Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Casa con guadua hasta en la ducha; una propuesta ecológica

Julio César Toro dice que lo que busca es darle una segunda oportunidad a la naturaleza.

La 'casa blanca', que se levanta en una colina del corregimiento de Piedras de Moler, de Cartago (Valle del Cauca), hecha con guadua y con madera de desecho deslumbra a kilómetros.

Julio César Toro, un constructor, de 38 años, nacido en este municipio del norte del Valle, es su creador. Cuenta que desde pequeño sintió mucha inclinación hacia el arte y las creaciones manuales. Aunque estudió cuatro semestres de Comunicación Social y Periodismo, nunca dejó atrás su afición por el manejo de las maderas. Con ellas ha creado motos, chivas, y esta vez, su propósito fue construir su propia casa.

"Todo está soportado en guadua, y algunas maderas reciclables que serían desechadas, y que son ahora unas hermosas mesas, esculturas y cuadros. Aquí le damos una segunda oportunidad a la naturaleza", expresa.

Las puertas están hechas de orillos de árbol sin muerte, que fueron limpiados de hongos y adaptados a la entrada de la casa. El piso está hecho de rodajas de madera del famoso matarratón y de samán, que son elementos poco explotados y que van muriendo en los bosques con pocas oportunidades de ser apreciados. Las paredes de los baños están hechas de bambú y el piso de la ducha, tiene piedra blanca de río.

La construcción de esta casa fue todo un reto de 10 meses, para siete constructores, que trabajaron con Toro.

Según él, el objetivo de 'la casa blanca' es cambiar el estigma de las viviendas de guadua, "porque usted por fuera ve una casa moderna, pero una vez que está adentro entiende que hace años se construía así. En esta ocasión solo reemplazamos el barro por el cemento".

El artesano también se refiere a los beneficios que tiene este tipo de ingeniería a la hora de enfrentar un sismo. "La cantidad de muertes que hubo en Haití fue por culpa de los materiales con que construimos, pero si las casas fueran de bahareque y guadua, el número de muertes sería menor", dice y asegura que su obra es sismorresistente y que no hay tanto peso sobre ella.

"No tiene el objetivo de ser una casa de ciudad en el campo, sino de despertar tranquilidad. La guadua tiene una energía particular y los seres humanos podemos sentir eso", comenta.

Aunque no está abierta al público, ya algunas personalidades han llegado a la casa. "Gracias al Encuentro Mundial de la Guadua en Armenia, un ingeniero de Alemania, un decorador oriental y dos colombianos, que trabajan el bambú, visitaron la casa y se fueron impactados", comenta Julio.

"Damos ejemplo a otras personas para que construyan su casa con materiales más amables con la naturaleza, la tranquilidad humana y el diseño", concluye el orgulloso dueño, quien espera llevar a su esposa, sus dos hijos y tres perros a disfrutar de 'la casa blanca' de guadua en Piedras de Moler.

PAULA ANDREA ARDILA
PARA EL TIEMPO
PEREIRA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
23 de enero de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: