Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Estas son las drogas que se mueven en la rumba brava

Conócelas para que no caigas en esta trampa, a veces mortal.

Pastillas rendidas con laxantes para animales, medicamentos de control, bazuco y hasta escopolamina es lo que les están vendiendo a 'anfitriones' de fiestas, jóvenes y aquellas mujeres recién divorciadas que quieren vivir experiencias 'únicas' por 'éxtasis' o 'X; mezclas bomba que pueden ser más peligrosas para el organismo que la original. A ello se le suman tampones femeninos con alcohol e inhalantes como el Dick y el Lady D o 'popper de los ricos'.

Según cifras del Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas, unas 55 mil personas en el país admitieron haber consumido drogas de síntesis (hechas en laboratorio) el último año. La alarma se enciende al conocer la investigación científica que realizó la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) sobre la composición del éxtasis que se comercializa en 104 puntos de Bogotá: "Encontramos que a los compradores de éxtasis no les venden la droga verdadera, sino comprimidos de todo tipo, como medicamentos para el corazón, purgantes para animales, de control especial para enfermos mentales, para la gastritis, desinflamatorios, antihistamínicos y hasta cocaína y bazuco; todos combinados en una misma pastilla", afirma el químico* de la DNE.

¿El resultado?

Así como en algunos casos las pastillas pueden ser inofensivas, "unas estaban rendidas con laxante y cafeína y solo contenían 0,1 por ciento de éxtasis; lo que no es tan grave... una pastilla para la diarrea, otras tenían cocaína, bazuco, morfina o escopolamina; lo que representa un peligro mayor para el organismo y porque los pueden seguir para robarlos o cometer otros delitos", explica el químico.

Aunque la marihuana es la sustancia ilícita que más se consume en el país, las drogas de síntesis como éxtasis o pepas, el LSD o trip y Crystal o metanfetaminas son las más asociadas con la rumba por sus efectos estimulantes y eufóricos. Según un estudio sobre Consumo de drogas sintéticas en la población universitaria, realizado por la Comunidad Andina, los colombianos son los mayores consumidores frente a Bolivia, Ecuador y Perú. El 29 por ciento de los entrevistados declaró que les resultaría fácil conseguir éxtasis.

¡Estar alerta!

Así mismo, el director de la Policía, general Óscar Naranjo, explicó recientemente a EL TIEMPO por qué este problema es una gran amenaza: "Las autoridades vamos a ser incapaces de ir revisando la cartera de cada ciudadano para constatar si lleva droga sintética" y su uso ha crecido debido a que, continúa el general, "ese tipo de consumidor deja de ser vergonzante; no tiene que esconderse. Basta con ingerir un comprimido. Eso le genera cierta paz social. Las otras drogas -fumar marihuana, aspirar cocaína o inyectarse- producen vergüenza social".

Algo que también se vuelve preocupante, según la doctora Nancy Becerra, terapeuta en adicciones y directora del Departamento de promoción y prevención en la Fundación La Luz, es que "los adolescentes, sin distinción de estrato, están inhalando aerosoles, pegantes, aromatizantes, como el Dick, un líquido para limpiar computadores, y el Lady D (también llamado popper de los ricos), un anestésico local". Estas dos últimas sustancias se las aplican en los puños de sacos y camisas, o en pañuelos, y al momento de inhalarnos nadie se da cuenta. Son fáciles de conseguir por su precio y porque son productos legales que se utilizan con otros fines. Otro punto grave "es que los mismos adolescentes están estableciendo un 'microjibarismo' en los colegios vendiendo este tipo de productos", añade la doctora Becerra. Otro de los métodos que se están volviendo populares es el uso vaginal o anal de los tampones con alcohol, ya que reduce el tiempo en que se produce el efecto y esconde el tufo, esto puede deteriorar los tejidos y producir irritaciones e infecciones en las personas que lo usan.

¿Qué son y cómo las reconozco?

LSD O Trip. Es el ácido lisérgico, sustancia alucinógena y distorsionadora del sistema nervioso central. Su consumo abusivo produce episodios de pánico y desarrolla paranoias parecidas a las de la esquizofrenia. Son cuadritos de papel de aproximadamente 5 milímetros, con diseños de caricaturas o arte en los que se pone una gota de ácido.

Cocaína. Es un estimulante físico y emocional. Al inhalarse destruye el cartílago de la nariz y degenera la zona respiratoria. Altera el ritmo cardiaco y su sobredosis llega a producir muerte por paro cardiaco. Es un polvo blanco, lo venden en bolsita transparente o depositado en pequeños rectángulos de papel.

Éxtasis. estimula los sentidos y la percepción mental. La persona se deshidrata, el cuerpo se calienta dos veces más y aumenta la actividad cardiaca. Puede llegar a producir un derrame cerebral. Es una pastilla de cualquier color y usualmente tiene sellos marcados.

Metanfetaminas. Son estimulantes muy potentes. Con su consumo excesivo la persona deja de reaccionar a los estímulos de la mente. Son pastillas o rocas que venden como rocas cristalizadas y pueden ser inhaladas, chupadas o fumadas.

Popper. Se vende en botellas pequeñas de color ámbar, como si fueran limpiadores de muebles o aromatizantes. Produce dilatación de los esfínteres y alto grado de histeria y euforia.

¡Recién divorciadas, víctimas más fáciles!

Sin distinción de edad (30, 40 o 50 años) ni estrato (cuanto más alto, mejor), crecen los casos de mujeres que, sumidas en la tristeza por una dolorosa separación, se lanzan a buscar experiencias 'emocionantes' y caen en la tentación de probar drogas alucinógenas y estimulantes, ofrecidas por sus amigas e incluso familiares que intentan 'ayudarles' a superar la pérdida. La realidad es otra: terminan envueltas en atracos, violaciones y estados que comprometen seriamente su salud.

¡Acércate a tus hijos, sobrinos, hijastros... !

La doctora Becerra, de la Fundación La Luz, recomienda estar alerta por si se presentan o repiten más de dos de estos factores:

Cambio de actitud a que la familia conozca quiénes son sus amigos y siempre tiene citas donde nadie sabe, de un momento para otro.

Cambio de apetito. Cuando se usan estimulantes como la cocaína y la heroína, baja el consumo de alimentos, adelgazan y se ven ojerosos.

Exceso de sueño y periodos de mucha hambre, cuando fuman marihuana.

Deterioro a nivel personal y de su habitación.

Se pueden tornar agresivos.

Cuando llegan a la casa supuestamente cansados de la rumba y todavía siguen despiertos, es efecto del éxtasis.

Así mismo, asegura que los padres deben ser orientadores firmes, sin amenazar a los adolescentes. "Aclarar las reglas de la casa, supervisar los horarios, no permitir que todas las veces después de la rumba, se queden en la casa de otros amigos porque no existe un control de cómo llegan, y hacer sentir a los hijos que en su casa los amigos son bienvenidos para poder conocerlos", explica la doctora Becerra.

Para saber más: Dirección Nacional de Estupefacientes ¿ Policía Nacional de Colombia ¿ Fundación La Luz, en Bogotá, Cali, Medellín y Chinauta.

*Por seguridad el entrevistado prefiere omitir su nombre.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
12 de noviembre de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad