Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Los peatones también deben respetar las normas

Al mal comportamiento de algunos de ellos se le suma que los conductores de vehículos y motocicletas tienden a impacientarse y no respetarlos y protegerlos como se debe.

Los peatones son quienes más sufren en un accidente de tránsito, sencillamente porque no cuentan con nada que los proteja, a diferencia de los motociclistas y los conductores de vehículos. A pesar de que las autoridades ya llevan más de dos años realizando intensas campañas sobre la utilización de la cebra, los puentes peatonales y el respeto a los semáforos, el porcentaje de peatones accidentados  sigue siendo muy alto.

Al mal comportamiento de algunos de ellos se le suma que los conductores de vehículos y motocicletas tienden a impacientarse y no respetarlos y protegerlos como se debe. Los expertos del Fondo de Prevención Vial y de Centro de experimentación Vial de Colombia (Cesvi) tienen algunas sugerencias sobre cómo protegerlos y cuál es su comportamiento adecuado.

No en vano la ley tiene establecido un límite de velocidad para los conductores en las llamadas zonas urbanas y las zonas escolares, que es donde se presentan el mayor número de accidentes y de afectados jóvenes y niños. En estas zonas y en las demarcadas con cebras o señales de paso peatonal, la prelación es para el que camina, jamás para el que conduce.

Teoría: lo que exige la ley...
De acuerdo con lo establecido en el Código Nacional de Tránsito, la velocidad máxima permitida en zonas rurales es de 60 kilómetros por hora, salvo en aquellas donde la autoridades crean necesario que sea menor y esté debidamente señalizado.

Lo anterior incluye especialmente las zonas escolares y residenciales en donde, según el artículo 106 de Código Nacional de Tránsito, "la velocidad en zonas escolares y en zonas residenciales será hasta de treinta (30) kilómetros por hora".

Práctica: hablan los expertos...
Los especialistas de Cesvi realizaron un estudio y determinaron que si un vehículo viaja a 30 kilómetros por hora y percibe una situación de peligro, tiene una distancia promedio de 15,3 metros para detenerse por completo, si circula sobre una superficie de asfalto plana y seca. Este tiempo incluye el de percepción, tiempo de bloqueo de llantas y velocidad previa al bloqueo.

Pero "si el mismo vehículo realiza una maniobra idéntica a una velocidad de 38,2 kilómetros por hora, necesitaría de una distancia de 21,2 metros para detenerse completamente", explica Cesvi.

SÍ SE PUEDE CAMINAR SEGURO
De acuerdo con lo establecido por el Código Nacional de Tránsito, en el artículo 57, los peatones solo pueden circular por las vías públicas por fuera de las zonas destinadas al tránsito de vehículos. "Dentro del perímetro urbano, el cruce debe hacerse sólo por las zonas autorizadas, como los puentes peatonales, los pasos peatonales y las bocacalles".

No hacer caso a las normas establecidas también los puede hacer acreedores de multas y comparendos, que pueden ir hasta un salario mínimo legal diario vigente "sin perjuicio de las demás acciones de carácter civil, penal y de policía que se deriven de su responsabilidad y conducta". ¿Qué les prohíbe la ley?

 

  • Invadir la zona destinada al tránsito de vehículos, ni transitar en ésta en patines, monopatines, patinetas o similares.
  • Llevar, sin las debidas precauciones, elementos que puedan obstaculizar o afectar el tránsito.
  • Cruzar por sitios no permitidos o transitar sobre el guardavías del ferrocarril.
  • Colocarse delante o detrás de un vehículo que tenga el motor encendido.
  • Remolcarse de vehículos en movimiento.
  • Actuar de manera que ponga en peligro su integridad física.
  • Cruzar la vía, atravesando el tráfico vehicular en lugares en donde existen pasos peatonales.
  • Ocupar la zona de seguridad y protección de la vía férrea, la cual se establece a una distancia no menor de doce (12) metros a lado y lado del eje de la es vía.
  • Subirse o bajarse de los vehículos, estando éstos en movimiento, cualquiera que sea la operación o maniobra que estén realizando.
  • Transitar por los túneles, puentes y viaductos de las vías férreas.

Fuente: Código Nacional de Tránsito


LOS CASOS ESPECIALES
De acuerdo con el Código Nacional de Tránsito, los peatones especiales deben cruzar las vías acompañados únicamente por personas mayores de 16 años. Son considerados peatones especiales:
Las personas que padecen de algún trastorno mental permanente o transitorio.
Las personas que estén bajo la influencia del alcohol, droga, alucinógeno, medicamento o cualquier sustancia que disminuya sus reflejos o limite sus capacidades motrices.
También son considerados especiales los invidentes, sordomudos, a menos que cuenten con un entrenamiento o ayuda ortopédica que los habilite a cruzar vías por si mismos.
Los ancianos y menores de 6 años.

CONSEJOS PARA EVITAR ACCIDENTES
El Fondo de Prevención Vial tiene varias normas básicas de comportamiento que deben tener los peatones para evitar accidentes en las calles.
Camine por el andén. Todo peatón, sin importar su edad o género, es el primer responsable a lo que su seguridad se refiere. Es por esa razón que debe transitar por las aceras asignadas para su correcta movilidad.
Camine sin haber tomado. La utilización de los espacios asignados para la circulación del peatón debe hacerse en estado de sobriedad para prevenir accidentes.
Utilice los puentes peatonales. Es obligatorio el uso de los puentes peatonales, estos fueron diseñados para el tránsito por avenidas y calles consideradas de alto riesgo para el peatón.
Respete los semáforos. Peatones y vehículos están en la obligación de respetar los semáforos ubicados en la ciudad; estos cumplen una función vital a lo que movilidad y seguridad se refiere, así que la inadecuada atención a esta herramienta podría poner en peligro la integridad física de todos los actores viales.
Cruce por las cebras. El único espacio destinado para el peatón en las carreteras y lugares de tránsito vehicular son las cebras, estas deben ser respetadas por los vehículos y su correcta utilización para la prevención de accidentes es responsabilidad del ciudadano a pie.
Fíjese antes de cruzar. Es responsabilidad del peatón estar atento al transitar por los espacios asignados para su movilidad, la seguridad de este comienza por la prevención y el cuidado al movilizarse por la ciudad.

Publicación
motor.com.co
Sección
Motor
Fecha de publicación
29 de enero de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: