Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Comenzó traslado de 300 desplazados de 1200 que aún viven en el Parque Tercer Milenio

La Secretaría de Gobierno confía en que otras 900 personas, que desde hace más de dos meses se habían tomado el lugar, también acepten el acuerdo con el Distrito.

Los primeros que desalojaron el parque, aceptaron alojarse en un albergue ubicado en la calle 16 con carrera 17 (barrio La Favorita), como parte de un acuerdo alcanzado con la Secretaria de Gobierno.

El pacto consiste en que los desplazados estarán en el albergue durante un mes, tiempo en el cual López se comprometió a adelantar los debates necesarios sobre la política pública de desplazamiento en Bogotá y buscar soluciones de fondo.

Sin embargo, los 900 que aún están en el Parque Tercer Milenio, no han aceptado el acuerdo.  La Secretaría de Gobierno confió que en las próximas horas este grupo también acepte su trasladado a otro albergue, que está ubicado en la calle 13 con carrera 32.
Anuncian demandas

Demanda a promotores de tomas

Por su parte, el Gobierno Nacional, a través de Acción Social, anunció que ante la Fiscalía se interpusieron demandas penales contra personas que vienen promoviendo tomas de desplazados en diferentes sitios de Bogotá, como las ocurridas en la Plaza de Bolívar y el parque Tercer Milenio.

El anuncio fue hecho por Emilia Casas, coordinadora de Acción Social para Bogotá, quien agregó que se aportó un importante acervo probatorio para la investigación, aunque reconoció que es un tema delicado debido a que algunas personas han sido amenazadas.

Casas también advirtió que Acción Social no privilegiará a grupos de desplazados que tomen las vías de hecho, como las ocupaciones indebidas en el espacio público, para solicitar ayudas.

Dijo que la responsabilidad de atender a este tipo de población no es solamente de Acción Social, sino de gobernadores y alcaldes, tal como lo estipulan mandatos de la Corte Constitucional.

Precisamente, hizo un llamado al Ministerio del Interior para que les recuerde a los entes territoriales la obligación de tener programas de prevención y atención a la población desplazada.

Explicó que este punto es fundamental para evitar que los desarraigados de otras regiones lleguen masivamente a Bogotá, donde creen que las ayudas serán más fáciles.

Casas resaltó la coordinación que adelanta con la Secretaría de Gobierno de Bogotá para brindarles a los desplazados distinto tipos de ayuda humanitaria.

Precisamente, recordó que en la capital existen seis puntos especializados en la atención de desplazados -en Suba, Kennedy, Bosa, San Cristóbal, Puente Aranda y la Terminal de Transportes- que brindan ayudas y asesorías.

Una vez registradas en esos puntos, se valora la necesidad de cada una de las familias desplazadas.

La prioridad es atender a hogares conformados por madres cabeza de familia, personas de la tercera edad y discapacitados.

Estas ayudas básicamente consisten en bonos de alimentos y pago de arriendos.

Vivienda y proyectos productivos, las peticiones clave

Frente a las peticiones de los desplazados del parque Tercer Milenio - tener vivienda propia, así como empleos o proyectos productivos permanentes-, Acción Social reconoció que son temas complejos que necesitan la intervención de otras entidades, como el Viceministerio de Vivienda. En el último año, el Gobierno Nacional ha entregado cerca de 22 mil subsidios de vivienda a esta población, pero la meta es hacer la entrega de 30 mil por año. La secretaria de Gobierno, Clara López, insistirá ante el Concejo de Bogotá en la posibilidad de que los subsidios de vivienda complementarios que entrega el Distrito a los desplazados puedan ser utilizados fuera del territorio de Bogotá.

Respecto de la generación de ingresos para los desplazados, las dos partes manifestaron estar de acuerdo en buscar mecanismos para que los recursos económicos puedan llegar a esa población.

En riesgo, inversión millonaria

El Parque Tercer Milenio, lugar que ocupan más de mil desplazados desde hace dos meses, tiene siete alamedas (todas dotadas con ciclorruta) y una extensión de 32 metros de ancho por 400 metros. Simboliza la lucha de la vida contra la muerte.

Con una inversión cercana a los $24 mil millones, se construyó sobre las ruinas de la tristemente famosa calle del Cartucho, un verdadero 'distrito' del hampa, el crimen y la droga, que durante décadas fue el hogar de viciosos y delincuentes. "Investigué si en el mundo había una ciudad con algo parecido al Cartucho y nunca la encontré.

El Cartucho era la fábrica de la indigencia en Bogotá", recuerda la concejala Gilma Jiménez, directora de Bienestar Social del Distrito durante la alcaldía de Enrique Peñalosa, en la que empezó la recuperación de esa zona.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
26 de mayo de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad