Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Tras ser diagnosticado con la nueva gripa, Uribe gobernará 'virtualmente', al menos hasta el martes

Atenderá buena parte de los asuntos de Gobierno desde la Casa Privada de la Casa de Nariño, a través del acceso a Internet, del chat de su BlackBerry y del teléfono fijo de la Presidencia.

Éste último usa el sistema de seguridad Falcon, con el cual se evitan interceptaciones a la línea.

Incluso, si se siente bien, Uribe participaría en eventos y reuniones a través de videoconferencia, como el Consejo de Ministros, previsto para esta tarde.

Se le ha recomendado que sus movimientos estén restringidos a la Casa Privada, con el propósito de evitar contagios a otros funcionarios de la Presidencia.

Todo indica que acatará las instrucciones. "Él ha sido muy juicioso hasta ahora con el aislamiento y ha seguido las recomendaciones, como cualquier paciente", dijo el secretario de Prensa de la Presidencia, César Mauricio Velásquez.

En todo caso, según le dijeron a este diario dos médicos especialistas que han atendido al primer mandatario, Uribe podrá recibir a familiares y funcionarios de su círculo de trabajo más cercano. Para ello, también tendrá que seguir las recomendaciones de todo infectado con el virus.

Uribe deberá, por ejemplo, extremar el lavado de sus manos, usar tapabocas (y exigir que lo usen quienes lo visiten) y no permitir que se acerquen a menos de un metro de distancia, mientras permanezca en observación.

Una muestra de cómo será esa comunicación ocurrió pasadas las tres de la tarde de este domingo: Tomás Uribe recibió un mensaje de texto que le envió su padre a través del teléfono celular.

Allí, el Presidente de la República le confirmó que estaba infectado por el virus de la gripa A (el AH1N1) y que seguiría tomando Tamiflú, el medicamento usado para tratar la enfermedad, y el cual venía consumiendo desde la noche del sábado.

Ha evolucionado favorablemente

El presidente Álvaro Uribe se convirtió, según el Instituto Nacional de Salud (INS), en el caso 621 de la gripa A en Colombia.

El ministro de la Protección Social, Diego Palacio, confirmó, en una sorpresiva rueda de prensa, que el mandatario se había contagiado con el virus, pero subrayó que su "evolución es muy positiva".

"Este sábado tuvimos la oportunidad de valorarlo conjuntamente con el equipo del Instituto Nacional de Salud y con el equipo médico, quienes ordenaron unas muestras, que fueron confirmadas en el transcurso del día de hoy (domingo)", declaró Palacio.

Sin embargo, lo que es un misterio aún es dónde pudo Uribe adquirir la enfermedad. En diálogo con EL TIEMPO, Palacio afirmó que, "como la incubación del virus puede producirse en un período que oscila entre las 24 horas y los siete días, no es posible saber, a estas alturas, dónde pudo haberlo adquirido".

Los síntomas del Presidente se evidenciaron en el viaje de regreso de Bariloche (Argentina), donde el viernes se celebró la cumbre de Unasur, a la que asistieron 12 presidentes de Suramérica. Durante el regreso a Colombia, Uribe presentó tos, fiebre y malestar general.

El sábado, en su habitual jornada de consejos comunales, que esta vez se celebró en Vichada, fue evidente que no estaba bien. Su acostumbrado discurso de apertura de 20 minutos se redujo a sólo tres y terminó la reunión antes de tiempo.

Adujo que la comitiva quería visitar un río cercano, pero ya por su malestar no participó en el recorrido y decidió abrigarse.

Más tarde, en el avión de regreso a Bogotá, pidió un Dólex y llamó al ministro Palacio, quien le aconsejó realizarse unos exámenes a su llegada. No obstante, desde el mismo sábado la recomendación de los médicos fue iniciar de inmediato el tratamiento con Tamiflú y como medida de precaución, se canceló su participación en la 'Caminata de la Solidaridad', así como toda su agenda por los próximos tres días.

"La totalidad del tratamiento del Presidente ha sido ambulatoria. En el transcurso de la noche de ayer, se le realizaron algunas pruebas en la Clínica de la Policía, que incluyeron exámenes de laboratorio y una placa de tórax, por las condiciones clínicas que había presentado a lo largo del consejo comunitario. Una vez tomadas las muestras fue trasladado al palacio de Nariño y la evolución ha sido muy positiva. No consideramos tenga que algún factor de riesgo adicional", explicó Palacio.

Sólo reposo y aislamiento

De acuerdo con el médico infectólogo Carlos Álvarez, quien está a cargo del caso, la evolución ha sido muy satisfactoria respecto del sábado, y ayer estuvo mucho mejor. Agregó que la severidad de la enfermedad en el Presidente no ameritaba hospitalización, sólo guardar reposo, medidas de aislamiento voluntario y tratamiento.

"Las conductas son las mismas que tenemos para todos los colombianos y es que apenas desaparezcan los síntomas, que son en promedio de 3 ó 4 días, la incapacidad se acaba", aclaró Álvarez.

En el mismo sentido se refirió el médico personal del mandatario, Gonzalo Aristizábal, quien le recomendó "mucho reposo y aislamiento al menos por un lapso de al menos 72 horas".

"La salud del señor presidente ha evolucionado bien. Se presentó una clara mejoría con relación a los síntomas que presentó el día anterior, marcados por fiebre, dolor de garganta y dolor en los huesos", dijo Aristizábal.

Con respecto a quienes han tenido contacto con el Presidente, el ministro Palacio dijo que no van a estar aislados, pero que si alguno de los que viajaron a Vichada o han estado cerca tienen cierta sintomatología, inmediatamente se les iniciaría el tratamiento.

"Mientras estén asintomáticos no hay problema, pero deben tener unas medidas que se definen como de 'contacto asintomático', y en este sentido tienen que evitar estar con grupos grandes de personas, usar tapabocas, lavarse las manos y estar muy atentos a que presenten síntomas", agregó Aristizábal.

Igualmente, a través de la Cancillería, el Gobierno Nacional procedió a informales a los asistentes a la cumbre de Unasur en Bariloche para que puedan tomar las medidas que consideren convenientes.

Van dos gobiernos con el virus

El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, fue el primer mandatario del mundo en contraer la nueva gripa y tras siete días de convalencencia se recuperó.

Arias comenzó a sentir dolor de garganta y fiebre el domingo 9 de agosto y, tras los exámenes de rigor, el martes 11 se confirmó que padecía del mal. Hasta el 18 de agosto, estuvo en su casa y las funciones presidenciales fueron asumidas por el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, es su hermano.

Por su parte, en Ecuador, John Merino, jefe de seguridad del presidente Rafael Correa fue diagnosticado con gripa A el 10 de agosto, aunque desde días atrás venía con la enfermedad, por lo que su estado de salud es delicado y, según un reporte de la agencia Efe del 29 de agosto, "estaba entre la vida y la muerte".

El jefe de seguridad no avisó que tenía gripa y siguió en sus funciones hasta el 10 de agosto y, según dijo Correa, "cumplió más allá del deber, con imprudencia".

Otro miembro de la escolta presidencial y el ministro coordinador de la Política, Ricardo Patiño, fueron confirmados con la gripa A, pero están fuera de peligro.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
30 de agosto de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�