Paramilitar 'Martín Llanos' trasladó su imperio criminal a Bolivia

Paramilitar 'Martín Llanos' trasladó su imperio criminal a Bolivia

Según las indagaciones, restableció su grupo criminal en una zona rural de Santa Cruz.

Paramilitar 'Martín Llanos' trasladó su imperio criminal a Bolivia
30 de junio de 2011, 03:30 am

A miles de kilómetros de Monterrey, población del Casanare donde formó al lado de su padre y su familia un fortín paramilitar, 'Martín Llanos' trasladó el emporio criminal que hizo parte de la guerra en Colombia a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

Eso era un secreto hasta hoy. La captura en territorio boliviano, el lunes pasado, de sus primos Carlos Noel y Héctor Fabio Buitrago, en medio de la Operación Ares, comenzó a dejar el hecho al descubierto.

Los Buitrago, capturados justamente en Santa Cruz de la Sierra, dejaron en evidencia las andanzas del ex 'para', que no permitió que su grupo se desmovilizara en el 2005, y arreció la guerra con el reclutamiento de decenas de niños.

EL TIEMPO conoció detalles de la investigación que un grupo especial de la Policía desarrolla desde hace dos años y que, con el apoyo de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico de Bolivia, cerró el primer ciclo con la captura de los hermanos Buitrago.

'Martín Llanos', según las indagaciones, restableció su grupo criminal en una zona rural de Santa Cruz. Después de la ofensiva militar contra su organización en Colombia, entre el 2004 y el 2005, el antes jefe de las Autodefensas Campesinas del Casanare (Acc) buscó apoyos fuera del país.

El ex 'para', cuyo verdadero nombre es Héctor Germán Buitrago, habría dado tumbos en la búsqueda de refugio hasta que se contactó con un antiguo socio colombiano, que según las investigaciones le abrió las puertas en Bolivia. "Hace un año tuvimos su ubicación allá, pero escapó. Él se mueve por todo el cono sur y no tenemos dudas de que en la sombra se convirtió en un capo del narcotráfico", señala uno de los oficiales que le sigue los pasos.

Las primeras pistas sobre el capo en Bolivia se obtuvieron en el 2007, cuando se conoció una ruta para sacar droga que comenzaba en ese país y terminaba en Europa. Aunque el modo de operar era el de una organización de narcos corriente, hubo un dato que llamó la atención: una extraña migración de colombianos, de Meta y Casanare, hacia Santa Cruz de La Sierra.

Pero solo hasta el 2009, cuando los hermanos Carlos Noel y Héctor Fabio Buitrago salieron de la cárcel -luego de cumplir cuatro años de prisión- y viajaron a Bolivia, se cerró el círculo. "Las piezas se iban uniendo. Primero era 'Martín Llanos', luego sus primos y las personas que salían de Aguazul, Tauramena y Monterrey (Casanare) hacia Bolivia", dice un investigador.

Desde ese momento empezó una copiosa colaboración de las autoridades bolivianas y de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico para ubicar a los narcos.

"Sabemos que en los últimos cinco años entraron cerca de 3.000 colombianos a Santa Cruz de La Sierra para trabajar en los negocios criminales de Llanos", asegura un oficial de la Inteligencia colombiana. De hecho, en Bolivia, en el 2010, cayeron en medio de operativos contra los narcos 122 colombianos. Y en ese mismo año, 24 de 35 laboratorios destruidos pertenecían a la mafia de Colombia.

En una entrevista con el diario La Nación de Argentina, el director de la Fuerza Especial contra el Narcotráfico de Bolivia, Gonzalo Quezada, advirtió que "a raíz de que en Colombia aumentaron los controles, algunos integrantes del cartel del norte del Valle trasladaron su actividad a Bolivia".

Solo que quien en un primer momento se pensó era uno de los hermanos 'Comba', jefe de dicho cartel, resultó ser el buscado ex 'para' 'Martín Llanos', un objetivo central de las autoridades colombianas.

A Carlos Noel lo veían como un ganadero

Hace tres semanas empezó la 'cacería' final de los hermanos Carlos Noel -antiguo integrante de las autodefensas del Casanare- y Héctor Fabio Buitrago Vega. El viaje de la ex esposa y los hijos de Carlos Noel a Santa Cruz fue determinante para la captura. El lunes 27, la familia en pleno, incluido Héctor Fabio, salió rumbo al exclusivo restaurante La Casa del Camba.

Hasta allí fueron seguidos. Horas más tarde llegaron a un lava carros. Era la última estación de los Buitrago y fue cuando agentes bolivianos dieron el golpe. Durante más de ocho horas Carlos Noel Buitrago negó su identidad y se identificó con un documento a nombre de Freddy Mauricio Rodríguez López.

Solo cuando lo enfrentaron a huellas dactilares reconoció ser quien era. Era ya dueño de ocho propiedades en Santa Cruz, y según las autoridades, cambiaba cada tres meses de identidad, tenía varios conductores de confianza y 20 vehículos para moverse, entre estos camionetas Hummer.

En Santa Cruz de la Sierra lo identificaban como a un "ganadero próspero colombiano y un extraordinario empresario", según cuentan los investigadores.

'Hacen parte de una red internacional'

Los Buitrago se unieron con narcos de tres países

En diálogo con EL TIEMPO, el coronel Fernando Amurrio Ordóñez, director departamental antidrogas en Santa Cruz de la Sierra, señaló que han detectado un número significativo de colombianos vinculados al narcotráfico.

¿Cómo se dio la operación?

Ha sido un trabajo coordinado con personal que vino desde Colombia. A partir de esa visita se ha organizado un equipo de trabajo para hacer de manera continua seguimiento y vigilancia a todas las personas que conformaban este grupo.

¿Los colombianos capturados manejaban todo el negocio?

Integraban una organización de tráfico de drogas en las diferentes etapas del proceso: producción, tráfico, transporte y distribución. También estaban vinculados narcotraficantes de Argentina, Paraguay y África. Es una red grande que tiene nexos en muchas partes.

¿La investigación sigue contra otros colombianos?

Estamos indagando a otras personas. Vamos encontrando ciudadanos de diferentes nacionalidades, pero también muchos colombianos.

jinbed@eltiempo.com