Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Mockus y Fajardo comenzaron a hablar para unirse

Los candidatos llegaron a un principio de acuerdo para ir unidos a la primera vuelta presidencial.

El propio Sergio Fajardo (de Compromiso Ciudadano por Colombia) confirmó la noticia a EL TIEMPO. Dijo que "las puertas están abiertas para encontrarnos" y que en todo caso será "coherente" con el proceso vivido.

Argumentando que tiene que ser "discreto, porque la situación se lo obliga", Antanas Mockus (del Partido Verde) se rehusó de manera radical a expresar cualquier concepto por temor a que el proceso se afecte.

Otras fuentes cercanas a ambos (Mockus y Fajardo) confirmaron que "el acuerdo está avanzado".

Los detalles están por construirse, pero su desarrollo está en marcha. Hay buena disposición de las partes.

Sería una especie de fusión de sus campañas, sus programas y sus equipos de trabajo.

Está prácticamente descartado que Fajardo sea la fórmula vicepresidencial de Mockus.

No se va a hablar de "adhesión", advirtió una de las fuentes.

EL TIEMPO pudo confirmar que Mockus y Fajardo se reunieron ya durante varias horas y establecieron las bases para esa aproximación. Habrá nuevos encuentros en la agenda para las próximas horas.

La primera fase de este proceso tendrá que estar finiquitada a más tardar el próximo lunes, cuando vencerá el plazo para la inscripción de las fórmulas vicepresidenciales. La de Mockus es la única que falta.

También está claro que ni Enrique Peñalosa ni Lucho Garzón, quienes se disputaron la candidatura presidencial de los Verdes con Mockus, serán candidatos a la Vicepresidencia.

Como parte de la fórmula de unidad se ha comenzado a hablar de la posibilidad de que Julio Londoño, quien ya fue inscrito como candidato a la Vicepresidencia con Fajardo, sea ahora el compañero de fórmula de Mockus. También se habla del nombre de la ex senadora Gina Parody.

Mockus, quien lidera con personas de su grupo la carpintería del acuerdo, ha informado a Enrique Peñalosa (quien se encuentra en Estados Unidos) y a Lucho Garzón, que está en Bogotá, los avances logrados hasta ahora.

De perfeccionarse el acuerdo Mockus-Fajardo habría cambios inmediatos en el mapa político que configura la lucha por la Presidencia.

Este hecho podría lanzar a Mockus a apoderarse del segundo tiquete de la carrera presidencial que hoy sustenta Noemí Sanín y garantizarle su paso a segunda vuelta.

Sanín, según las últimas encuestas, marcó una tendencia al descenso en la intención de voto. Sobre todo, después de su presentación en el debate televisado de Semana y RCN.

Una salida digna

El acuerdo, en todo caso, mantendría a Mockus como candidato presidencial, pues en todas las encuestas ocupa el tercer lugar entre los siete principales presidenciables, después de Juan Manuel Santos y Noemí Sanín, pero Fajardo pasaría a ser un cuadro determinante en su campaña. Algo así como su jefe de debate o director de la campaña.

Fajardo alcanzó a formar parte del movimiento liderado por Mockus, Peñalosa y Lucho, pero renunció para irse en solitario en busca de la Presidencia, a mediados del año pasado.

Aunque llegó a liderar las encuestas sobre intención de voto para Presidente de la República, hace apenas tres meses, Fajardo se desplomó tras su fracaso en las elecciones legislativas, pues ni siquiera uno de los suyos llegó al Capitolio.

Tras las elecciones de Congreso, Fajardo se puso en el penúltimo lugar de los presidenciables con apenas el 5 y 6 por ciento de la intención de voto, en promedio.

La situación para Fajardo se complicó también por el hecho de que como su candidatura fue inscrita con el respaldo de firmas de ciudadanos (sin partido político), no aseguró recursos estatales para financiar su campaña. La ley lo dejó en desventaja frente a sus contradictores.

Mientras los demás aspirantes a la Presidencia se han podido financiar con los anticipos estatales que la ley establece (más de cinco mil millones de pesos, por candidato), y también con recursos que el Estado otorga a sus partidos, Fajardo ha sufrido la escasez de fondos.

Fajardo es el único de los siete grandes presidenciables que no ha tenido propaganda en televisión.

Además, la ley solo permite que los candidatos presidenciales obtengan hasta el 20 por ciento del total de sus fondos, del sector privado.

Presiones externas

En los últimos días aliados de Fajardo y Mockus comenzaron a plantear la conveniencia de esa unidad, de manera pública, y aconsejaron la unión de los dos para buscar que una fuerza distinta a la del uribismo pase a disputar la Presidencia en la segunda vuelta presidencial.

El columnista Héctor Abad Faciolince, amigo de Fajardo, fue uno de los primeros en plantear públicamente esta vía. "Si Fajardo y Mockus no se unen (y ellos, inteligentes y amigables, sabrán cómo hacerlo) estarán cometiendo cada uno por su lado un suicidio. Si se juntan, con más claridad se verán las bobadas inconmensurables de Noemí, su mediocridad compensada con simpatía, y la antipática arrogancia de un Santos que tiene sólo periódico, apellido y falsos positivos para aspirar a la Presidencia", escribió el pasado domingo.

"Sergio Fajardo fue un excelente alcalde de Medellín y su propuesta coincide con la de los verdes. ¡Únanse!", escribió en su reciente columna, Rafael Orduz, cercano amigo de Mockus.

El jueves, en su columna de EL TIEMPO, Alicia Eugenia Silva, quien fuera Secretaria General de Mockus en la Alcaldía Mayor de Bogotá, también pidió la unidad de los dos mandatarios.

León Valencia también escribió en su columna de EL TIEMPO, el pasado miércoles: "Es perfectamente razonable la alianza entre Mockus y Fajardo, incluso la vinculación de Petro".

¿Petro, el tercero?

El candidato presidencial del Polo, Gustavo Petro, quien también ha descendido en las encuestas hasta llegar a un 6 por ciento, podría entrar en este juego, pero eso sí, dentro de unas condiciones: "Un proyecto de cogobernabilidad".

En declaraciones a EL TIEMPO, Petro dijo que está listo a hablar con cualquiera de los candidatos, pero sobre la base del respeto a su propuesta de gobierno, que tiene entre otros, los siguientes ejes fundamentales: "Respeto a la Constitución de 1991, construcción de un proyecto colectivo, común, superación de la pobreza, y hacer de Colombia un país con equidad. Todo esto dentro de un marco de izquierda democrática".

Petro recordó que fue él y Lucho Garzón quienes dieron origen al proceso que terminó convertido en la propuesta de los 'tres tenores'. Y que fue él quien propuso primero una consulta interpartidista para escoger un candidato presidencial de los sectores democráticos.

Petro advirtió que no acepta hablar de adhesiones y que lo que las circunstancias del país demandan es una "cogobernabilidad".

EDULFO PEÑA
EDITOR POLÍTICO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
1 de abril de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�