Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Uribe defendió conveniencia de acuerdo de uso de bases colombianas por Estados Unidos

Colombia está interesada en que esa presencia llegue a por lo menos otras dos bases donde ya hay personal asignado de Estados Unidos: Larandia (Caquetá) y Tolemaida.

"Obtener acuerdos con países como los Estados Unidos para que, con todo el respeto a la Constitución colombiana, a la autonomía de Colombia, nos ayuden en esta batalla contra el terrorismo, contra el narcotráfico, es de la mayor conveniencia para el país", dijo esta mañana el presidente Uribe desde el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada.

A dos días escasos de que Estados Unidos suspenda definitivamente sus operaciones antinarcóticos desde la base de Manta, el Gobierno colombiano reconoció oficialmente que -como lo informó este diario en marzo pasado- al menos tres pistas militares del país serán usadas por E.U. para suplir la capacidad operativa que perderá con su salida de territorio ecuatoriano.

Ayer, los ministros de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez, y del Interior, Fabio Valencia, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, confirmaron que hay un entendimiento para que naves y personal militar y de agencias antidrogas norteamericanos estén en las bases de Palanquero (Cundinamarca), Apiay (Meta) y Malambo (Atlántico). Las tres habían sido mencionadas en un informe de la Revista Cambio, hace dos semanas.

En esa lista, sin embargo, es notoria la ausencia de una pista cercana al Pacífico, por donde se mueven las principales rutas del narcotráfico y que estaba cubierto directamente por la base de Manta.

En dos semanas hay una nueva reunión de la que, señaló el general Padilla, podrían salir con el acuerdo firmado.

Fuentes del Ministerio de Defensa aclararon que el personal norteamericano no pasará la cantidad autorizada por el último acuerdo vigente (800 militares y 600 contratistas civiles para el Plan Colombia) y que en este momento están muy por debajo de ese tope. En el 2009, según los registros oficiales, hay una planta de 84 militares de E.U. y 243 contratistas.

Aunque todavía no está por escrito, altas fuentes que participan en la negociación confirmaron que el acuerdo tendría una vigencia de al menos 10 años. El Gobierno aclaró que habrá "medidas específicas para que, respetando la inmunidad prevista en este tipo de acuerdos, se haga seguimiento a los procesos eventuales a que haya lugar por violación de la ley colombiana".

No se ha determinado tampoco si el nuevo acuerdo implicará un aumento de los recursos de ayuda militar y antinarcóticos que recibe el país. Por ahora, lo único fijo son los 46 millones de dólares que, como lo reveló EL TIEMPO en mayo pasado, el presidente Barack Obama incluyó en su presupuesto de operaciones militares en el exterior y que serán utilizados para adecuar la pista de Palanquero.

¿Qué gana Colombia prestando sus bases? Además de asegurar que sigue estando en un lugar clave dentro de los planes de asistencia militar de Washington en los próximos años (en momentos en los que el Plan Colombia se acerca a su fin), el Gobierno del presidente Uribe tendrá un acuerdo que va más allá de las meras actividades antinarcóticos.

Así, en el acuerdo se contempla que Colombia tenga acceso a la información de inteligencia en tiempo real que recolecten los aviones que aterrizarán en las tres bases. Estos aparatos cuentan con tecnología de punta de la que no dispone el país y, como se ha demostrado antes, pueden jugar un papel clave en operaciones contra los grupos armados irregulares.

Además, todo lo que E.U. construya en los próximos años en esas bases pasará a Colombia una vez que termine el acuerdo.

Qué está definido

1. No aumentará la presencia de personal de E.U. en el país. En este momento, hay un tope máximo de 800 militares y 600 contratistas que no se moverá.

2. No habrá bases de E.U. Lo que se estableció es que usen instalaciones colombianas que ya existen. Los norteamericanos no ten- drán unidades independientes.

3. Operaciones irían más allá del narcotráfico. El Gobierno habla, literalmente, de "un acuerdo de cooperación contra el narcotráfico, el terrorismo y otros delitos".

'Si hace falta, nos demoraremos'

Ayer, el canciller Jaime Bermúdez ratificó que Colombia se tomará el tiempo que sea necesario para firmar el acuerdo.

"Tenemos claro, muy claro, que si hace falta nos demoraremos hasta quedar tranquilos en cuanto a que se cumplan la Constitución y la ley".

Agregó que no es una "imposición" de E.U. "Nosotros somos los primeros interesados en derrotar el narcotráfico y el terrorismo", dijo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
15 de julio de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�