Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Desplazados abandonaron Tercer Milenio pero prometieron regresar si Gobierno no les cumple

"Ahora estamos esperando a que el Gobierno nos cumpla con el proyecto productivo. Que no nos vayan a tomar del pelo dentro de tres meses", reclama una madre cabeza de hogar.

Revolviendo entre los escombros de su 'cambuche', Rafael Nieto recuperó una cobija raída y tres tomates frescos que se conservaban a la sombra de una lámina de madera.

Él hace parte del último grupo de las 300 familias desplazadas que desde el domingo en la tarde aceptaron abandonar el parque Tercer Milenio de manera voluntaria.

Afuera, lo esperaba un camión que lo conduciría a un hotel, en el que permanecerá mientras le entregan el subsidio para sufragar tres meses de vivienda y de alimentación. Pero se negaba a partir sin antes haber recorrido el parque que convirtió en su hogar durante casi cuatro meses.

Mientras se abría paso entre los palos de madera y las botellas plásticas que se convirtieron en el 'agosto' de los recicladores, recordaba la última parranda del viernes.

"Ese día, amanecimos bailando con la música del acordeón, pero, por lo general era en la tribuna donde hacíamos las asambleas", relata.

Dice que se va sin ningún sentimiento de nostalgia, pero agradece la lección que le dejó su estadía: "Después de haber vivido cuatro meses aquí, aprendí a sobrevivir con lo que tengo. Así, me las arreglé para cocinar sin cocina y sin gas y bañarme todos los días, aunque fuera a la intemperie", concluye este valluno de baja estatura y abultados labios.

La necesidad de ofrecerles a sus hijos un plato de comida, obligó a los desplazados a desprender adoquines del parque para improvisar estufas de carbón y valerse de las piletas públicas para el baño diario.

Hoy, después de cuatro meses, la necesidad de valerse de lo que tenían a mano para sobrevivir dejó 11 hectáreas del parque con daños estructurales y toneladas de basura.

"El daño más significativo está en las zonas verdes, que quedaron bastante deterioradas", indicó Eduardo Linares, administrador del parque.

Linares fue testigo de la reducción más significativa de asistentes a este espacio de recreación en los siete años de existencia.

"Un domingo en promedio, el parque era visitado por 15 mil personas. Con la llegada de los desplazados, la asistencia se redujo en más del 50 por ciento", agregó Linares, quién espera que, después de los dos meses que se demorarán los arreglos, los bogotanos vuelvan a asistir a la Recreovía, el evento más concurrido que había en el parque.

Antes de partir, los desplazados que estaban aglutinados en el camión entonaron cánticos cristianos, que según ellos "los animan a seguir adelante". Se van con la promesa de volver a tomarse el parque si en tres meses no reciben el dinero para invertir en proyectos que les permitan empezar de nuevo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
3 de agosto de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad