Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Así funciona el pantallazo de las cámaras 'caza infractores'

Las fotomultas se crearon con base en un sistema mundial conocido como 'Vigilancia Automática de Infracciones', pero no son efectivas por sí solas.

El nuevo sistema de comparendos electrónicos utilizando como testigo una cámara de alta resolución instalada en algunas intersecciones tiene contra la espada y la pared a infractores y ciudadanos de Bogotá. Para entender cuál es la idea de este nuevo sistema, hay que saber, en teoría, cómo funciona.

Las fotomultas se crearon con base a un sistema mundial conocido como 'Vigilancia Automática de Infracciones'. Esta herramienta hace parte de todo conjunto de soluciones tecnológicas creadas con el único fin de mejorar la operación y seguridad del tránsito y transporte. 

De acuerdo con la Sociedad Americana de Transporte, este sistema se define como "gente usando tecnología en transporte para salvar vidas, tiempo y dinero".

En teoría, las cámaras son una pequeña parte de todo un sistema inteligente, como el que actualmente está funcionando en diferentes partes del mundo como España y otras ciudades de la Unión Europea y Estados Unidos. 

De acuerdo con el Departamento de Transporte, de estos últimos los ITS (siglas en ingles de Sistema Inteligente de Transporte) deben incluir "los sistemas para la gestión de tránsito, la gestión del transporte público, el manejo de emergencias, la información a los usuarios, la seguridad y el control avanzado de los vehículos, las operaciones de vehículos comerciales".

Es decir que, en la práctica, funcionan en las ciudades donde todo el conjunto inteligente de tráfico organiza la ciudad. En estos casos, las cámaras son una mínima ayuda para atrapar los pocos infractores, pues el resto del tráfico fluye adecuadamente y los ciudadanos están muy  bien ordenados y coordinados. 

No basta con la foto
Para que la movilidad mejore, nO solo se necesitan las cámaras caza-infractores, sino un conjunto de herramientas tecnológicas como pantallas que le avisen al conductor por dónde debe cruzar, dónde hay intersecciones cerradas, en qué lugar está la boca del trancón, si hay accidentes, etcétera.

También son necesarios dos elementos que en Bogotá no han sido instalados: una segunda cámara que TOME la fotografía a la cara de la persona que está cometiendo la infracción para que sirva cuando el dueño del vehículo se declare 'no culpable'.

Lo segundo es una base de datos, en nuestro caso el RUNT, lo suficientemente eficiente como para saber que hay placas adjudicadas a carros de tránsito especial o trámites de traspaso en proceso, o simplemente para tener claro quién es realmente el dueño del vehículo y quien está cometiendo la infracción.

Como siempre, el Runt...
Los problemas que el RUNT ha presentado muestran cómo, efectivamente, es difícil a corto plazo convencer a las autoridades que el dueño del carro no cometió la infracción cuando efectivamente no lo ha hecho. 

Es por ello que  varias personas con permiso de transito por incapacidad han sido multadas por pico y placa, o algunas que obtuvieron un parte a pesar de que vendieron su vehículo hace mucho tiempo y su trámite de traspaso está en un largo proceso.
Igual es el caso del transporte público, pues por lo general el conductor no es el dueño del carro el que lo maneja.

Publicación
motor.com.co
Sección
Motor
Fecha de publicación
11 de marzo de 2011
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad