Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

'Popeye' acusa al hijo de Pablo Escobar de participar en crímenes al lado de su padre

El otrora pistolero del cartel de Medellín, Jhon Jairo Velásquez, alias 'Popeye', se despachó contra Juan Pablo Escobar (hoy Sebastián Marroquín), el hijo de su patrón Pablo Escobar Gaviria.

Una semana después de que Marroquín saliera a pedirle perdón al país por los crímenes de su padre, 'Popeye' le dijo a EL TIEMPO que también debe decir qué fue lo que él hizo en esa época.

Según el sicario del cartel, el hijo de Escobar participó en el operativo que culminó con la muerte de un oficial de la Sijín, acompañó a sicarios de su padre a realizar torturas y recibió dineros robados a otros narcos.

"Él (Juan Pablo) sabe muy bien que estuvo con el patrón en la operación para matar al capitán Fernando Hoyos Posada, en 1992, cuando en Medellín dinamitaron la casa del oficial y luego lo remataron a bala. Esa noche, Juan Pablo cargó un fusil AUG austríaco y estuvo junto a 30 sicarios", dijo 'Popeye'.

Y para respaldar su afirmación señaló que en el expediente se menciona claramente la participación del muchacho en estos hechos.

Incluso, dijo que él le pagó 30 mil dólares al testigo que señaló al hijo del capo para que escribiera la retractación que, efectivamente, aparece en el expediente: "Pregunten en la Fiscalía, el joven estuvo procesado y sindicado de asociación para delinquir, pero luego fue desvinculado por la retractación", dice 'Popeye'.

El ex sicario -quien le entregó a EL TIEMPO estas declaraciones a través de su abogado-, manifestó que el hijo del capo también recibió cinco millones de dólares de un total de 28 millones que Escobar les quitó a sus socios Fernando Galeano y Gerardo Moncada, antes de ordenar que los mataran.

Además, que en 1989, él y otros sicarios de Escobar capturaron a dos hombres del cartel de Cali, cerca a la hacienda Nápoles, y los torturaron, y allí también estuvo el hijo del capo: "Llevamos a los de Cali en helicóptero -dijo 'Popeye'- y Juan Pablo estaba ahí, nos acompañaba a las caletas porque el patrón quería que fuera como él".

Y añadió: "Si Juan Pablo, o Sebastián, quiere pedir perdón, que hable de la fortuna que recibió representada en obras de arte, diamantes y dinero en efectivo".

'Son falsedades'

Este diario contactó a Sebastián Marroquín y éste dijo desde Mar del Plata que le tienen sin cuidado las afirmaciones del ex sicario de su padre.

"Todo eso es falso, son mentiras y afirmaciones amañadas a sus intereses personales", manifestó.

Y aunque admitió que fue investigado por el asesinato del capitán Hoyos, dijo que fue declarado inocente: "Aporté una carta de la persona que dijo que fue torturada. Popeye es un mentiroso, aprovechando protagonismo y no sé qué está buscando".

Marroquín añadió que lo único que ha hecho en la vida es sobrevivir y que el mito de Pablo Escobar "permite que cualquier historia que cualquier estúpido se quiera inventar encaje a la perfección".

También reiteró que les pide perdón al país y a las víctimas por la estela de sangre que dejó su padre durante casi dos décadas.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com.co

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
14 de noviembre de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�