Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Piden vincular a ex jefe de inteligencia del DAS con el magnicidio de Bernardo Jaramillo

Procuraduría dice que Alberto Romero debe ser investigado por el crimen del candidato presidencial, ocurrido el 22 de marzo de 1990.

El nombre de Alberto Romero, ex jefe de inteligencia del DAS en las décadas de los 80 y 90, aparece de nuevo salpicado por uno de los magnicidios que sacudieron el país a comienzos de los 90.

El jueves, un mes después de que pidió investigarlo por el magnicidio del candidato del M-19 Carlos Pizarro, la Procuraduría le pidió a la Fiscalía que vincule a Romero como coautor en el proceso por el asesinato del entonces candidato presidencial Bernardo Jaramillo Ossa, ocurrido el 22 de marzo de 1990.

El Ministerio Público dice que encontró méritos suficientes que lo involucran con ese crimen y cuestiona el manejo que el organismo de seguridad le dio al esquema que cuidaba a Jaramillo el día de su muerte.

El líder de la Unión Patriótica (UP) fue asesinado a tiros por un sicario de 16 años en el aeropuerto Eldorado de Bogotá cuando esperaba un vuelo hacia a Santa Marta. En su momento, el DAS aseguró a la opinión pública que el homicidio fue ordenado por el capo Pablo Escobar, máximo jefe del cartel de Medellín. Las investigaciones, sin embargo, conducen a Carlos Castaño y sus grupos de Auc.

Al tiempo que pidió vincular a Romero, la Procuraduría también le solicitó conformar un grupo especial de fiscales "para que de manera expedita adelante las investigaciones que permita, a la mayor brevedad, establecer responsabilidades por los asesinatos de dirigentes políticos que aún se encuentran en la impunidad".

Según la Procuraduría, en los crímenes de Jaramillo y Pizarro hubo una conexión entre quienes lo perpetraron (sicarios pagados por narcos y 'paras') y quienes se encargaron de la seguridad de los dos candidatos presidenciales. Pizarro fue asesinado en abril 26 de 1990, en el tercer magnicidio de una campaña presidencial que estuvo marcada por la violencia y que arrancó con el magnicidio de Luis Carlos Galán en agosto de 1989.

Romero tenía, según informes del Ministerio Público, contacto con Castaño. El jefe 'para', asesinado por sus socios en abril del 2004, lo dejó por escrito en su libro Mi confesión.

Hace un mes, el ex jefe de inteligencia del DAS le dijo a este diario que mantuvo cerca de siete conversaciones telefónicas con Castaño desde finales de 1989, pero que fueron bajo la figura de informante y que solo se enteró de quien se trataba en las últimas llamadas. Dijo que el contacto se rompió cuando Castaño le pidió ayuda para un hermano que estaba detenido, a lo que él se negó.
Crímenes que salpican al DAS

Desde el 4 de febrero el fiscal (e) Guillermo Mendoza Diago lleva la investigación al ex director del DAS general (r) Miguel Maza Márquez, por su presunta participación en el magnicidio de Luis Carlos Galán, en agosto de 1989.

El general Maza está detenido desde hace seis meses en la sede de Aquimindia, y está a la espera de que la Fiscalía decida si lo llame o no a juicio.

Otro de los crímenes que sacudieron al país en los que aparecen cuestionados ex funcionarios del organismo es el del periodista Jaime Garzón, en agosto de 1999.

Fiscalía y Procuraduría consideran que el DAS desvió la investigación. La Fiscalía vinculó a la investigación a José Miguel Narváez, ex subdirector del DAS que en ese momento no estaba vinculado al organismo de seguridad.

REDACCIÓN JUSTICIA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Justicia
Fecha de publicación
11 de febrero de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad