Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Empresario que asesinó a su esposa en celebración de Año Nuevo quedó en libertad

Contra él no existía una medida de aseguramiento y después de cometido el delito, se entregó a las autoridades.

Ya a disposición de las autoridades, el Fiscal décimo de la Unidad de Reacción Inmediata Edilberto Corredor Ropero en aplicación de la Ley 906 de 2004, lo dejó libre porque Samuel Enrique Viñas Abomohor llamó y confesó el crimen.

Viñas Abomohor, el empresario y propietario de la cadena de almacenes de ropa 'Laura V', quedó en libertad en la noche del 1 de enero luego de asesinar de dos disparos en la cabeza a su esposa, la diseñadora Clarena Piedad Acosta Gómez, de 43 años, dos horas después de la llegada del nuevo año, en su residencia al norte de la ciudad donde compartían con familiares e invitados.

La muerte, que conmocionó a la ciudadanía en el primer día del año, fue producto, según las autoridades, de los celos incontrolables del presunto homicida, quien no aceptaba que la mujer tuviera planes de viajar a Italia con un nuevo amor, a pesar que desde mediados del 2009 está le había pedido el divorcio.

Viñas Abomohor no vivía bajo el mismo techo de Clarena Acosta, pero era uno de los invitados a la fiesta de fin de año que su ex mujer había organizado en la vivienda que por varios años ambos compartieron en el barrio Riomar. 

Con las copas en la cabeza, mientras para la mayoría de invitados todo era celebración, el empresario decidió increparla diciéndole que tenía un correo electrónico que corroboraba su romance.  

Luego de una acalorada discusión en la habitación principal, con una pistola calibre 38 en sus manos, Viñas dio la orden a sus tres hijos de dejarlos solos y a los cinco minutos se escucharon tres impactos de bala, uno que fue a dar al techo y los dos que acabaron con la vida de Clarena Acosta.

De inmediato, los invitados subieron al cuarto para tratar de abrir la puerta, pero no pudieron porque Viñas puso la condición de que lo haría sólo cuando llegara la Policía.

Empresario estaba medicado 

Según testigos allegados a la pareja, hace unos meses, luego de 21 años de aparente feliz matrimonio y a pesar de los logros a nivel laboral,  Samuel Viñas y Clarena Acosta comenzaron a presentar problemas personales. 

Por sus celos en exceso el empresario tuvo que recibir ayuda siquiátrica de la que le diagnosticaron que padecía de trastorno neurótico obsesivo compulsivo que ameritó que lo recluyeran en un centro de enfermos mentales de donde salió con estricta medicación especial.

Fue entonces cuando la madre de sus hijos optó por pedirle el divorcio a pesar de que éste siempre se rehusó a firmarle los documentos.

La pareja consiguió a lo largo de su unión convertirse en dueña de la cadena de almacenes Laura V, la cual creció hasta tener locales en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Montería, Bogotá, Medellín, Ibagué, Armenia y Panamá, con planes de abrir otros más en Venezuela y Estados Unidos.

BARRANQUILLA
 

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
2 de enero de 2010
Autor

Publicidad

Paute aqu�