Debate sobre reconocimiento del conflicto llegó a Twitter

Debate sobre reconocimiento del conflicto llegó a Twitter

El presidente de ONG Indepaz aclaró algunos conceptos y dudas que recorren la 'tuitósfera'.

11 de mayo de 2011, 05:00 am

El reconocimiento o declaración del conflicto armado en Colombia es un tema que no sólo calienta la discusión entre la clase política. El debate se ha llevado también al lenguaje de los trinos en las redes sociales.

Las preocupaciones sobre las consecuencias de tomar esta decisión, de gran importancia para la Ley de Víctimas, han mantenido conectados a los cibernautas desde que se abrió el debate.

El tuitero @alexquerubin asegura que “el conflicto armado, discrimina y limita la indemnización a las víctimas de la guerrilla y de los paramilitares”; además, expresa que habría una legitimación de los grupos armados que atacan al Estado.

@Paul_franck1 concuerda y agrega que “es darle estatus de beligerancia como ejército legal a las guerrillas. Desdibuja la institucionalidad y genera mala imagen al país”.

Por el contrario, @juangomezm01 afirma que “reconocer un conflicto interno es reconocer la realidad. El primer paso para superar algo es la aceptación”. De igual manera, @jordadoghell señala que “quien no reconoce los problemas, no los puede superar”.

Ante esto, Camilo González Posso, presidente de Indepaz, aclaró algunos conceptos. “La aceptación del estatus de conflicto armado no califica de beligerante, ni le da estatus especial o político a las fuerzas armadas irregulares o ilegales. Tampoco descarta la intervención de otros grupos definidos como narcotraficantes, mafias, paramilitares, bandas, etc.”.

A pesar de que el ex presidente Álvaro Uribe Vélez ha confirmado su oposición al reconocimiento del conflicto para referirse a los afectados de “grupos armados al margen de la ley”, la ONU y el presidente Santos, apoyado por la bancada del partido de la ‘U’, sostienen que Colombia sí vive esta situación.

¿Qué significa reconocer un conflicto armado interno?

Por su parte, @iascalea sostiene que este estatus significa “que el país esta dividido por un fondo político irreconciliable y muy próximo a la guerra civil”. González se ciñe a la definición que proporciona el Protocolo II, adicional al acuerdo de Ginebra, ratificado por Colombia en 1994.

“Se habla de ‘conflicto armado de carácter no internacional’ cuando un Estado es confrontado por una o varias fuerzas armadas irregulares en gran parte de su territorio, bajo la dirección de un mando responsable y que tienen bajo control una parte del territorio en el cual realicen operaciones militares sostenidas y concertadas”, precisó.

@Osmonsi advierte que la declaración del presidente Santos “significa aceptar que cualquier ayuda externa, como la de EE.UU., es una intromisión en asuntos internos”. Sin embargo, según el Derecho Internacional Humanitario, DIH, al aceptar la persistencia de un conflicto interno, no se niegan factores internacionales como el narcotráfico, cuya erradicación en el país ha sido apoyado por el Plan Colombia.

González Posso explica que “con el conflicto armado no se desconoce que los dineros del narcotráfico sirven a mafias, negociantes legales que se aprovechan del lavado de activos, autoridades corruptas, traficantes de armas, acaparadores de tierras y a las finanzas de guerrillas, paramilitares y bandas de delincuencia organizada que se aprovechan del contexto violento”.

Otras precisiones sobre el conflicto en Colombia

En días pasados el ex presidente Uribe pidió “no nivelar” a las fuerzas militares con las insurgentes. Ante esto González responde que los Estados que se someten al DIH “no fueron tan estúpidos como para proclamar normas dirigidas a su propia deslegitimación o a menoscabar su autoridad en el combate contra grupos armados disidentes, rebeldes o guerrilleros.”

Además, el presidente de Indepaz precisa que “el parágrafo 3 del articulo 3 del proyecto de ley, excluye a las víctimas de los paramilitares, narcoparamilitares o Bacrim que perpetran infracciones al DIH”. Por esta razón el especialista hace un llamado no sólo a reconocer el conflicto sino a eliminar dicho parágrafo.

Aún debe esperarse el desenlace de lo que será el documento final de la Ley de Víctimas. Como afirmó @cuimbo, “el reconocimiento de un conflicto interno no depende de si le conviene al país o no, depende de si es verdad o no”.