Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

'Yo soy el rey porque tengo el dinero', dijo Samuel Enrique Viñas Abomohor

Con dificultad para expresarse, producto del dolor por la pérdida de su hermana, Liliana Acosta refirió a La W el calvario que durante varios años vivió Clarena.

Estaba casada con un hombre que todo el tiempo la vigilaba y no la dejaba tomar ninguna decisión autónoma.

Para Acosta como para Alberto Calderón, primo hermano de la víctima, existen serios indicios que les hacen pensar que Samuel Enrique Viñas planeó el asesinato con tiempo y dejó todo listo para no pasar ni un día en la cárcel.

"'Yo soy el rey y el dueño del dinero', fue lo que dijo desde el balcón de la habitación donde la había matado. Hacía unos días convenció a mi hermana de que volviera a su casa y antes de cometer el asesinato cargó una mochila con bastante dinero", resaltó Liliana Acosta.

Los familiares de Clarena reafirmaron la versión de Samuel David, uno de los hijos de la pareja, que ésta no podía tener otra relación porque no había momento del día en el que el empresario dejara tranquila a la mujer, pese a que desde hacía siete meses había salido la sentencia de divorcio.

Por el momento, se rumora que Viñas Abomohor, quien manifestó a las autoridades que se sentía tranquilo después de matar a su ex esposa, permanece recluido en una clínica siquiátrica y sin ningún tipo de vigilancia.

En los próximos días Viñas deberá comparecer en una audiencia preeliminar en la que se le imputarán los cargos y se debe ordenar su captura.

Indignación en  Barranquilla

La pareja estaba separada y la tragedia ocurrió por un ataque de celos del hombre, que había sido tratado siquiátricamente por este problema.

Cuatro días después de que el empresario Samuel Enrique Viñas Abomohor (45 años) asesinara de dos disparos en la cabeza a su ex esposa, la diseñadora de ropa Clarena Piedad Acosta Gómez (43), durante la celebración por la llegada del Año Nuevo, la ciudadanía barranquillera todavía no deja de hablar del horrendo crimen. Especialmente porque el autor del asesinato fue dejado en libertad -tras declararse culpable- por el fiscal décimo de la Unidad de reacción Inmediata, Edilberto Corredor Ropero.

Cada una de las tiendas de ropa 'Laura V', que son de propiedad de la pareja y existen a lo largo y ancho del país, principalmente en la Costa Atlántica, permanecen cerradas. Y en esta ciudad se ha escuchado a varios transeúntes decir que no piensan volver a comprar sus productos como símbolo de solidaridad a Clarena.

En cualquier rincón de Barranquilla el corrillo de estupor es generalizado, no sólo por el hecho de que el copropietario de la conocida cadena de almacenes perpetró el homicidio mientras sus tres hijos esperaban afuera de la habitación, a pocos metros, sino porque la gente no puede entender cómo el peso de la ley no ha caído con toda su fuerza contra el homicida.

En plena celebración

Pese a que familiares y allegados a la pareja aseguran que la mujer era víctima del constante hostigamiento por parte del empresario, al que le había pedido el divorcio a mediados del 2009, éste había sido invitado por ella a la vivienda ubicada en la carrera 59 No. 86-188, en el barrio Riomar, al norte de la ciudad, porque no quería que sus hijos estuvieran sin su padre en una fecha tan especial.

Fue cerca de la 1:30 de la madrugada del 1 de enero, cuando el empresario, con tragos en la cabeza, comenzó a explicar en tono agresivo a todos los que continuaban en la reunión que tenía en su poder las pruebas que confirmaban que su ex mujer tenía planes de viajar a Italia para encontrarse allí con un supuesto nuevo romance.

Luego de una acalorada discusión en la habitación principal, Viñas dio la orden a sus tres hijos de dejarlos solos. A los cinco minutos se escucharon tres disparos: uno que fue a dar al techo y dos que terminaron en la cabeza de Clarena Acosta y le quitaron la vida.

De inmediato, los invitados subieron al cuarto para tratar de abrir la puerta, pero no pudieron, porque Viñas, armado con un revolver calibre 38, dijo que solo abriría la puerta cuando llegara la Policía.

"Por lo que él mismo argumenta, estaba cegado por los celos, tras enterarse por una indagación en los correos electrónicos personales de su ex mujer que tenía intercambio de mensajes con un italiano y eso lo llevó a reclamar airadamente en momentos en que él estaba alicorado. Todo terminó en tragedia", señaló uno de los oficiales a cargo de la investigación.

Grupo en Facebook

Familiares y amigos de la víctima abrieron un grupo en la red social Facebook exigiendo que se haga justicia en este asesinato. "Él siempre lo dijo claramente: 'si ella me deja, yo la mato'", dice una carta a la opinión pública difundida a través de la citada red social en Internet, donde se advierte que Viñas Abomohor -que debe ser citado por un juez a audiencia pública en los próximos días- intentará declararse "loco" para evadir el castigo de la justicia.

Según testigos allegados a la pareja, hace unos meses, luego de 21 años de aparente feliz matrimonio y a pesar de los logros a nivel laboral, Samuel Viñas y Clarena Acosta comenzaron a presentar problemas personales.

Por sus celos en exceso el empresario tuvo que recibir ayuda siquiátrica de la que le diagnosticaron que padecía de trastorno neurótico obsesivo compulsivo que ameritó que lo recluyeran en un centro de enfermos mentales de donde salió con estricta medicación especial.

Fue entonces cuando la madre de sus hijos optó por pedirle el divorcio, pero él siempre se rehusó a firmarle los documentos.

La pareja consiguió a lo largo de su unión convertirse en dueña de la cadena de almacenes Laura V, la cual creció hasta tener locales en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Montería, Bogotá, Medellín, Ibagué, Armenia y Panamá, con planes de abrir otros más en Venezuela y Estados Unidos.

De la unión quedan tres hijos, Samuel David, Felipe y Laura, ésta última acababa de llegar de Londres, donde reside actualmente.

BARRANQUILLA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
3 de enero de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�