Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Barras bravas de Cali y América se pelearon en la cancha del Pascual

Un nuevo hecho de violencia se presentó en la capital vallecaucana cuando se jugaba el clásico entre verdes y rojos, correspondiente a la quinta fecha de la Copa Colombia.

Una bochornosa batalla campal se presentó cuando ingresaron a la cancha del estadio Pascual Guerrero hinchas del Deportivo Cali y del América, provocando la suspensión de uno de los clásicos de la quinta fecha de la Copa Colombia.

Tres personas lesionadas y al menos ocho fanáticos detenidos, es el saldo parcial de los desórdenes que se presentaron durante el partido que ambos equipos jugaban  por la Copa Colombia Los hechos se presentaron casi finalizando el primer primer tiempo del partido. Pese a la poca asistencia en las tribunas, los miembros de las barras bravas de ambos equipos comenzaron a increparse.

A los 9 minutos del segundo tiempo, cuando el Cali ganaba 1-0 con gol de Armando Carrillo, en las tribunas norte y sur del estadio comenzó la revuelta de los furibundos aficionados que, con palos, cuchillos y botellas, buscaban enfrentarse.

Según informaron las autoridades, el enfrentamiento fue entre miembros de las barras Frente Radical, del Cali, y Barón Rojo, del América.

Algunos testigos del hecho comentan que cuando se disponía a cobrar un tiro libre, el defensor Jersson González hizo algunos gestos que desataron la ira de la barra del Cali, que derribó las mallas del estadio e ingresó a la cancha.

El pánico se apoderó de los asistentes a la tribuna de occidental que, al ver la magnitud de los hechos, tuvieron que correr a refugiarse en la parte alta del estadio.

Alrededor de 50 hinchas, tanto 'verdes' como 'escarlatas', saltaron a la cancha para continuar con la riña. Árbitros y jugadores corrieron de inmediato a los camerinos.

Los hechos se salieron de control y los aficionados rompieron las mallas que los separan de la cancha y se agredieron. Voceros de la policía señalaron que la situación fue controlada poco tiempo después.  Ningún jugador resultó lesionado. Voceros de las autoridades señalaron que a esta hora refuerzan las medidas de seguridad, pues hay presencia de hinchas en los alrededores del estadio.

Después de unos minutos, la Policía retomó el control y evitó mayores desmanes.

Aún no se conoce la fecha de la reanudación del encuentro, EL TIEMPO conoció que la desición está en manos de la Comisión Disciplinaria de la Dimayor y de la Comisión Arbitral de la Federación de Fútbol, quienes son los encargados de adoptar las medidas necesarias.

REDACCIÓN DE DEPORTES
CALI

Publicación
eltiempo.com
Sección
Deportes
Fecha de publicación
6 de mayo de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad