Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Así fueron los 11 procesos de paz más importantes que ha entablado el gobierno con la insurgencia

En el Palacio de la Proclamación de Cartagena fue lanzadala colección editorial, 'Memoria de los Proceso de Paz en Colombia 1982 - 2002'.

Se trata de cinco libros de más de 500 páginas cada uno, que cuentan la historia de 11 procesos de paz en Colombia con grupos armados durante cinco gobiernos. 

La serie, editada por el politólogo y catedrático Álvaro Villarraga, empieza contando detalles inéditos de las negociaciones del gobierno de Belisario Betancourt con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el proceso  conjunto de negociación que ese gobierno sostuvo con el Ejercito Popular de Liberación (EPL) y el Movimiento 19 de abril (M19).

También cuenta, por ejemplo, detalles de las 14 zonas de despeje que autorizó el presidente Virgilio Barco Vargas, en todo el país, durante los procesos  de negociación con las guerrillas del M19, PRT, Quintín Lame y el EPL, que hasta la fecha eran desconocidos.

"Sólo a este último grupo guerrillero se le autorizaron 10 zonas de despeje que fueron básicas para luego lograr firmar la paz con César Gaviria, en el marco de la constitución de 1991", dijo Villarraga a EL TIEMPO.

Justamente, también hay visiones de todos los actores, incluyendo los armados, sobre los procesos de paz durante el gobierno de Gaviria, tres de ellos definitivos y con la constitución del 91: con el EPL, el PRT y el Quintín Lame. Y otros en 1994 con el CRS y las Milicias Populares.

Del gobierno de Ernesto Samper se menciona el acuerdo que logró con el Movimiento Independiente Revolucionario de Comandos Armados, (Mir Coar). Y por su puesto de El Caguán del ex presidente Andrés Pastrana Arango con las Farc.

En total da cuenta de 11 procesos serios, con agenda, políticas de paz e interlocutores  en 20 años de historia de Colombia, en un esfuerzo por recuperar la memoria, servir de archivo y de ver, desde otras perspectivas, el camino ya recorrido hacía la paz. Y claro, dice Villarraga, para servir quizá de mapa o guía para nuevos y futuros acuerdos.

 "La colección  responde a la necesidad urgente de conseguir una resolución negociada del conflicto y de sistematizar las experiencias de los procesos de paz ya emprendidos", agregó Villarraga.

Cada uno de los tomos incluye prólogos escritos por expertos y actores de los procesos como John Agudelo Ríos, Alberto Rojas Puyo, Álvaro Vásquez Del Real, Nel H. Beltrán Santamaría, Jesús Antonio Bejarano, Carlos E. Jaramillo C., Jaime A. Fajardo L., Pablo Tatay, Fernando Hernández V., Daniel García-Peña Jaramillo, José Noé Ríos Muñoz, Augusto Ramírez Ocampo, y monseñor Luis Augusto Castro Q., entre otros.

EL TIEMPO dialogó con Álvaro Villarraga, presidente de la Fundación Cultura Democrática y Director del Área de Desarme, Desmovilización y Reintegración de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), editor y compilador.

¿Cuánto tiempo le tardó construir la memoria de los procesos de paz?

"La obra es el resultado de cinco años de trabajo y constituye una publicación sin precedentes en el país, que hasta el momento no cuenta con un archivo oficial ni privado sobre el tema, salvo por algunas versiones fragmentarias o parciales, como los textos finales de los procesos de paz, información de la prensa y alguna literatura".

¿Qué hay de nuevo, de inédito?

"De todo, porque los involucrados ahora sí pueden contar muchas cosas que en su momento fueron pactos secretos y que, si se violaban en la época, daban con el traste a la negociación. Por revelar secretos se cayeron varias".

¿De cuántos grupos guerrilleros se habla en la serie?

"Si sumamos todos son más de 15, pero yo diría que Colombia ha habido cuatro guerrillas importantes, de carácter nacional e histórico: las  Farc, el ELN, el EPL y el M19.  Dos ya pactaron la paz y las otras dos las estamos esperando. Las demás son guerrillas de carácter regional o divisiones, desprendimientos de esas cuatro".

¿Deja enseñanzas para negociar?

"Saber lo que se ha hecho, lo exitoso y lo que no ha funcionado es clave".

¿Estaría de acuerdo con un nuevo Caguán para las Farc?

"Las Farc ya no pueden aspirar a una agenda macro como la que hubo en El Caguán, la interlocución con ellos ya no va a tratar los problemas cruciales del país, será una negociación, más discreta, con una agenda muy breve. Ya no estamos en los ochentas cuando no había canales legales, no había izquierda como tal, las guerrillas representaban a sectores marginales que no tenían voz, hoy eso cambió".

¿Vale la pena negociar?

 "A pesar de las violaciones que cometen y  de su relación con el narcotráfico,  yo tengo la sensación que todavía son un grupo insurgente, y valdría la pena tener una oferta de paz con ellas. La guerra nos perpetua gobiernos autoritarios".

JORGE QUINTERO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARTAGENA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
30 de septiembre de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad