Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Se abre paso la chatarrización de carros particulares en Bogotá

En el futuro podría limitarse el cupo para la compra de carros nuevos ya que habría 'cupo' al igual que sucede con los taxis. Polémico proyecto de un consejal.

Los bogotanos podrían tener en el futuro limitaciones para la compra de carros nuevos, si el Concejo de Bogotá aprueba una iniciativa que establece un cupo máximo de vehículos particulares que podrán rodar por la ciudad.

La idea hace parte de un conjunto de medidas contenidas en un proyecto de acuerdo que busca implementar en la capital del país la chatarrización de carros particulares.

El cupo, según explicó el concejal Antonio Sanguino, autor del proyecto, "sería gradual y flexible en la medida que la ciudad vaya ampliando y mejorando sus vías".

La Secretaría de Movilidad sería la encargada de realizar un estudio para determinar dicho cupo y a su vez, controlará el otorgamiento de matrículas para mantener el cupo máximo.

Consultado sobre las consecuencia del eventual surgimiento de mafias que trafiquen con los cupos como ocurre hoy con los taxis, en donde los primeros llegan a valer más que los propios carros, Sanguino respondió que la idea es abrir el debate.

"El espíritu del tope no es que exista un techo sin más, ni que se genere una mafia, sino que haya renovación del parque automotor de la ciudad", explicó el concejal.

Chatarrización

La propuesta central del proyecto es sacar de circulación, a través de un proceso de chatarrización, los carros particulares que tengan más de 20 años de uso.

Con la ímplementación del cupo y la chatarrización, Sandino estima que se darían pasos importantes para mejorar la movilidad y el medio ambiente en Bogotá.

Sanguino cita un informe de la Cámara de Comercio, según el cual los vehículos tienen un promedio de uso de 13,5 años y la vida útil de los mismos es de 400.000 kilómetros, apróximadamente unos 20 años.

"Después de ese lapso el vehículo empieza a perder su fiabilidad y la probabilidad de su buen funcionamiento.

La chatarrización se haría a través de un fondo aliementado con el tres por ciento del actual impuesto de vehículos automotores, mediante el cual se pagaría el avaluo del carro a chatarrizar y se establecería la posibilidad de ofrecer líneas blandas de crédito para que las personas de menores recursos puedan acceder a un vehículo más nuevo.

Por ahora, queda abierto el debate, y queda mucho por aclarar, pues el proyecto no hace referencia a temas como las deudas de impuestos, o la revisión técnico-mecánica que muchos de esos viejitos pasaron en los CDA.

Publicación
motor.com.co
Sección
Fecha de publicación
20 de marzo de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�