Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

En Medellín, las mujeres maltratadas se van a otra casa durante mes y medio para curarse

Este método es único en el país. Solo el año pasado hubo 6.200 denuncias de maltrato en la ciudad. Testimonio de mujer que dejó a su marido.

"La primera vez que me pegó, llevaba dos meses de haber tenido mi primer hijo. Estaba en la cocina y llegó a pelearme porque el niño lloraba mucho. Le dije que no era mi culpa y me respondió con un puño en la cara".

Lo único que la joven madre que da este testimonio alcanzó a hacer ese 30 de septiembre de 1998 fue salir corriendo de la cocina para encerrarse en una pieza a llorar.

A sus 17 años y después de un noviazgo que no alcanzó a durar seis meses, comenzaba a vivir el maltrato del hombre que la enamoró con paseos a parques de Medellín y que luego de quedar embarazada la llevó a vivir a la casa de sus padres con promesas de amor eterno. Pero la mantuvo presa del miedo durante casi toda su adolescencia y juventud.

Hoy, a sus 24 años y mientras trata de contener las lágrimas que se apoderan de sus ojos negros, relata su odisea lejos del hombre que la maltrató. Lo hace en medio del paisaje rural de un hogar en las afueras de la capital antioqueña que no es el suyo, pero que desde hace mes y medio es su refugio para escapar del maltrato.

Allí llegó junto con sus dos hijos, de 3 y 7 años, gracias al programa ¿Hogares de acogida¿ que lidera la Secretaría de Metromujer de la Alcaldía de Medellín. El proyecto, pionero en el país, ofrece a mujeres maltratadas como ella la oportunidad de vivir mes y medio de forma secreta en uno de los hogares de 10 familias paisas.

"No aguanté más el maltrato. Tenía que irme, abandonar esa vida. Respirar otro aire lejos de los golpes y las peleas", dice la joven madre y las lágrimas se le desgajan mientras se aferra a la mano de la mujer de 36 años que le abrió las puertas de su casa.

Es separada y tiene dos hijos de 7 y 9 años. "Nunca recibí un golpe de mi marido ¿dice la madre del hogar ¿adoptivo¿¿, pero sé lo duro que es para una mujer ser maltratada. Por eso, abrí mi hogar para ayudar".

Cuatro años de humillaciones

"¡Me hacés callar ese niño. Solo para esos servís!". La frase que le gritaba su esposo aún le suena en el corazón a la madre que buscó refugio.

"Cada semana llegaba borracho y me decía eso. Después me pedía perdón y yo le creía", recuerda mientras explica que no lo denunciaba porque pensaba que iba a cambiar.

Ni los padres de él, ni dos de sus hermanos que vivían con ella en una casa alquilada en el barrio Buenos Aires, en el nororiente de Medellín, la defendían.

Así se mantuvo durante cuatro años. Solo la llegada de su segundo hijo, en el 2002, calmó temporalmente la situación. Pero los golpes volvieron acompañados de frases humillantes.

"Me decía que estaba gorda, fea. Que se iba a conseguir una vieja que le pagara 100 mil pesos mensuales por sexo para mantenernos", dice y baja su mirada para relatar por qué decidió acabar con todo su sufrimiento.

"No aguanté más. La Semana Santa pasada me traté de suicidar con un cuchillo, pero no fui capaz por mis hijos. Me sentía miserable, sin dignidad. Por eso decidí buscar ayuda".

Casi se devuelve

Al principio las cosas no fueron fáciles. "No conocía a la señora que me iba a recibir. Tenía miedo y estuve a punto de devolverme".

Los primeros días se quedaba encerrada en su cuarto. Cada noche lloraba.

"Pensaba que en cualquier momento se me iba a aparecer mi marido. Mis hijos me culpaban por abandonar a su papá".

Pero los días y la ayuda sicológica de la madre que la recibió, capacitada por el programa, comenzaron a dar sus frutos.

Salió de su cuarto y empezó a ayudar en los quehaceres del hogar ¿prestado¿, a llevar a sus hijos a la escuela y a salir a reuniones con algunos amigos de la familia donde está.

"Empecé a hablar de mis cosas, a sacar todo ese trauma que llevaba dentro. Hasta mis hijos se hicieron amigos de los niños de esta casa y se acostumbraron a la nueva vida", sostiene.

Por eso hoy está tranquila. Aunque sabe que está a punto de cumplir la terapia en este hogar-refugio¿, no le asusta volverse a encontrar con el hombre que la maltrató y mucho menos cree que volverá a vivir la vida que la obligó a dejar su hogar.

"No sé que va a pasar cuando salga de acá. Voy a vivir con una tía y espero encontrar trabajo. Pero esto me ayudó a ver la vida de otra forma y a tener claro que no voy a volverme a dejar maltratar".

Así son los ¿Hogares de Acogida¿

l programa ¿Hogares de Acogida¿ de la Alcaldía de Medellín cambió el modelo de atención a mujeres maltratadas, que antes se hacía en casas refugio para 20 personas en las afueras de la ciudad.

Según la subsecretaria de Metromujer, Flor Marina Díaz, ese modelo resultaba poco rentable ante el ambiente artificial que se formaba en las casas refugio.

Por eso, dice Díaz, se optó hace tres meses por buscar hogares donde una familia acoge a una mujer que ha sufrido maltrato con el fin de brindarle un ambiente amable para salir del trauma.

Solo en el 2005 en Medellín se registraron 6.200 casos de maltrato a mujeres.

"Todas reciben apoyo sicológico, social y jurídico. Pero no pretendemos romper el vínculo familiar sino proteger sus vidas cuando hay riesgo", asegura Díaz.

Las familias fueron elegidas por su buen ambiente interno y por no tener problemas de violencia.

Para evitar conflictos, las familias no tienen hijos mayores de 14 años. Además, todos sus miembros fueron capacitados 15 días en apoyo sicológico y manejo de personas con traumas por maltrato.

Así llegan a los 'Hogares de acogida'

  • Por Inspecciones de Policía, Fiscalía y denuncias a la línea de emergencias de Medellín, 123, la Subsecretaría de Metromujer identifica a las víctimas de violencia intrafamiliar.
  • Luego de una ayuda sicológica se les ofrece el programa ¿Hogares de Acogida¿. Si la mujer acepta, se inicia el proceso con un acompañamiento a su nueva casa.
  • Allí pasan mes y medio, pero tienen la libertad de volver a su hogar cuando quieran. Además, se les vincula a cursos de artes y oficios del Sena para que tenga una alternativa de trabajo.

Cifra

900 mil pesos recibe la familia que acoge en su casa a la mujer maltratada. El dinero es para la manuntención. Por cada niño, la Alcaldía entrega 275 mil pesos. Además, reciben la visita permanente de sicólogos y especialistas que evalúan los avances del proceso.

JUAN DAVID CORREA L.
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MEDELLÍN

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
11 de julio de 2006
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: