Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Padrastro de los menores de 8 y 13 años asesinados en Mistrató (Risaralda) se declaró culpable

La madre biológica de los menores se declaró inocente frente a lo sucedido y decidió callar ante las declaraciones de su pareja y el testimonio de un vecino.

En la audiencia de garantías realizada ayer por la Fiscalía 32 seccional de Belén de Umbría a las 4:30 p.m., Jhon  Fredy Ortiz Giraldo, padrastro de los menores Juan Pablo y Lisbey Echeverri, de 8 y 13 años respectivamente, aceptó los cargos por homicidio agravado y espera la sentencia del juez en la cárcel La 40 de Pereira, a donde fue trasladado luego de la audiencia.

Por su parte, Martha Luz Echeverri, madre de las víctimas, no aceptó los cargos por complicidad de los que fue señalada. Su abogado defensor explicó que conforme como ocurrieron los hechos, ella guardará silencio a la espera de la decisión de la Fiscalía sobre su privación de la libertad. Al terminar la audiencia, fue trasladada a la cárcel de mujeres La Badea en Dosquebradas, mientras la Fiscalía empieza el juicio individualizado de la mujer con la recolección de más pruebas que expliquen su participación en el homicidio.

El testimonio de un vecino de la familia Echeverri fue clave para aclarar los hechos ante la Fiscalía. Diego Fernando Taborda declaró que hace días Ortiz estaba disgustado con los menores y le decía que esos niños le estaban robando el oro porque ya no conseguía obtener nada del río San Juan, al mismo tiempo los amenazaba con que los iba a 'picar'. Taborda fue testigo de las agresiones que sufrieron los dos menores, pero solo con el hallazgo de  los cuerpos de las víctimas decidió hablar con las autoridades. Declaró además que la madre le dijo que tiraron los niños al río, para no verlos y así estar tranquila.

Los menores fueron reportados por su madre como desaparecidos desde el jueves 15 de abril, en la vereda Puerto Nuevo, del corregimiento de San Antonio del Chamí, en Mistrató.
El cuerpo del niño fue hallado el pasado domingo, a orillas del río San Juan. El lunes, mientras que en Belén de Umbría se cumplía el sepelio del menor, los organismos de rescate encontraron el cuerpo de la niña, quien presentaba heridas ocasionadas con arma blanca.

La detención de los sindicados del crimen se produjo en Belén de Umbría el pasado martes, en cumplimiento de una orden de captura emanada por el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Mistrató, por el delito de homicidio agravado. El hombre, de 36 años, con antecedentes penales por el delito de acceso carnal, habría inducido a la madre, de 32 años, para que los niños fueran sacrificados como ritual, ya que el sujeto pertenece a una secta religiosa y, según él, pretendía purificar las almas de los dos menores, incurriendo en el maltrato, abuso y posterior homicidio de los niños.  

PEREIRA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
21 de abril de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�