Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Presidente dice que la orden es rescatar al Gobernador de Caquetá y a los demás secuestrados

El secuestro de Luis Francisco Cuéllar Carvajal, es un error político y una acción desesperada de las Farc, dijo el general Freddy Padilla de León. Versiones contradictorias sobre amenazas.

Olga Patricia Vega Cedeño, secretaria general de la Gobernación del Caquetá, fue nombrada gobernadora encargada del departamento

La decisión la adoptó el ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, y fue anunciada mediante decreto.

La decisión se tomó algunas horas después del secuestro de Luis Francisco Cuéllar Carvajal, gobernador del departamento de Caquetá, por parte de las Farc .

La medida fue adoptada por el medio del Decreto 4956 del 22 de diciembre de 2009, firmado por el presidente Álvaro Uribe, y por el Ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio.

El Decreto señala que "es un hecho de público conocimiento que el señor Luis Francisco Cuéllar Carvajal, Gobernador del departamento del Caquetá, fue secuestrado en la noche del 21 de diciembre de 2009".

Error político

A su llegada a Florencia, el general Padilla, comandante de las Fuerzas Militares, en diálogo con EL TIEMPO señaló que las Farc cometieron el secuestro como un acto descabellado. "Es una acción desesperada y un error político de las Farc", indicó.

El alto oficial indicó que a esta hora están siendo desembarcadas en la zona por donde huyeron los secuestradores, un grupo de Fuerzas Especiales que intentarán cerrarle el paso a los guerrilleros. Así  mismo, ya partieron desde Bogotá cien hombres Jungla de la Policía que apoyarán la operación de rescate. 

Simutáneamente, el Gobierno ofreció mil millones de pesos por información que permita liberación de gobernador Cuéllar secuestrado anoche en Florencia.

El Presidente Uribe dijo que "la instrucción es rescatar" y que "no podemos seguir pendientes de los caprichos que bañan a este país en sangre y que a toda hora quieren engañarlo".

Agregó que las Farc lo que quieren hacer es un show con el secuestro y con el anuncio de liberación de Pablo Emilio Moncayo.

"Quién les va a creer a esos bandidos", dijo Uribe en una breve intervención para condenar el secuestro del gobernador de Caquetá.

Desde la base de Catam, el ministro de Defensa, Gabriel Silva, anunció una recompensa de mil millones de pesos por informes que permitan liberar al gobernador, antes de viajar a coordinar las operaciones de búsqueda y rescate.

Señaló además que desde días atrás las autoridades tenían alertas de un posible acto terrorista en esa región y que por ellos Policía y Ejército se venían reuniendo.

"Veníamos trabajando con información de inteligencia sobre hechos de perturbación en Florencia. De hechos todos los días se vienen reuniendo el Ejército, la Policía, el DAS para hacerle seguimiento y en ese sentido hay la capacidad para atacar la situación", dijo Silva.

Junto con Silva se desplazaron a Florencia el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, el comandante del Ejército, general Óscar González; el director de la Policía Nacional, general óscar Naranjo y los comandantes regionales para analizar la situación y conducir las operaciones, señala un comunicado del Ministerio de Defensa.

No había denunciado amenazas

El ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, dijo por su parte que Cuéllar no manifestó estar en peligro.

"Tuve la oportunidad de reunirme hace poco con él en mi oficina y no me comentó nada especial", dijo el ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio.

De acuerdo con el funcionario, el gobernador Luis Francisco Cuéllar tenía una protección de 8 hombres: "6 de la policía y 2 de seguridad privada, y una persona en su residencia. Pero no había noticia de alguna amenaza o situación especial sobre su seguridad".

Además de manifestar su preocupación, indignación y rechazo por el secuestro de Cuéllar, Fabio Valencia resaltó que el Gobierno confía en que con la labor que está haciendo la Policía, el Ejército y el DAS, con la Operación Candado, "podamos recuperar con vida al señor Gobernador".

Así fue el secuestro

Anoche, hombres que vestían uniformes del Gaula y portaba fusiles, detonaron un artefacto explosivo con el que fue derribada la puerta de la residencia del mandatario regional en Florencia.

Testigos que vieron lo sucedido en el barrio Paulo Sexto, en el nororiente de Florencia, señalaron que fueron entre 8 y 10 los hombres que llegaron a bordo de una camioneta hasta la casa de Cuéllar.

Iban vestidos como militares y en el ataque que realizaron dos patrulleros de la Policía: Gabriel Leonardo Buendía y Erminso Roncancio, quedaron heridos y están siendo atendidos en la clínica Medilaser de Florencia. 

Otro Policía que custodiaba la casa del gobernador, Javier García Gutiérrez, murió en el intercambio de disparos.

El secretario de Gobierno de Caquetá, Edilberto Ramón Eldo, confirmó lo sucedido y señaló que el mandatario venía siendo amenazado y que había solicitado protección de las autoridades.

"Aquí no opera sino el grupo de las Farc, muy posiblemente (ellos) son quienes se lo llevaron", dijo.

El comando de las guerrilla de las Farc sacó al mandatario de su residencia y lo subió a un vehículo del cual, hasta anoche, se desconocía su paradero.

El mismo Gobierno Nacional confirmó el hecho. También se conoció que hubo instrucción al Ejército a la Policía de la región para que se movilizaran e impidieran que el mandatario seccional fuera llevado a zonas rurales.

Luis Antonio Serrano, representante a la Cámara por el Caquetá, se mostró preocupado por lo ocurrido y señaló que sobre las 10:15 de la noche se produjo la incursión del comando guerrillero.

"La información que tenemos hasta ahora es que fue secuestrado y no hay ninguna otra versión de la suerte que haya podido el gobernador", dijo Serrano. 

El último ataque de las Farc realizado en el Caquetá ocurrió el pasado nueve de diciembre.

En la madrugada de ese día, seis milicianos de ese grupo guerrillero atacaron el anillo de seguridad que custodiaba las viviendas de once concejales y la del alcalde de San Vicente del Caguán, Hernán Cortés Villalba.

Un policía murió en el ataque y al parecer, según narró el presidente del concejo de San Vicente, Eduardo Cedeño, los milicianos buscaban llevarse secuestrado a al alcalde Cortés, tal como sucedió  con el gobernador del departamento.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
21 de diciembre de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad