Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Víctimas de cirugías estéticas mal practicadas ya tienen una fundación que les da asesoría

En cuatro años, cinco personas han muerto por estos procedimientos en Bogotá.

Aunque su esposo y sus tres hijos le insistieron varias veces en que no tenía la necesidad de someterse a una cirugía estética, Luz Amanda Ruiz Camacho, de 41 años, decidió hacerse una liposucción para bajar de peso.

Desde octubre del año pasado la enfermera, que trabajaba desde hacía cinco años en un hogar geriátrico ubicado en Chía, empezó a buscar clínicas para someterse al procedimiento estético.
"Buscó en Internet y en varias revistas hasta que encontró un centro quirúrgico en el norte", dice Élber Gamboa, compañero sentimental de la mujer.

Con mucho esfuerzo la pareja reunió los seis millones de pesos para la cirugía, que se llevó a cabo el pasado 30 de junio a las 6:40 a.m.

Horas después de la liposucción, Luz Amanda Ruiz fue llevada por su propio esposo hasta su vivienda del barrio Candelaria la Nueva, en Ciudad Bolívar. "Mi esposa sentía mucho dolor en todo el cuerpo. Llegamos a la casa a las 8 p.m. Ella pasó una mala noche pese a que le di un medicamento costoso que le recetó el médico, pero a las 6:30 de la mañana del día siguiente falleció. Unos paramédicos la reanimaron por 40 minutos pero al final no pudieron hacer nada. Ellos me dijeron que mi esposa tenía mucha agua en los pulmones y no descartaron que hubiera sido víctima de un mal procedimiento quirúrgico, porque eso no era normal", señala Élber Gamboa, quien gastó tres millones de pesos más en costos adicionales a la cirugía.

El esposo de la mujer dice que el cirujano que atendió a su esposa no le ha querido dar la cara y que simplemente le dijo por teléfono que iba a dejar el asunto en manos de un abogado.

Este caso es uno de los cinco por muerte que se han presentado en Bogotá en los últimos cuatro años por cirugías estéticas mal realizadas, según la Secretaría Distrital de Salud (SDS).

Justamente una víctima de un tratamiento para adelgazar, que sufrió graves complicaciones de salud por ingerir un producto promocionado en una revista, tuvo la idea de crear en enero de este año la Fundación Víctimas de la Mala Estética. "Desde mi conocimiento como abogado y a raíz de mi propia experiencia y de varios casos de clientes que resultaron afectados por estas prácticas, concluí que había un vacío en la asesoría a las víctimas de las cirugías mal hechas", señala Cristian Gutiérrez, quien nunca recibió una respuesta satisfactoria por parte de los productores del té que consumió con la intención de reducir su peso.

Por eso, en compañía de un abogado, de un psicólogo y de tres médicos de la Sociedad Colombiana de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos, decidieron prestar orientación gratuita a personas afectadas por estos casos y a familiares de personas que murieron como consecuencia de una cirugía estética. "Hasta el momento llevamos 30 casos no sólo en Bogotá sino en distintas partes del país", afirma el director de la fundación, que tiene un blog en Internet (victimasmalaestetica.blogspot.com) para quienes quieran contactarlos.

Investigaciones por cirugías mal hechas

Según la Secretaría de Salud (SDS), en Bogotá hay registradas 121 Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) quirúrgicas de cirugía plástica y 119 de consulta externa de cirugía plástica, en donde se pueden prestar servicios médico-quirúrgicos enfocados a la estética. La entidad desconoce cuántos centros ilegales existen en la ciudad, justamente porque operan en esta condición.

La entidad señala que actualmente existen 8 investigaciones y 39 quejas en proceso sobre IPS o establecimientos donde se prestan servicios médico-quirúrgicos de estética, principalmente por fallas en la calidad del servicio, idoneidad profesional y fallas en las normas de bioseguridad.

Según la Ley, el incumplimiento de las disposiciones consagradas para cosmetólogos y centros de estética generará la imposición de las respectivas sanciones, tales como amonestación, multas, suspensión de la personería jurídica y cierre temporal, entre otros.
Las multas van de uno a 1.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

CARLOS GUEVARA
REDACTOR DE EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
16 de julio de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad