Publicidad

ARCHIVO

Sábado 25 de febrero de 2017

Así se gestó el 'radical' cambio de posición de Germán Vargas Lleras sobre el referendo

El primer síntoma de que Cambio Radical iba a modificar su posición en torno al referendo reeleccionista se dio la noche del sábado en Cartagena, el día previo a la cumbre de ese partido.

Por: Redacci�n ELTIEMPO

Fue en una reunión que organizó en su casa la magistrada del Consejo Nacional Electoral, Adelina Cobo. Allí, la senadora Nancy Patricia Gutiérrez, a quien en Cambio catalogan como uribista,  comenzó a insistirle a Germán Vargas que como partido tenía que seguir en la coalición uribista y apoyar el referendo.

A ella se sumaron voces de otros congresistas. Fue tanta la insistencia que Vargas les respondió: "Hagan lo que consideren, tienen vía libre".

El domingo, la senadora Gutiérrez volvió a ser protagonista cuando la bancada tomó la decisión de que Cambio Radical no se opondría a que el texto del referendo reeleccionista
sea modificado para que el presidente Álvaro Uribe pueda acceder a una segunda reelección en 2010.

Primero, se opuso a firmar una declaración que proponía separar del partido a Roy Barreras. Apoyada por los también representantes Tarquino Pacheco y Juan Manuel Hernández, logró suavizar el tono del comunicado, el cual solo les pidió a los órganos de control interno del partido "revisar" las actuaciones de Barreras.

Pero el momento de mayor acaloramiento vino a los pocos minutos, cuando la senadora Gutiérrez pidió la palabra para solicitar que el partido tomara una decisión clara sobre el
tema del referendo.

"Cambio Radical no debe ser visto como un partido enemigo del presidente Álvaro Uribe", dijo.
 
Su desconfianza obedecía a que -según lo narró un senador presente- en una primera lectura de la declaración que hablaba sobre el referendo se dijo que Cambio Radical apoyaba su trámite, pero "con el texto tal como fue aprobado en la Cámara de  Representantes".
 
Ante esto, ella pidió que se cambiara la redacción del comunicado y que se respaldara el referendo pero "sin condiciones".

Esta intervención le valió una sentida respuesta de Vargas Lleras, quien soltó una frase similar a la que había pronunciado la noche anterior: "Hagan lo que quieran".

Acto seguido se redactó el comunicado en el que además de respaldar la gestión de Vargas Lleras y de proclamar la unidad del partido, se incluyó una breve línea en que la colectividad se compromete a impulsar el referendo.

Este cambio de posición del jefe del partido generó varias interpretaciones entre los asistentes. El senador Rodrigo Lara, cercano a Vargas, aseguró que es innecesario convertir
el referendo en un motivo de discordia, toda vez que "tiene demasiados obstáculos en el camino, como el de la cantidad de votos que requiere para ser aprobado".

Pero otros tuvieron una lectura distinta. "El doctor Vargas Lleras supo captar, antes de que el tema fuera llevado a votación, la posición de la mayoría de sus congresistas", dijo el senador Plinio Olano.

La noche del domingo, en una cena a bordo de un barco en la bahía de Cartagena, auspiciada por el senador Javier Cáceres, a Vargas se le vio triste e incluso habló de que el partido estaba dividido.

"Yo aún no he tomado una decisión en materia de candidaturas", dice Germán Vargas Lleras

"Una vez tome esa decisión, en el evento de que participe como candidato, lo haré independientemente de la suerte que tome el proyecto de referendo o de la decisión que adopte el presidente Uribe", agrega.

¿Qué tan unánime fue la decisión de la bancada de respaldar el referendo sin condiciones?

La bancada de senadores tomó la decisión de actuar con libertad. Significa eso que la decisión adoptada por la Cámara de Representantes en noviembre del año anterior, no los compromete. Ellos sienten que van a reunirse y a tomar su propia determinación.

¿Cuál es su posición personal frente al referendo reeleccionista?

Pienso que es posible modificar en el Congreso cualquier texto que venga en un referendo. Ahora el Senado procederá a definir. Si ratifica el texto aprobado en la Cámara, el proyecto irá a sanción presidencial. Si lo modifica, el proyecto deberá ser  conciliado.

¿Y qué pasa si en el Senado le cambian el texto al referendo para que el presidente Uribe pueda lanzarse en el 2010

Cambio Radical no será un obstáculo en la aprobación de la iniciativa. A partir de ahí va a la Corte Constitucional, la cual deberá modificar la jurisprudencia actual. También entraría un concepto del Consejo Nacional Electoral, y finalmente está la  convocatoria que se haga para consultar la opinión de los colombianos. No parece fácil que 7 millones y medio de personas participen en esa convocatoria. 

NELSON PARRA
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO

Publicidad

Publicidad