Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Trabajadores de cultivos de arroz estarían arruinados por crisis del producto

Las pérdidas que dejó a los productores del Llano la actual cosecha no sólo los compromete a ellos, sino a todo un 'ejército' de obreros de ese cultivo, quienes esperaban una bonanza que nunca llegó.

Llano 7 días estuvo en la inspección de Pompeya, una zona donde se siembran unas 40.000 hectáreas entre Villavicencio y Puerto López, y comprobó que la crisis los toca a todos.

Nelson Enrique Bravo, mecánico de tractores y combinadas, es uno de los afectados. En su taller tenía cuatro ayudantes y ahora sólo está con uno.

"Antes me entraban al taller entre 3 y 4 millones de pesos mensuales y ahora no se alcanza ni al millón y medio", dijo.

Con la mirada perdida en lo que antes eran extensos cultivos de arroz, Nelson cuenta que la crisis se agudizó más porque una vez terminada la cosecha, los arroceros sembraban soya y seguía una cadena que dinamizaba la economía de esa región, pero este año, por la crisis, nadie se atrevió a trabajar con soya.

José Elías Leal, tractorista con 25 años de experiencia, dice que trabajó este año desde la siembra hasta la recolección del arroz y que a finales de septiembre se quedó sin empleo porque los finqueros no quieren saber nada de cultivos y cosechas.

"En la finca trabajábamos como diez personas, contando al que maneja la combinada y toda la maquinaria agrícola, y ahora estamos sin empleo", manifestó.

El caso más crítico está con Tito Julio Cano, propietario de un tractor por el que está pagando 1'500.000 de pesos mensuales.
"Tengo un tractor que le estoy pagando a un banco, pero está parado porque los arroceros no han recibido plata y además decidieron no sembrar soya y por eso no lo he podido alquilar", dice con preocupación Tito Julio.

La suerte tampoco le ha sonreído a Rosa Esther Jara, propietaria de una tienda en el Rincón de Pompeya, quien dijo que los arroceros no llegaron a su negocio para hacerle el gasto como lo esperaba, y que sus ventas bajaron un 50 por ciento.

"Uno siempre espera que llegue la cosecha para vender, pero esta cosecha sí que estuvo bien mala", se lamentó.

Jocosamente Nelson dice que a muchos residentes les tocó pasar de ser arroceros a 'coqueros' porque ahora sólo se la pasan jugando coca.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
21 de octubre de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad