'No hay contradicción de la Procuraduría en casos de 'Yidispolítica', dice Alejandro Ordóñez

'No hay contradicción de la Procuraduría en casos de 'Yidispolítica', dice Alejandro Ordóñez

Según el Procurador, no hay pruebas contundentes para sancionar a Sabas Pretelt y Diego Palacio por ofrecer supuestas prebendas a Yidis Medina, pero sí para pedir la condena de Teodolindo Avendaño.

3 de abril de 2009, 05:00 am

Ordóñez también reveló que hay una indagación preliminar por supuesta participación en política contra el ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, quien renunció a su cargo para aspirar a la Presidencia de la República.

¿No hay contradicción en las conclusiones de la Procuraduría en los casos de Yidis Medina y Teodolindo?

En absoluto. La contradicción está en el cacumen y en la imaginación de ciertos periodistas que creen que tengo una agenda política y que entonces entonces tendría que absolver a todo el esté relacionado con el Gobierno. Aquí la única agenda que tiene el Procurador es la que le señalen las pruebas que hay en las investigaciones. Condeno a quien deba condenar y absuelvo a quien deba absolver, así se me venga el mundo encima. Para eso me eligieron.

La Procuraduría creyó en lo que dijo Yidis Medina en el caso de Teodolindo. ¿Por qué no fue así en cuanto a sus declaraciones contra funcionarios que, según ella, ofrecieron prebendas?

En el caso de los ministros no se analizó el tema de la Notaría 67. Si en el proceso que fallé no estaban esas pruebas, ¿qué hago? En el caso de Sabas Pretelt y de Diego Palacio me correspondió analizar la conducta de ellos como funcionarios, de acuerdo con unas realidades que había en esa investigación. Lo único que encontré fueron contradicciones e inconsistencias generadoras de dudas. Por lo tanto, no se podía tomar una decisión diferente a la que tomé.

¿Qué encontró la Procuraduría en el caso de Teodolindo?

En el caso de Teodolindo la Procuraduría encontró pruebas que señalan que el ex congresista había cometido cohecho propio por haber omitido un acto propio de su cargo y que estaba incurso en enriquecimiento ilícito. No justificó en sus cuentas 200 millones de pesos. Pero cuidad, porque allí lo que se analiza es la conducta de Teodolindo Avendaño.

¿El caso de Teodolindo puede enredar a funcionarios del Gobierno en la Procuraduría?

La misma resolución de acusación quita, o separa, de la investigación el análisis de la conducta de los ministros. Allí no se habla de la conducta de ellos, no se habla de quién ofreció sino de quién recibió. Si a alguien lo condenan por recibir, alguien dio. Eso lo dice la lógica, claro. Pero la lógica jurídica nos dice que como el que dio cometió un delito a él debe vencérsele en juicio.

Por la 'Yidispolítica' hay diez procesos y en ellos hay trámites que están apenas en pliegos de cargos. Y hay algo más que no se sabe: en el caso de los ministros, sino fallaba ese día precluía el negocio por prescripción de la acción disciplinaria.
 
¿Cómo va a funcionar el bloque de búsqueda que anunció para casos de corrupción?

No tiene sentido que las sanciones que impone el Estado se produzcan años después que el funcionario termine su periodo, se pierde la función social de la pena. La gente debe entender que los actos de corrupción tienen sanción y que corren riesgos si meten la mano en el presupuesto. Por lo menos, que se les dificulte robar. Pero la corrupción está tan generalizada y ha desbordado tanto al Estado que es necesario coger casos de impacto para que se les sancione a tiempo. Por eso conformé un bloque de búsqueda con los mejores investigadores y firmé con la Embajada de de Estados Unidos un acuerdo para dotarlos con tecnología de punta.

¿Qué medidas va a tomar la Procuraduría de cara al año electoral?

Estamos atentos. Y estamos haciendo indagaciones previas en casos como el del ex ministro Andrés Felipe Arias, pero no puedo decir más. 

¿Como avanzan las investigaciones por los falsos positivos?

En el caso de los falsos positivos encontramos investigaciones dispersas y falta de metodología. Muchos de estos casos fueron archivados y los hemos tenido que reabrir.  Los concentramos en una delegada que va a estar pendiente de esas 950  investigaciones y 2.200 investigados que antes estaban en el despacho del Procurador, en la Viceprocuraduría, en la delegada de Derechos Humanos, en Investigaciones Especiales y en regionales.

¿Qué resultados se tienen hasta el momento?

Se han hecho diligencias en la Brigada 14, en Ábrego, Ocaña, Cúcuta y Bucaramanga, en Cimitarra, en el batallón Santander, que está relacionado con el caso de Soacha, estableciendo la estructura de quiénes contactaban a las víctimas y las transportaban hasta los sitios donde iban a ser entregadas.

REDACCIÓN JUSTICIA