Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

A manos del Estado, bienes de Cristian Borda Gómez, harlista supuestamente vinculado a la mafia

A las motos con las que casi cada fin de semana aparecía en las citas de los amantes de esas máquinas, entre otros bienes avaluados en al menos $15 mil millones se les inició extinción de dominio.

La Fiscalía asegura que todas esas propiedades son producto de sus vínculos con el narcotráfico. Entre lo que le quitaron también hay ocho camionetas y camperos y más de 20 relojes de marcas como Rolex, Bulgari y Cartier que están ahora en una bodega del Banco de la República en Bogotá.

Borda Gómez tenía decenas de predios en Barranquilla, Quindío, Girardot y Bogotá. En efectivo y títulos valores le encontraron dólares y pesos por más de 500 millones.

En la investigación se concluyó que los bienes fueron adquiridos desde que empezó su participación en la red de narcotráfico. Incluso, dice el proceso, sus testaferros le siguieron reportando 'regalías' mientras estuvo preso en E.U.Ahora, no se descarta que la DEA haga un nuevo requerimiento contra Borda Gómez.

Así, los lujos que durante años acompañaron a Cristian Fernando Borda Gómez, un reconocido miembro de la comunidad harlista colombiana, van camino de ser historia.

Borda fue capturado a mediados del año pasado en un operativo que sorprendió a sus vecinos de un lujoso condominio del norte de Bogotá. Aunque su estilo de vida era ostentoso, tal vez ninguno imaginaba que vivían junto al hombre al que las autoridades colombianas señalan de ser uno de los principales enlaces entre los carteles colombianos y mexicanos.

Aunque el nombre de Borda no era muy conocido para la justicia colombiana, las agencias antidrogas de E.U. tenían referencias de sus actividades ilegales al menos desde 1997. De hecho, pagó 5 años de condena por narcotráfico en ese país.
Lo que dice el expediente en su contra es que, tras su regreso a Colombia, siguió con el negocio.

Autoridades antidrogas aseguran que formó parte de una red a la que le quitaron dos millonarios cargamentos de cocaína: uno de 474 kilos, el 12 de septiembre del 2006, y nueve días después dos toneladas y media del alcaloide que eran transportadas en un pesquero que salió de Manta (Ecuador) y que iba a hacer trasbordo con un buque de mayor tamaño que tenía como destino un puerto en el Pacífico mexicano.

Borda y dos hombres identificados como Jhon Alejandro Ossa Bustamante y Juan Jaime Montoya Estrada son considerados como los jefes de ese grupo de narcos. Los tres pagaron cárcel por narcotráfico en E.U y los tres, dice la Fiscalía, "no tienen actividad lícita demostrable" que justifique sus lujosas propiedades.

Aunque Borda aseguró en su declaración que sus bienes se limitaban a una camioneta, una motocicleta Harley y dos pequeñas propiedades rurales en el centro del país, los seguimientos del CTI y la Policía arrojaron otra cosa. El expediente de extinción de dominio señala que varios bienes ocultos estaban a nombre de su esposa, de su mamá, de sus cuñados y otros allegados.

Además, se descubrió que desde el momento de su captura su gente inició una desesperada carrera por vender propiedades que, aunque fueron negociadas, terminarán en manos de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Los investigadores concluyeron que ninguno de esos 'propietarios' "tenía capacidad económica lícita" y que las transacciones tenían "el ánimo de ocultar el gran capital que tenía (Borda) y dispersarlo debido al origen ilícito del mismo".

REDACCIÓN JUSTICIA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Justicia
Fecha de publicación
25 de abril de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad