Una bebé muerta y dos desaparecidos dejan emergencias por lluvias en Barranquilla

Una bebé muerta y dos desaparecidos dejan emergencias por lluvias en Barranquilla

Más de 25 barrios inundados es el saldo de un aguacero que se prolongó por más de cuatro horas.

12 de julio de 2010, 05:00 am

Isamar Martínez tenía en sus brazos a su sobrina Lauris Paola, de seis meses de nacida, cuando las aguas irrumpieron en su casa del barrio Ferrocarril del municipio de Soledad (Atlántico), reventaron una pared, y luego le arrebataron a la pequeña, la primera víctima confirmada luego de los estragos causados por las lluvias que cayeron ayer sobre Barranquilla y parte de su área metropolitana.

Más de cuatro horas duró el aguacero que sólo en la capital del Atlántico dejó más de 25 barrios y centenares de viviendas inundadas, según uno de los primeros reportes entregados por Guillermo Sirtori, jefe de la Oficina Distrital de Atención y Prevención de Desastres.

Es por esto que tuvo que activarse de manera extraordinaria el comité local de emergencias que en la tarde de ayer resultó insuficiente ante tantas emergencias reportadas.

Hasta el cierre de esta edición estaba confirmado que dos personas más estaban desaparecidas, uno con la identidad de Jaime Salazar, quienes habrían sido arrastrados por el arroyo de la carrera 21 en Barranquilla.

"Se desbordaron arroyos canalizados y no canalizados, casas en el suelo, entre otras situaciones. La Situación es bastante grave", dijo Sirtori.
 
Con 17 y más de 50 viviendas derrumbadas, fueron los barrios Simón Bolívar, La Sierrita y Santo Domingo,   los más afectados, por lo que muchos de sus habitantes recurrieron a bloquear vías con los pocos enseres que les quedaron. Reclamaban que las ayudas llegaran lo más pronto posible, pero por más que se realizaban esfuerzos por parte los organismos de socorro, la reacción no fue inmediata.

En el corregimiento de Juan Mina y el barrio San José también quedaron bajo las aguas 70 y 50 viviendas respectivamente.

El represamiento de las aguas y la poca capacidad para evacuarlas fueron las razones por las que se presentaron tantas emergencias en el día de ayer, según dijo Jorge Fernández, de la defensa civil.

José Zapata, alcalde de Soledad, reportó que por lo menos todo el nororiente del municipio estaba bajo las aguas que alcanzaron hasta 60 centímetros de alto.

"Nos toca esperar a que bajen las aguas para determinar los verdaderos daños", dijo el mandatario.

Soledad 2000, Los Girasoles, Ferrocarril, La ilusión y el Oasis, fueron unos de los barrios más afectados de Soledad.

El municipio de Malambo no escapó de la emergencia. En el sector conocido como las tablitas otras 20 viviendas resultaron inundadas. Hoy llegarán motobombas para atender la emergencia.
Evaristo Jiménez, de prevención y desastres de la gobernación, anunció que a las familias afectadas toca  reubicarlas.

ANDRÉS ARTUZ FERNÁNDEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA