasi , de la era estalinista, en la Unión Soviética.

Los prisioneros de Guantánamo son acusados de pertenecer a la red Al Qaeda o de ser defensores del régimen talibán. Provienen de Afganistán o de cualquier otro país adonde ha llegado la guerra global contra el terrorismo, que lidera el presidente estadounidense, George W. Bush.

La mayoría de los detenidos tiene 20 años. Casi todos son árabes. Muchos llegaron allí hace 18 meses y hasta ahora ninguno tiene el rango deprisionero de guerrai , lo que los pondría al amparo de la Convención de Ginebra.

Estados Unidos ha sido categórico. Tras su éxito en Afganistán, Bush ordenó que no se los catalogue bajo el estatus de protección que otorga la Convención. En su lugar, dio vía libre a la invención de un nuevo procedimiento de justicia para los prisioneros del Campo Delta, como oficialmente se conoce la prisión de Guantánamo.

Nadie puede escapar.

Para facilitar el trabajo de los periodistas existe el observatorio de medios , ubicado a 250 metros de la celda más cercana. Los alambres de púas, llenos de cuchillas, ubicados en la parte alta de los muros y el plástico verde que cuelga detrás de las cercas, recuerdan que no existe una prisión como esta.

En las noches, el campamento es completamente alumbrado por una potente luz ubicada en cada polo de la prisión. Los alrededores del Campo están custodiados por sensores. La playa más cercana la prisión está ubicada en un islote en el Mar Caribe- , está vigilada por guardias estadounidenses armados hasta los dientes. El mar es patrullado día y noche por guardacostas. Los guardias tienen orden de disparar a matar.

A pesar de las amenazas e intimidaciones al personal que trabaja en el Campo Delta para que guarden silencio sobre las condiciones de la prisión, estas han salido a la luz pública.

Se sabe que el Campo está conformado por bloques de celdas construidas en acero, con el mismo molde y estructura de los contenedores para carga de los barcos. Cada uno consta de cinco celdas y cada pabellón tiene ocho contenedores. Las celdas están colocadas una frente a otra, separadas por un estrecho corredor.

Tres lados de cada contenedor han sido recubiertos por mallas de acero reforzado para evitar que los prisioneros intenten herirse. En las celdas no hay ventanas. El Pentágono se jacta porque cada celda ha sido provista con una letrina: Tal y como lo requieren las costumbres musulmanas y como evidencia de que entendemos sus necesidades culturales .

Interrogados por mujeres.

Los detenidos duermen en catres de metal cubiertos por una pequeña colchoneta y de nuevo, el Pentágono se disculpa afirmando: En esas mismas condiciones duermen sus soldados .

El tamaño de las celdas es menor que aquellas en las que pasan su última noche los condenados a muerte en las prisiones de Texas, el estado de donde es oriundo el presidente Bush.

Los prisioneros tienen derecho a una hora de ejercicio y a un baño diario. Son sometidos a interrogatorio a cualquier hora del día o de la noche. El que se atreve a protestar es aislado en una celda completamente forrada en hierro.

Pero durante los interrogatorios las reglas se rompen. A los prisioneros no se les permite ser cuestionados frente a su abogado. La representación legal es permitida cuando el sospechoso es acusado. Los prisioneros son interrogados durante horas por funcionarios de la CIA y en ocasiones por el MI6 (inteligencia británica).

Algunas mujeres practican los interrogatorios. Su presencia es vista por la mayoría de los prisioneros como un insulto deliberado contra los musulmanes en cuya idiosincrasia a las mujeres se les prohíbe hablar y cuestionar a los hombres.

Estos métodos van en contra de los derechos humanos básicos, advierte Amnistía Internacional. Uno de sus voceros añade: Los planes para juzgar a los prisioneros en tribunales militares, obstruyendo cualquier apelación posible, son algo sumamente serio .

La presión de Amnistía ha servido para que varios prisioneros hayan sido devueltos a Afganistán. Otros nueve musulmanes británicos, retenidos en el Campo Delta, ahora tendrán la oportunidad de ser juzgados por tribunales británicos.

En Guantánamo hay muchos problemas para tratar con los presos, por las condiciones en las que han sido mantenidos a lo largo de estos 18 meses , afirma un vocero de Amnistía.

Aún con las críticas, la vida en Guantánamo continúa. Una grabación reproducida por el altavoz recuerda la hora de la oración. La escena se repite cinco veces al día. Los prisioneros se arrodillan en dirección a La Meca.

Las comidas son preparadas de acuerdo con la dieta musulmana y en cada celda hay una copia del Corán. Son las únicas señales de que Estados Unidos reconoce las necesidades y derechos de los presos.

En 18 meses de tortuosa espera, 25 detenidos han intentado quitarse la vida.

La perspectiva no es alentadora. Es posible que no se sepa cuándo comiencen los juicios (se presume que al finalizar el año) ni cuándo uno de los detenidos será conducido a la sala de ejecución. Tal como ocurre en Texas. Mientras tanto, Guantánamo continuará viviendo de su secreta y siniestra reputación.

Traducción de Karen Jiménez Zubiría.

* Autor de Mossad, la historia secreta del espionaje israelí.

FOTO.

En febrero del año pasado, el mundo pudo ver estas imágenes de los prisioneros afganos, con las manos encadenadas, en la cárcel de alta seguridad de Estados Unidos en Guantánamo. AP

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
31 de agosto de 2003
Autor
GORDON THOMAS * Especial para EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�