Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EN VIGENCIA, DEDUCCIÓN POR SALUD Y EDUCACIÓN

Por lo menos 400.000 asalariados colombianos se podrán beneficiar de las deducciones por salud y educación, contempladas en la reforma tributaria aprobada por el Congreso de la República. La deducción se puede hacer por pagos a empresas de medicina prepagada, compañías de seguros y establecimientos educativos.

Este fue uno de los grandes beneficios de la reforma, pues anteriormente solo se permitían deducciones por crédito de vivienda.

Cualquier asalariado permanente o temporal puede, desde el primero de enero de este año, hacer uso de esta rebaja presentando una solicitud a su empleador acompañada de los comprobantes de pago.

De acuerdo con la actualización de las tablas respectivas, los ingresos superiores a 390.000 pesos tienen retención.

Así, un trabajador que el primero de enero de 1993 devengue un salario de 500.000 pesos mensuales y que tiene derecho a dos primas de 250.000 pesos cada una (junio y diciembre), más quince días de vacaciones anuales, tendría unos ingresos mensuales promedio de 562.500 pesos.

Según la tabla de retención en la fuente, se le aplicaría una de 29.750 pesos mensuales. Sin embargo, si el asalariado demuestra que durante 1992 tuvo gastos de educación personal, de su cónyuge o de sus dos hijos por 1.000.000 de pesos, y a la vez tiene para él y su familia un contrato de medicina prepagada, por el cual pagó, en 1992, 400.000 pesos, podrá ahorrarse cerca de 20.000 pesos mensuales por concepto de retención.

La idea de ampliar a la salud y la educación el beneficio de la deducción para los asalariados fue del senador Eduardo Pizano de Narváez.

De acuerdo con el decreto reglamentario de la Dirección Nacional de Impuestos, podrán hacer uso de estas deducciones los asalariados que hayan tenido ingresos inferiores a 15.600.000 pesos en 1992.

El decreto establece que en ningún caso la deducción puede exceder el 15 por ciento del total de los ingresos laborales.

Los establecimientos educativos, las empresas de medicina prepagada y las compañías de seguros tienen 15 días, a partir de la solicitud, para expedir los certificados correspondientes. De lo contrario, serán sancionadas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
9 de enero de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�