BUEN PUNTO

BUEN PUNTO

Donostia, los sabores de temporada Con la idea de crear un nuevo espacio gastronómico, cinco amigos, tres chefs y dos arquitectos, unieron sus fuerzas y conocimientos para abrir Donostia, un restaurante con el concepto cocina de mercado .

27 de septiembre de 2003, 05:00 am

Una tendencia que nace en Europa a finales de los años 70 como una reivindicación del oficio del chef en los restaurantes ofreciendo una cocina basada en la calidad y la frescura de los productos.

Donostia ofrece a sus visitantes una selección de platos preparados con los productos de la temporada. Por eso a pesar de tener un menú fijo, semanalmente da opciones distintas según la disponibilidad de frutas y verduras en el mercado.

Por eso, la visita a la plaza y una estrecha relación con los proveedores es una prioridad para sus dueños.

El restaurante está situado detrás del Museo Nacional, en una calle no muy transitada del barrio La Macarena. La casa fue bellamente restaurada, conservando el estilo propio del lugar, amplia y bien decorada.

Los comensales deben estar dispuestos a sorprenderse con lo que Donostia ofrece cada día, pero ya son famosos los pescados, la pasta fresca con chorizo, las tapas, las sopas y las ensaladas.

Para estos cinco amigos es muy importante la presentación de cada plato, por eso los preparan con esmero y originalidad, ya que su consigna es la profesionalización en el servicio.

Ellos tienen claro que este lugar, pensado y logrado con mucho esmero, perdurará en el tiempo no quieren que se solo un sitio de moda , por eso cada día inventan nuevas propuestas.

En busca de un sello propio y particular, la comida en Donostia no tiene una nacionalidad específica (aunque confiesan tener algo de influencia española).

El restaurante abre sus puertas lunes, martes y miércoles de 11:30 a.m. a 4 p.m., y jueves y viernes de 11:30 a.m. a 12:30 de la noche. Próximamente abrirán los sábados y ofrecerá un brunch los domingos.

Calle 29 Bis No. 5-84. Teléfono 2873943.

Foto: Este sitio, que abrió sus puertas hace apenas un mes en Bogotá, ofrece una alternativa distinta, con variedad de productos escogidos según la temporada.

Mauricio Moreno / EL TIEMPO