Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Un hombre murió tras lanzarse de una antena de 30 metros en Bogotá

El hombre se impulsó y se lanzó en la calle 166 con carrera 14A, a las 11:43 de la mañana.

Luego de tres horas y media de permanecer en la parte más alta de una antena de comunicaciones de 30 metros de altura, un vigilante decidió terminar con su vida, lanzándose al vacío.

El hecho se presentó en la mañana de ayer en la calle 164 con carrera 14A, en el norte de Bogotá. Según Javier Reyes, del Centro de Emergencias de Usaquén, el joven, identificado como David Leonel García, de 27 años, había intentado suicidarse horas antes en el conjunto residencial de Suba donde laboraba.

Desde las 8:15 a.m. del lunes el hombre estuvo sobre una antena de 30 metros de altura.

"Estoy triste", le decía David Leonel a través de un celular al grupo de especialistas que atendieron el caso. El joven pedía la presencia de una mujer llamada Carolina que, al parecer, era su ex novia, por lo que la Policía aseguró que la situación tendría que ver con una decepción amorosa. El vigilante también pidió cigarrillos y licor.

En el lugar se reunieron unas 50 personas para presenciar el hecho.

Desde abajo, las autoridades y los curiosos observaron cómo García, que vestía un uniforme de vigilante, se sentaba y se ponía de pie constantemente, haciendo equilibrio sobre una viga.

Uno de los testigos afirma que a eso de las 10:30 de la mañana David habló por celular y luego lo botó.

A las 11:00 a.m. el hombre se paró anunciando su decisión de lanzarse. Sin embargo, la Policía le pidió que se quedara quieto, que ya estaba en el lugar Carolina, quien al parecer era su ex novia. "Parece que se trata de un hecho pasional", aseguró la Policía.

No obstante, la Policía dijo que Carolina nunca llegó al sitio, sino que se lo hicieron creer para que desistiera de suicidarse.

A las 11:20 de la mañana David empezó a botar papeles de su billetera. Los rompió y los lanzó al vacío. Fue así como la Policía conoció su apellido y obtuvo su número de celular.

Luego, el coronel Álvaro Bermúdez, comandante de la Policía de Usaquén, lo llamó y trató, por todos los medios, de convencerlo para que no se lanzara. Aunque David García contestó, volvió a colgar.

Posteriormente, a las 11:25 de la mañana, este hombre, que según las autoridades es vigilante, lanzó una foto en la que aparecen dos niñas, que, al parecer, son sus hijas.

"No quiero ver a nadie", repetía a la Policía, por lo que a las 11:30 de la mañana las autoridades despejaron el lugar.

Una grúa del camión de bomberos estuvo trabajando para bajarlo.
Además, los organismos de socorro del Distrito intentaron brindarle apoyo psicológico y aplicaron un plan de contingencia.

A las 11:45 a.m., el vigilante se persignó, miró al cielo, tomó impulso y se lanzó al vacío.

REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
16 de mayo de 2011
Autor
REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad