Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Compañía francesa hace perforaciones en Tota para saber si hay oro negro en esa región boyacense

La empresa Maurel & Prom trabaja en la perforación del pozo Bachué 1 en el sector Mongatá, vereda El Yobal, de Tota, para determinar si allí hay hidrocarburos.

Gran expectativa hay en el municipio de Tota por los trabajos que se adelantan para buscar petróleo en esta población.

Desde agosto del año pasado, cuando se iniciaron las pruebas de sísmica en la zona, se empezó a hablar de la posibilidad de la presencia de hidrocarburos en el subsuelo de esta localidad.

Las pruebas de sísmica, que también se realizaron en los municipios de Aquitania, Cuítiva, Iza, Pesca y Toca, arrojaron resultados que prevén la existencia de hidrocarburos en Tota.

Basada en los resultados de la sísmica, la compañía que adelanta el proyecto en la zona, la firma francesa Maurel & Prom, dio paso a una nueva fase en esta exploración o prospección petrolera.

En el sector Mongatá, de la vereda El Tobal, a unos cuatro kilómetros del lago de Tota, se construyó una plataforma para instalar un taladro con el que se perforará el pozo Bachué 1.

En la vereda Romero se implementará otra plataforma con la intensión de perforar un nuevo pozo. Estas perforaciones permitirán establecer si en el subsuelo de Tota existe petróleo, gas o agua y las posibles reservas de estos elementos.

Así las cosas, hasta el momento solo existen indicios de un posible yacimiento mineral.

Sin embargo, el montaje de la plataforma en Mongatá tiene ilusionados a los habitantes y a las autoridades de Tota, que ven en este proyecto una posibilidad de obtener mayores recursos para la población.

El municipio ya se ha visto beneficiado por este proyecto: la compañía operadora le pagó 120 millones de pesos por la fase de la sísmica.

El personero de Tota, Alex Cely, explicó que inicialmente la empresa había ofrecido ocho millones de pesos por vereda, lo que equivalía a 80 millones de pesos.

"El municipio le solicitó a la compañía que apoyara la compra de un bus escolar para el servicio de toda la comunidad estudiantil, el cual costó cerca de 166 millones de pesos. La petrolera aportó 120 millones y el resto lo dio la Alcaldía", precisó Cely.

Así avanza el proyecto

Según conoció Boyacá 7 días, los trabajos de prospección petrolera que se adelantan en Tota están amparados en una antigua licencia ambiental que le otorgó el Ministerio de Ambiente a la firma Hocol, que en ese momento era filial en Bogotá de la francesa Maurel & Prom.

Hocol, que fue adquirida el año pasado por Ecopetrol, le cedió la licencia a la empresa Maurel & Prom, que es la operadora del proyecto.

Maurel & Prom contrató a la compañía colombiana GSS (Geofísica Sistemas y Soluciones S.A.) para que realizara la sísmica en la región.

La empresa Camel Ingeniería y Servicios Ltda. Fue la encargada de construir la plataforma en el sector de Mongatá.

Esta compañía presta servicios profesionales en las áreas de ingeniera ambiental, civil y de petróleos, entre otras. Cuenta con una sede en Yopal (Casanare).

El contrato de la perforación del pozo Bachué 1 lo ejecutará la empresa Saxon de Colombia. La compañía Incon S.A. es la encargada del Plan de Manejo e Impacto Ambiental.

Corpoboyacá le otorgó una concesión de aguas para uso industrial a Maurel & Prom.

'No habría riesgo para lago de Tota'

Por estar tan cerca el pozo Bachué 1 al lago de Tota, hay quienes temen que este recurso hídrico se pueda contaminar en caso de que se encuentre petróleo en el área.

Boyacá 7 días consultó al respecto al director de la Escuela de Ingeniería Geológica de la Uptc, Héctor Fonseca.

"Las exploraciones petroleras conllevan unos ensayos puntuales lineales. Después se hace una perforación que es tan puntual que no tiene influencia en los acuíferos", dijo el ingeniero Fonseca.

Agregó que si el pozo Bachué 1 está a unos cuatro kilómetros del lago de Tota, él no le ve incidencia sobre el embalse natural.

Explicó que en esa zona la profundidad de la perforación debe ser superior a los 1.000 metros para encontrar crudos pesados. El subdirector de Gestión Ambiental de Corpoboyacá, Jorge Morales, indicó que por la topografía del terreno no se vería perjudicado el lago.

Agregó que se viene haciendo seguimiento a este proyecto.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
26 de abril de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad