Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Portada / María Fernanda Yepes, en la piel de Rosario Tijeras

A punto de estrenarse la que será la serie del momento y saboreando aún el éxito de Natalia, prostituta en 'Pura sangre' y 'La diabla' en 'Sin senos no hay paraíso', la actriz se robó los aplausos.

Ahora con cambio de look -pelinegra y más paisa que nunca- debuta como estelar de 'Rosario Tijeras'. Conoce de cerca a la actriz de la que todos hablan.

"Como a Rosario le habían pegado un tiro, confundió el dolor del balazo con el del amor. Pero al despegar los labios salió de dudas y más cuando vio la pistola... Ella en el camino al hospital narró que sintió un corrientazo en el cuerpo y que había pensado que era el beso..."

María Fernanda Yepes (26) se sabe de memoria los párrafos de Rosario Tijeras, los recita extasiada... La obra de Jorge Franco, que abrió un nuevo capítulo en la historia de la nueva novela latinoamérica, la leyó a los 18 años  y desde entonces le decretó al universo que ella sería Rosario, el personaje del que se enamoró, "que le apaleó el alma".

Cuando rodaron la película en Medellín, protagonizada por Flora Martínez, Manolo Cardona y Unax Unalde, le encomendaron la labor de adherirles los dichos paisas a los actores. Entonces pasaba tardes enteras enseñándoles a Rodrigo Oviedo (Johnefe) y a Alonso Arias (Ferney) a decir "mamacita y ave maría por Dios o'me".

Pero el día más feliz de su vida fue cuando luego de tocar innumerables puertas y de conseguir que por fin la vieran, de rebuscarse un uniforme de colegiala, de preparar unas líneas y de llegar con la cara lavada, le confirmaron que ella interpretaría a la seductora y salvaje sicaria.

Para darle cuerpo a su personaje se inspiró en los papeles de Marion Cotillard, en La Môme, Jodie Foster, en Taxi Driver y en Mallory Knox, en Natural Born Killer, una triada exquisita y seductora. "Ellas fueron mis musas".

"Lo logré contra todo pronóstico. Tenía el reto personal, primero porque soy de Medellín, porque viví toda esa época del narcotráfico, de bombas y de sicarios de los 80. Por otro lado porque es un trabajo que ya está hecho, me encantó lo que Flora logró y para nada quiero igualarme, mi Rosario es solo mía..."

¿Cómo planeaste tu estrategia?


Hablé con mi mánager, me dijo que ya me había propuesto, pero que buscaban a una niña de 17 años, una actriz natural, y no me quisieron ver... En Teleset -los que producen Rosario- me dejaron hacer pruebas para otra novela y me preparé para que se enamoraran de mí.

Todo salió tan bien que me dieron el personaje. Y cuando me confirmaron, les dije que no lo quería, que anhelaba ser Rosario, que solo necesitaba una oportunidad...

¿Cómo recuerdas el día de la gran prueba?

Mi jugada estratégica fue creerme una adolescente, me rebusqué un uniforme con la hija de una amiga, fui carilavada y con actitud de peladita. No lo podían creer y no tuvieron dudas...

¿La preparación del personaje?

Ha sido lo mejor. Volví a estudiar el libro, leí muchas novelas de sicarias y vi un montón de películas. Además, realicé un trabajo con la maestra Vicky Hernández y estuvimos de acuerdo en que mi Rosario sería como un animalito asustado, una mujer a la que la vida la volvió así, los golpes de la vida la obligaron a protegerse.

¿Qué tal el rodaje?

Regresar a mi ciudad y vivir en la comuna ha sido explorar otro universo; he aprendido mucho de la gente, han sido mis maestros... El primer mes, cuando llegamos a Manrique, fue duro, pero ya es como nuestra casa. Vaya como nos vaya con el rating, el trabajo se ha hecho con mucho amor.

¿Qué fue lo más duro?

Oír tantas historias... Fue como una catarsis, todas las noches llegaba llorando a mi casa. Me tocó reconstruir la adolescencia de ella: el padrastro la viola, se sugiere que la violan entre tres pelaos del barrio.

Para mí era real y me deprimí, era arduo meterme al baño y quitarme la mascara, a Rosario de encima. Esa es la demencia de ser actor, todo el tiempo tienes que estar adentro y afuera... Lo fuerte es que el alma no diferencia, cómo le explicas que vas a grabar una escena de angustia...

¿Llegaste a deprimirte?

Cuando empecé a grabar terminé con mi novio y se me alcanzaron a cruzar los cables, no entendía quién era yo, quién era Rosario. Experimenté esa soledad en el corazón, me sentía muy vacía. Todos los días llegaba con ganas de llorar; fue un escenario fuertísimo y luego todo se equilibró.

¿Quién te ayudó a sobrellevar la tristeza?

Mi mamá era la que me ayudaba a tranquilizarme. Hacía ocho años no vivía en mi casa y reencontrarme con ellos fue raro, pero delicioso.

¿A estas alturas, cómo has evolucionado?

El día a día ha sido excelente, tenemos un equipo muy conectado, los personajes están bien marcados y tuve la fortuna de trabajar con gente nueva para la televisión, pero con un recorrido muy grande; ellos le han puesto toda la pasión a la historia. Le hemos metido la sangre...

Rosario: magullada, pero plena

Dicen que las grabaciones han estado muy accidentadas...

Algo que me ha ayudado mucho a interpretar el personaje es que soy muy arriesgada, no le tengo miedo a nada, me encantan la adrenalina, los deportes extremos, el riesgo. No veía la hora de que me pusieran una escena con una moto porque me fascinan, nunca dejé que me pusieran un doble...

¿Es verdad que te la pasabas llena de morados?

Sí, me golpeé muy duro, terminaba con morados y cicatrices todos los días. En la noche llegaba a mi casa, me cambiaba y veía raspaduras por todos lados. Por ejemplo el día en que hicimos la escena de la violación, tenía a tres hombres encima y por más que estuviéramos actuando, uno de ellos me maltrató con una cadena y me quedó una cicatriz en el ombligo, pero eran minucias al lado de mi felicidad.

¿Cuál fue la escena más dura que grabaste?

Cuando mi padrastro llega a la casa borracho, yo estoy durmiendo con mis hermanitos y trata de abusar de mí. Ese día me puse a pensar en que eso no solo pasa ahí, sino que es una historia que se repite todos los días y les ocurre a millones de niñas.

¿Será que la gente sí quiere seguir viendo tanta violencia en la TV?

Buena o mala, esta es nuestra realidad y es importante que los padres en vez de prohibirles a sus hijos ver este tipo de programas, los comprendan con ellos y los guíen. Hacemos un llamado a los papás, es una realidad que no podemos tapar con el dedo, pero es una oportunidad para que no la repitamos... Todos terminamos muy comprometidos con la comuna.

¿Seguirás trabajando con ellos?

Sí, con los demás actores queremos desarrollar un proyecto en la comuna con los niñitos, llevar un mensaje positivo, enseñarles que actuar no es coger la pistola y matar... Allá existe mucho talento y queremos ayudarlos.

¿Y en qué parte van?

Ya estamos grabando el final, a estas alturas estoy agotada física y mentalmente; quisiera darme reset en la cabeza. Sin embargo, apenas terminemos me voy a tomar unas merecidas vacaciones.

PSSST...

Mi estilo es más bien hippie, adoro los jeans, las botas planitas, los tenis, las pashminas.

Me gusta untarme cremas y tratamientos y mi gran spa es ir al mar.

Adoro los olores amaderados, de sándalo y de canela, no me gustan las flores ni los cítricos. Soy muy olfativa, todo me tiene que oler rico.

Un viaje... Cuando era peladita me fui a vivir a Australia un año, estuve en Camboya, en la India, un recorrido increíble...

Mis películas: La vida es bella, Amores perros, El último tango en Paris.

Adoro las novelas. Me acaban de regalar la trilogía de Millenium y ando leyendo La reina del sur.

Mi gran amiga del alma es mi hermana Victoria, somos la misma cosa.

Un lugar... El Tayrona es la locura, hay playas increíbles en todo el mundo, pero la energía del parque es mi favorita.

El tesoro que guardo en mi clóset? Las cadenas con las que bailo.

En mi casa siempre tengo incienso.

Mis colores: el blanco y el gris, aunque últimamente el fucsia me tiene fascinada, estoy en la tarea de no vestirme de colores oscuros, esos tonos te bajan y me gusta activarme la energía con el color.

Hmmm. el picante me fascina, también el curry.

"Salí de Medellín porque no quería ser la esposa de un traqueto y que nadie me regalara nada, todo lo quería conseguir por mí misma. Viví una época en la que las niñas bonitas solo querían conseguir a un tipo para que las mantuviera".

'Mafe', la empresaria

Desde hace un par de meses la antioqueña viene trabajando en un proyecto que se llama Síntesis. Se trata de un concepto de vida saludable.

"Tenemos una franquicia de unas barras de jugo, por ahora funcionamos en un gimnasio reconocido de Bogotá y vendemos extractos de frutas y de verduras. La frutoterapia tiene poderes curativos y queremos que la gente vaya a tomarse un jugo según su necesidad: energizante, desintoxicante, adelgazante".

"A los clientes les vamos a brindar asesorías con nutricionistas y les venderemos vitaminas, todo un cuento de nutrición. Es innegable que uno es lo que come y es hora de empezar a educarnos, de aprender a comer y apostarle a la vida saludable".

Y su verdadero amor regresó

María Fernanda reanudó su relación de dos años con el actor mexicano Arap Bethke en diciembre; se fueron de pre luna de miel al Pacífico mexicano y viven un intenso amor.

¿Por qué decidieron darse una nueva oportunidad?

Él es mi chico, nos dimos cuenta de que nos queríamos mucho, superamos la crisis y ahora nos adoramos con el alma.

¿Cómo ha sido el regreso?

Lo más chévere de la relación es que trabajamos en lo mismo y entendemos los tiempos de ambos, no hay reproches por las horas o los minutos ni por nuestro ritmo loco. Nunca había tenido un novio que fuera mi amigo de verdad. Es mi parcero. Andamos bien y estamos viendo a ver qué pasa.

¿Se trató de un retorno romántico?

Sí, nos extrañábamos tenazmente; volvimos en diciembre y nos fuimos a viajar juntos: estuvimos surfeando en México y como nos gustan los deportes extremos, la naturaleza, pasamos unos días divinos.

¿Es el amor de tu vida?

Somos muy parecidos, como almas gemelas.

¿Tienen planes para el futuro?

Me gusta vivir el ahora, uno tiene que vivir el presente. Ahora los dos andamos ocupados en nuestros trabajos y pasamos por un buen momento laboral. Él anda en sus novelas y yo con mi nuevo proyecto; cuando termine 'Rosario' nos vamos a dar un viajecito porque nos hace falta tener tiempo para los dos y el resto vendrá en su  momento.

Top 7 ¡para un cuerpo de infarto!

1. Trato de estar siempre en movimiento, no me quedo quieta y así no lo quiera estoy quemando calorías frecuentemente.

2. Siempre tomo vitaminas y como muy bien, sano, sin grasas, adoro el pescado, los mariscos.

3. El yoga me relaja, siempre medito.

4. Me fascina dormir, descansar es el mejor plan, el cuerpo te lo exige.

5. Toda la vida he comido bajo en sal y en azúcar.

6. Mi metabolismo es muy rápido, soy hiperactiva y si no puedo ir al gimnasio, escalo, troto, camino...

7. Le ayudo a mi cuerpo con extractos de frutas, tomo de zanahoria, jengibre, apio y manzana.

Sebastián Martínez interpreta el papel de Emilio en la historia... Apasionado y enloquecido por Rosario. 

"No me preocupa el futuro. Si te obsesionas con él, no disfrutas el presente".

Por Sandra Paola Real
Fotografía Hernán Puentes
Maquillaje y peinado Álex Ramos
Producción Carolina Baquero

Agradecimientos y guía de compras: HOTELES BH LA SALLE SUITES Carrera 5 No. 57-79. Tel. 2121800.
GUESS C.C. ANDINO Loft Carrera 14A # 83-45. Tel. 256 9080  Kish Kish CRA 14A No. 82-68, bogotá.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
4 de febrero de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: