Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Montecasino, la mansión de los Castaño, aún no reparará a las víctimas

Corte Suprema decidió que la propiedad no se entregará hasta que se decrete extinción de dominio.

Así lo decidió la Corte Suprema de Justicia luego de revisar en segunda instancia la apelación de la Fiscalía, que pedía que el predio fuera entregado a Fondo de Reparación de Víctimas.

Montecasino, la emblemática mansión de los Castaño, ubicada en el barrio El Poblado, de Medellín, fue ofrecida por alias 'Monoleche' en Justicia y Paz.

El alto tribunal decidió que el trámite se deberá llevar de forma paralela tanto en Justicia y Paz como en la Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscalía. Y que solo cuando se decrete la extinción puede definirse su envío al Fondo de Reparación.

Esta es la mítica casa quinta de la mafia en la que nacieron los 'Pepes' (Perseguidos por Pablo Escobar) y donde Carlos Castaño entrenó a los sicarios de Carlos Pizarro y de Bernardo Jaramillo, en 1990.

Como lo reveló EL TIEMPO, Montecasino, que tiene casi 30 mil metros cuadrados y está avaluada en unos 80 mil millones de pesos, sigue en manos de la familia Castaño Gil a pesar de que la justicia puso sus ojos en ella desde 1991 y de que en el 2007 pasó, por segunda vez, a la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).

Este caso es uno de los ejemplos de la falta de control que había en la DNE sobre bienes que están a su cuidado, y de la lentitud de la justicia para quitarles a los criminales sus fortunas.

La propiedad fue ocupada por la Fiscalía el 27 de julio del 2007, dentro de un proceso de extinción de dominio contra los Castaño, pero los actuales ocupantes -señalados testaferros de la familia- siguieron en la mansión gracias a un contrato de arrendamiento con una inmobiliaria de Medellín, designada por Estupefacientes.

Por un terreno que ahora la Alcaldía de Medellín pretende convertir en un pulmón verde -por su gran extensión-, acordaron pagar 10 millones de pesos mensuales de arriendo. Pero dejaron de pagar desde comienzos del 2008 y la deuda con la DNE alcanza hoy los 350 millones de pesos.

Esta semana, en una audiencia en el Tribunal Superior de Medellín, uno de esos arrendatarios, Evelio Gómez, reconoció que se ganaba la vida como obrero de la construcción y que desde 1989 los Castaño lo encargaron de esa casa.

Él, Adrián Moreno Giraldo y su esposa, Miryam Pulgarín, figuran como propietarios de los tres lotes contiguos que forman Montecasino.

En julio, cuando EL TIEMPO publicó la historia de la casa de los Castaño, la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía le ofició a Estupefacientes para que informara sobre el predio y su eventual entrega al Fondo de Reparación. Entonces, se descubrió que los testaferros no pagaban el arriendo y que la inmobiliaria no había informado de esa situación.

REDACCIÓN JUSTICIA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Justicia
Fecha de publicación
31 de mayo de 2011
Autor
REDACCIÓN JUSTICIA

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad