Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Adolfo Pacheco, autor de la canción La Hamaca Grande, habló con EL TIEMPO

'La música es la única salvación contra la violencia' dijo el artista al que hoy se le rendirá homenaje en el Primer Festival de la Hamaca Grande que se lleva a cabo en Cartagena.

Reposado y con la tranquilidad de haber cumplido su deber como compositor, confesó estar feliz por el tributo que se le rinde en su tierra, precisamente por los 40 años de haber compuesto la famosa canción.

¿Quién es Adolfo Pacheco?

Soy un hombre plenamente feliz, porque Dios me ha dado más de lo que esperaba. Tengo una bonita familia, unos hijos que son mi orgullo y miles de amigos que me quieren como yo a ellos.

¿Por qué su continuo llamado para diferenciar la música de la Sabana con la que se hace en en otros sitios, como Valledupar y La Guajira?

Nunca he querido formar peleas por esto, pero sí me siento un poco incómodo cuando observo que en casi todo el país se ignora la clase de música que hacemos del otro lado del río Magdalena. Lo que deseo es que se conozca la gran variedad de ritmos que tenemos. Le pongo un ejemplo, en Valledupar se ha reducido la música de acordeón a cuatro ritmos, lo que me parece algo dañino para la misma música siendo que con este instrumento se puede tocar desde cumbias hasta porros y chandé.

¿Es decir, que es un error decir música vallenata?

Bueno, ya la costumbre de decirle vallenato a todo lo que se toca con acordeón se universalizó a punta de 'pablo pueblo' y ya no hay nada que hacer, incluso, a nosotros nos dicen vallenatos-sabaneros, cosa que yo critico pero que ya es algo irreversible. Para mi parecer, lo mejor sería que se le dijera música de acordeón solamente, pero ya el pueblo dictaminó y lo que nos toca a nosotros es divulgar con pasión lo que hacemos acá así lleve el nombre que lleve.

¿La Cacica fue su gran contradictora, cómo la recuerda?

Nosotros necesitamos siquiera un par de cacicas acá. Ella fue muy inteligente, sagaz y era una profunda conocedora de la música. Yo siempre la admiré y respeté y a ella le gustaban mucho mis canciones y fue alguien que contó con la fortuna de estar en la misma época de López, Escalona y García Márquez, quienes fueron los que se pusieron en el hombro toda su música. Gracias a Dios que en Cartagena creo hay una nueva 'cacica': La 'Mariamulata.

¿Cuántas canciones suyas hablan de la 'rivalidad' con el Valle?

En realidad nunca hubo intención de rivalizar, más bien de complementar. Tengo varias canciones que hablan del tema: La diferencia, El engaño, la misma Hamaca Grande.

¿El engaño dice cosas directas en contra de los precursores del festival, (buscaron a Alfonso López, se valieron de la prensa y dijeron que el folclor era de Valledupar, y como Cien en Años de Soledad glorificaron a Rafael, hoy el que no toca el ritmo aquel es como si no tocara ná'), eso no es rivalidad?

En cierta medida no. Lo que quise fue hacer una segunda versión de La hamaca Grande y tenía que decir lo que sentí, sobre todo por la injusticia que estaban cometiendo con músicos de la talla de Alfredo Gutiérrez, Landero, Ramón Vargas, Lisandro Mesa, entre otros. Pero le aseguro que yo aborrezco la violencia y pienso que el único antídoto contra el problema que vive Colombia es la música, esa es la salvación.

¿De donde nació toda su poesía?

Yo viví de cerca la música de Toño Fernández, el gran gaitero, quien era muy amigo de mi papá, y desde niño me interesó su gaita y su gracia para componer. Después conocí el bolero, la ranchera, el vals, las polkas, y toda la música que tocaban las bandas en San Jacinto.

Además, estudié en un colegio donde lo principal era leer poesía, mala o buena, pero poesía, y allí conocí a Rubén Darío, Becker, los poetas del Siglo de Oro español. Pero creo que todo lo mío es una mezcla, tengo sangre negra, blanca e indígena, así que eso tenía que dar algún resultado.

¿Cómo vislumbra el festival de La Hamaca Grande?

Lo veo como una gran competencia, en donde se presenten nuevo autores de porros, cumbias, pasebol, paseaítos, etc, y en el que los acordeoneros se interesen por tocar estos ritmos, sin dejar a un lado los ya conocidos.

¿Todavía compone?

Yo no me dejo vencer. Tengo muchas canciones que no pegaron y estoy haciéndoles arreglos, para presentarlas de nuevo a las disqueras.

¿Cuál es su más reciente canto?

Una que hice en honor a los arroyos de Barranquilla, porque una tarde casi me llevan con todo y carro. Es un merengue.

Programa del Evento

Viernes 7 de agosto
Conferencias:
9 a.m. Biblioteca de Bayunca. Rubén Darío Álvarez y Juan Carlos Urango acompañados de Julio Rojas.
9 a.m. Biblioteca Juan De Dios Amador, Boston. Aníbal Teherán Tom, Hermanos Lora..
11 a.m. Conversatorio y muestra musical en Plaza de Canapote. Alfonso Hamburguer, Jorge Nieves, Felipe y Mario Paternina.
5 p.m. Conferencia de Adolfo Pacheco, Numas Armando Gil, Juan Salcedo Lora y Francisco Santos, ilustrada con el músico Rodrigo Rodríguez. Ernesto McCausland. Teatro Adolfo Mejía.
Muestra de revista Lampazo y del libro Mochuelos Cantores de los Montes de María.
7:00 p.m HOMENAJE A LOS 40 AÑOS DE LA HAMACA GRANDE
Lugar: Teatro Adolfo Mejía.

Juan Carlos Díaz M.
Corresponsal de EL TIEMPO
CARTAGENA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
6 de agosto de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad