Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

La capilla de 'cáscara de concreto' del Gimnasio Moderno

La capilla de los Santos Apóstoles es un tesoro para estudiantes y vecinos de El Nogal.

Se inauguró en 1956, sus vitrales fueron traídos de Francia y es una de las diez maravillas del concreto.

El espíritu del fundador del colegio Gimnasio Moderno, Agustín Nieto Caballero, pervive en la capilla del Gimnasio de la carrera Novena con calle 74.

Hoy, los restos de Agustín, junto con los de su esposa, reposan al lado de la iglesia. Y tanto trabajadores como alumnos evocan al fundador del Gimnasio con el vitral de San Francisco de Asís, a la entrada de la capilla de los Santos Apóstoles.

"Él adoraba a los niños y a la naturaleza. Por eso puso ese ventanal a la entrada", cuenta Santiago Cortés, encargado de la capilla hace 22 años.

La Iglesia comenzó a ser construida en 1954 y fue inaugurada en marzo de 1956, según lo reseña un recorte de la publicación Intermedio: "Misa y Te Deum de acción de gracias hubo ayer. Una obra admirable de esfuerzo tesonero. El arte en vitrales franceses", reseñó Intermedio, el 19 de marzo.

Al arquitecto Juvenal Moya y al ingeniero Guillermo González Zuleta se les encomendó la labor de erigir la capilla con sus 1.477 ventanas (aproximadamente) compuestas de vitrales.

En opinión de Alberto Saldarriga, integrante de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, esta obra fue "audaz" y "original para su época". Además, utilizó un sistema de cáscaras de concreto de cinco centímetros, por lo que era como "coger papel y doblar" el concreto, añade el experto.

Precisamente, esta obra fue elegida como una de las 10 maravillas de concreto -igual que el edificio UGI-, en 2006, por la Asociación Colombiana de Productores de Concreto, Asocreto.

Según recuerda Saldarriga, Juvenal diseñó otras iglesias con una técnica similar -sistema de bóvedas de concreto- de Bogotá, como el Cantón Norte o la iglesia de la Salle.

'El aula de colores'

En días de sol, las paredes de la capilla brillan con cuadros azules, rojos, naranjas y amarillos, reflejo de los vitrales.

Los niños también conocen la iglesia como el 'aula de colores', pues allí reciben clases de coro.

Los vitrales, con escenas del nacimiento de Jesús, la Anunciación, el Bautismo y la Última Cena, entre otros, fueron realizados por el francés Jean Barillet e importados a Bogotá.

El vitralista Mauricio De-Irisarri ha reparado en contadas veces los ventanales. "Toda la vida estudié ahí y nunca me imaginé que los iba a restaurar", cuenta Mauricio, al tiempo que explica que casi siempre un balonazo de los estudiantes en la cancha aledaña rompe los vitrales.

Las celebraciones en la capilla de los Santos Apóstoles

Al ritmo de violines y trompetas, el grupo de mariachis contemporáneo de William Guevara interpretó canciones como 'Señor, ten piedad de nosotros', 'Aleluya, Aleluya' y otras de despecho, como 'Yo soy la María' o 'Usted es un mal hombre', para darle el último adiós a Helenita Vargas 'la ronca de oro', el jueves pasado.

Amigos, admiradores y familiares de la cantante le dijeron hasta pronto ese día, en medio de niños curiosos que se preguntaban por qué estaba tan llena la capilla.

Santiago Cortés, encargado de la Iglesia, cuenta que ha visto pasar por allí con frecuencia figuras de la farándula para exequias, bodas y bautizos; al igual que exalumnos del colegio. En otras ocasiones, Cortés también ha sido testigo de escenas no muy festivas: "He visto novias a las que dejan plantadas", recuerda.

Ya que la capilla depende de la parroquia de la Porciúncula, quienes estén interesados en celebrar su matrimonio en el Moderno deben tramitar en la parroquia de la calle 72 los documentos pertinentes. Se debe realizar el mismo procedimiento para bautizos.

Para solicitar una misa exequial puede llamar al teléfono 212 1636 ó 540 1888 Ext.104.

Los recursos obtenidos por la capilla son donados a la Fundación Emilio de Brigard, para procesos de formación, financiamiento y trabajo social en el colegio que tiene el Moderno por concesión: el Instituto Educativo Distrital Sabio Caldas, en Ciudad Bolívar.

La iglesia está abierta para todo público los domingos al mediodía y a las 7:00 p.m.

Adicionalmente, en el exterior de la iglesia se instalaron cenizarios con vista a los árboles del Gimnasio. Estos osarios también recibieron premios por su elaboración: el Cemex (internacional) y el galardón 'Karl Bruner Diseño Urbano y Paisajismo', en la XXI Bienal colombiana de arquitectura, en 2008.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
17 de febrero de 2011
Autor
REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA

Publicidad

Paute aqu�