Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LIBERTAD 1 ACORRALO A LAS FARC

La ofensiva comenzó el primero de junio, la operación se denominó Libertad 1 y desde ese día hasta hoy tropas del Ejército mantienen cercadas a las Farc en el departamento de Cundinamarca.

Han sido cinco meses de combates y operativos que se han centrado en las provincias de Oriente, Gualivá, Rionegro y Sumapaz, y en las que más de mil hombres pertenecientes a las Primera, Sexta y Decimotercera brigadas del Ejército, a la Brigada Móvil Número 8, al Comando Operativo de Acción Integral del Sumapaz y a las tres brigadas móviles de la Fuerza de Despliegue Rápido (Fudra), todas al mando del general Reynaldo Castellanos, comandante de la V División, a parte de haber dado de baja a cinco cabecillas de frentes guerrilleros, también han abatido a 174 subversivos y han capturado a otros 212.

En estos meses, el Ejército ha incautado siete toneladas de explosivos, tres mil metros de cordón detonante, 2.112 iniciadores eléctricos, 525 artefactos explosivos, entre ellos 71 cilindros, 190 fusiles, 1.117 granadas, 248 armas cortas, 11 morteros, 15 lanzagranadas, 105.000 cartuchos, 22 toneladas de alimentos y se han recuperado 272 cabezas de ganado.

Así mismo, se han desactivado dos carros bomba y cinco casas bomba, al igual que 88 campos minados, y se han descubierto 139 caletas y nueve laboratorios para el procesamiento de alcaloides.

Para el comandante de la V División del Ejército, general Reynaldo Castellanos, esta es una de las operaciones más grandes realizadas en Cundinamarca contra las Farc, mientras que para otros oficiales, la operación Libertad I tiene a la guerrilla en el departamento desmantelada en casi un 50 por ciento.

Así las cosas, la prioridad de la operación Libertad 1 se centrará en las capturas de William Antonio Marín, alias Hugo, comandante del frente 22; Janer Godoy Uribe, alias Adán Rodríguez, comandante del frente Reinaldo Cuéllar; Danilo Malaver, alias Jerson, comandante del frente 54; Neruht Reyes Peña, alias El Campesino, Ernesto Orjuela, alias Geovany, y Eliseo Miranda, alias El Boyaco, comandantes del frente 42, y Manuel Sierra, alias El Zarco, comandante del frente 53.

Cronología Entre junio y julio las tropas dieron golpes certeros y contundentes con capturas y dadas de baja de guerrilleros, sin embargo, el 4 de julio la operación Libertad I comenzó desvertebrar los frentes. Ese día, en la vereda Los Micos de Topaipí, fue dado de baja José Darío Canchi, cabecilla de finanzas de la columna Esteban Ramírez, que hace presencia en la zona de Rionegro.

Cabe anotar que esta columna, con más de 300 hombres, al mando de Marco Aurelio Buendía y alias Rumba, llegó al departamento por orden del Mono Jojoy luego de acabarse la zona de distensión con el fin de que apoyaran a los frentes 42, 22 y Policarpa Salavarrieta para lograr así una arremetida contra Bogotá.

El 20 de julio, en la vereda Corrales del municipio de Guaduas, las tropas del Ejército dieron de baja a alias Luis o Julián, considerado cabecilla de finanzas del frente 22 de las Farc, el cual hace presencia entre Ríonegro y Gualivá, mientras que el 27 de agosto, en la vereda Toquiza de Medina fue abatido Pedro Maturana, alias Cotoplo, segundo comandante de la cuadrilla Vladimir Stivel, que hace presencia en esa zona del departamento.

Pero los golpes no pararon ahí. El 14 de septiembre en la vereda Alto de Izacas de La Palma cayó Milton Tovar, segundo jefe de finanzas de la columna Esteban Ramírez.

Caen cabecillas Dos días después vendría un golpe contundente para las Farc. El 16 de septiembre, luego de unos enfrentamientos en la vereda Quitasol de Topaipí fue dado de baja alias Rumba, comandante de la columna Reinaldo Cuéllar, una célula de la columna Esteban Ramírez, la cual tenía como misión cometer actos terroristas en la vía Bogotá-Chiquinquirá.

Además, con esa columna Rumba adelantó acciones en las poblaciones de Paime, San Cayetano, Topaipí, El Peñón, Nimaima, Nocaima, Villeta, Utica, Albán, Puerto Salgar y Pacho.

Rumba llevaba 10 años en las Farc y era el hombre de confianza de Marco Aurelio Buendía, quien para esos días comandaba todos los frentes que hacían presencia en la parte occidental del departamento.

Las arremetidas continuaron y el 23 de septiembre en la vereda Cámbulos de Caparrapí cayó Andrés Pérez, alias El Peruano, segundo cabecilla del frente 22 de las Farc, quien fue dado de baja junto con otros dos subversivos que azotaban las poblaciones de Utica, Quebradanegra y la inspección de La Magdalena.

Un mes después, fue dado de baja otropez gordoi . En la vereda Llanocuesta del municipio de Pacho fue abatido José Abel Luengas alias Pablo Morillo, comandante del frente Policarpa Salavarrieta que hace presencia en la zona de Rionegro Según el general Castellanos, Morillo, quien llevaba 14 años en las Farc, fue el responsable del secuestro de monseñor Jorge Enrique Jiménez, obispo de Zipaquirá y del asesinato del alcalde de Topaipí y de cuatro concejales: tres de La Peña y uno de Vergara, además se le atribuyó la voladura de los puentes de Paso del Rejo y Charco Largo en Pacho.

Su accionar estaba centrado en las poblaciones de La Peña, Nimaima, Nocaima, Vergara, El Peñón, Pacho, Sibaté, Cogua y Zipaquirá. Una de sus principales misiones era la de minar los campos de esa zona cundinamarquesa y de hacer reclutamiento forzado en la zona de Gualivá y Rionegro. Dentro de los documentos que tenía en su haber tenía planes de ejecutar acciones en Pacho, El Peñón, Nimaima y Vergara.

Golpes contundentes Pero aunque han sido cinco meses de labores y de resultados. Entre el 31 de octubre y el tres de noviembre, el Ejército dio los más duros golpes a las Farc a tal punto que muchos se atreven a afirmar que hoy la guerrilla en Cundinamarca está debilitada.

Así, el 31 de octubre en la vereda Quitasol de Topaipí el Ejército propinó el mayor golpe de la operación Libertad I. Dio de baja a Marco Aurelio Buendía, considerado como el hombre de confianza del Mono Jojoy. Con él fueron abatidos otros ocho guerrilleros.

Buendía llevaba 18 años en las Farc e inició su accionar en Uribe (Meta), además fue miembro del Estado del Bloque Oriental (Embo). Se dice que llegó a Cundinamarca el primero de septiembre de 2001 y creó el bloque de occidente de las Farc que agrupaba a los frentes 22, 42, Policarpa Salavarrieta, Reinaldo Cuéllar y Esteban Ramírez, para cercar a Bogotá.

Minutos después, en la misma zona, fueron dados de baja Javier Gutiérrez, alias JJ, comandante de la columna Esteban Ramírez y Gustavo Lasso Céspedes, alias El Gatoi , segundo comandante de esa cuadrilla.

Gutiérrez llevaba 11 años en las Farc, gran parte de ellos en el frente 22 y fue el responsable del secuestro y asesinato de los esposos Bickenbach, de atacar un helicóptero que llevaba una remesa de 500 millones a Topaipí y de organizar células de las Farc en el occidente de Cundinamarca.

La muerte de Marco Aurelio provocó que el Mono Jojoy, en una comunicación interceptada, diera la orden de incrementar la arremetida en Cundinamarca. Según él, esa era una forma de honrar la memoria de Buendía.

Por tal razón, puso al frente de las acciones a Luis Alexis Castellanos, alias Manguera, hermano de Romaña, y comandante de la columna Manuela Beltrán.

Según pudo establecer el Semanario, el pasado 2 de noviembre, Castellanos se movilizaba hacia la zona del Sumapaz para reunirse con los miembros del Estado Mayor del Bloque Oriental. Todo parece indicar que Manguera se desplazaba desde San Luis de Gaceno hacia Chingaza y de allí al Sumapaz para recibir instrucciones de reorganización y una nueva estrategia de ataque, sin embargo, la Fudra lo interceptó en el sitio Paja Brava, del municipio de Ubalá en la región del Guavio, donde fue dado de baja junto con cuatro guerrilleros más que hacían parte de su escolta de seguridad, entre ellos su compañera sentimental.

Manguera nació en Medellín, tenía 27 años, llevaba 10 años militando en las Farc inicialmente en el frente 44. Bajo su mando cometió acciones subversivas en la provincia del Guavio y en los municipios de Villapinzón y Chocontá.

TESTIMONIO DE SUBVERSIVOS CAPTURADOS En medio de las acciones de la operación Libertad 1, tres miembros de la cuadrillaEsteban Ramírezi , perteneciente al frente 42 de las Farc, fueron capturados el pasado fin de semana por la Policía de Cundinamarca en Pacho, cuando se trasladaban en un bus intermunicipal desde San Antonio de Aguilera hasta Bogotá.

Los subversivos dijeron a las autoridades que tenían pensado vincularse al Programa de Reinserción de la Presidencia de la República y al momento de su detención revelaron la ubicación de una caleta, donde habían escondido material de guerra antes de emprender el camino de la deserción.

Dos de ellos, una de 20 años y otra de 16, hablaron con el Semanario y coincidieron en afirmar que la operación Libertad 1 tiene debilitados a los frentes guerrilleros en Cundinamarca.

La decisión de venirnos para acá la tomamos el sábado, pues nos vimos exterminados. Del Esteban Ramírez no quedábamos sino nosotros tres, que estábamos ubicados en San Antonio de Aguilera... El último grupo grande al que pertenecimos era de 25, pero todos han sido exterminados.. Ultimamente supimos de unos muertos en La Palma, de otros en El Peñón y de otros que mataron antes de dar de baja aMarco Aurelioi ... Lo que yo entiendo es que de los frentes 22 y 42 ya han matado a mucha gente. Eso lo decían los propios comandantes... La guerrilla ya no tiene futuro, porque el Estado le ha metido una represión muy dura... , relató Yenny, una de las subversivas de 20 años.

Mientras que la menor de 16 años dijo que se cansó de no recibir ningún tipo de sueldo. nos tenían engañados con esa parla de que si nos entregábamos nos mataba el Ejército o la Policía y que nos iban a golpear o que de pronto si ellos nos echaban mano también nos mataban... Entré engañada porque me decían que me iban a ayudar, que me iban a pagar un sueldo, que me iban a dejar ir a donde mi familia, pero no. Todo mentira... No todos tienen ganas de volarse, pero algunos han dicho que sí, que ya no quieren estar más allá... Mi cuadrilla estaba muy reducida por los operativos tan fuertes, que tienen debilitadas a las Farc Acciones de la Brigada 13 Pero la operación Libertad 1 no ha sido la única que ha arrojado resultados en el departamento. Las tropas y las unidades adscritas a la Decimotercera Brigada del Ejército también han dado golpes a las Farc.

Así, desde el pasado primero de enero hasta el 5 de noviembre pasado en dos mil acciones entre allanamientos, operativos y combates realizados en todo el departamento especialmente en las provincias de Gualivá, Rionegro y Sumapaz, este era el balance: Abatidos 96 subversivos Capturados 569 insurgentes Incautadas 201 armas largas y 344 armas cortas.

Decomisados 16 lanzagranadas y morteros Incautadas 944 granadas de fragmentación.

Incautadas 71.823 municiones, 481 proveedores y 235 equipos de comunicación.

Inmovilizados 167 vehículos.

Destruidos 49 campamentos.

Halladas 75 caletas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
8 de noviembre de 2003
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�