Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Vacuna contra virus del papiloma es ideal que se aplique antes de iniciar la vida sexual

Instituciones y médicos consultados por EL TIEMPO, a raíz de la polémica sobre la eficacia del biológico, advierten que niñas deben tenerla entre los 10 y los 13.

¿Aplicar o no aplicar la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) a las niñas y adolescentes? La duda quedó sembrada entre los padres de familia esta semana, tras el escándalo en Valencia (España) por supuestas reacciones adversas en dos adolescentes a la vacuna Gardasil (sufrieron convulsiones y fiebres).

Y terminó creciendo por la alerta lanzada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), que pidió, a raíz de lo ocurrido en Europa, hacer seguimiento a todas las mujeres que sean inmunizadas con este biológico.

Como si fuera poco, el Instituto Nacional de Cancerología (INC) insinuó que en Colombia se está haciendo uso indebido de la vacuna, pues se estaría aplicando a niños varones y a mujeres adultas que no están recibiendo la información completa sobre la eficacia del biológico. En estas podría ser menor.

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más común. Puede causar desde verrugas hasta lesiones precancerosas y cáncer, tanto en hombres como en mujeres, y por eso la inquietud de los padres de familia.

Quedó frenada

Nubia Gómez, mamá de dos niñas, dice que en medio de toda esta información quedó sin saber qué hacer.

"La primera de mis hijas, de 13 años, ya recibió dos de las tres dosis indicadas; mi idea era vacunar a mi otra niña, de 9 años, pero a estas alturas no sé si les va a servir o si les va a hacer daño", dice.

Carlos Vicente Rada, del Instituto de Cancerología, dice que las pacientes ideales para la vacuna son las niñas de entre los 10 y los 13 años que no hayan iniciado su vida sexual.

Frente al caso de los varones, Rada es claro en afirmar que la utilidad de la vacuna apenas está siendo objeto de estudio.

La confusión sobre el uso del biológico, según el Instituto de Cancerología, se explica en parte por la intensa promoción comercial que ha tenido, con información incompleta.

Aquí hay 2 tipos de vacuna

Y mientras instituciones médicas hacen precisiones sobre el uso de la vacuna, los productores de la dos que hay en Colombia aseguran que son seguras y que cuentan con los debidos registros. La primera es Gardasil, de Merck Sharp and Dohme (MSD), que inmuniza contra los subtipos de VPH 6 y 11, causantes del 90 por ciento de las verrugas genitales, y contra los subtipos 16 y 18, responsables del 70 por ciento de los casos de cáncer cervicouterino. La segunda es Cervarix, de GlaxoSmithKline, que brinda inmunidad contra las cepas 16 y 18.

Felipe Arbeláez, director médico de MSD, asegura que Gardasil tiene aprobación de la Emea, agencia regulatoria de Europa, y del Invima, para ser aplicada en niños y adolescentes de 9 a 17 años y mujeres de 18 a 26 años.

"En hombres, el VPH 16 ha sido relacionado con el desarrollo de cáncer anal, de cabeza y cuello y de pene; como la infección por VPH puede resultar en verrugas genitales, lesiones precancerosas y cáncer, tanto en hombres como en mujeres, es necesario buscar alternativas de prevención en ambos grupos", agrega Arbeláez.

Entre tanto, Juan Carlos Berbesi, director médico de Glaxo, dice que Cervarix no está aprobada para niños y recomienda su aplicación, con base en principios de salud pública, para niñas entre los 10 y los 13 años, aunque asegura que brinda protección a mujeres adultas.

También Carlos Humberto Pérez, ginecobstetra y presidente de la Asociación Colombiana de Colposcopia, dice que la edad ideal de vacunación es 12 años, pues el impacto epidemiológico de la vacunación masiva a esas edades se va a reflejar en una reducción de mortalidad por este cáncer en el futuro. Por eso insiste en que si bien no está contraindicada para mujeres adultas, los resultados en términos de salud pública no van a ser los mismos.

"Esa es la razón por la cual los sistemas de salud privilegian la inmunización de las niñas", dice.

861.000 pesos pueden costar las tres dosis de la vacuna, dependiendo de la que se escoja entre los dos tipos que se comercializan en Colombia. Una de ellas puede quedar en 680.000 pesos.

100 son los subtipos del virus del papiloma humano. De ellos, 30 se trasmiten por vía sexual y se calcula que el 70 por ciento de la población sexualmente activa está afectada por ellos.

Es necesario perderle el miedo a la citología

En el mundo, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, se registran cada año 500 mil nuevos casos de cáncer de cuello uterino - el 80 por ciento en países pobres-, y 273 mil mujeres mueren por este mal. Cuando se detecta en fases tempranas, el porcentaje de cura y sobrevida es superior al 95 por ciento. En Colombia todas la mujeres tienen acceso a la citología, y aún así el país se ubica en el grupo de naciones con más alto riesgo de cáncer cervicouterino.

La Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva de Profamilia (2005) indica que 8 de cada 10 colombianas entre los 18 y los 65 años se han sometido al menos a una citología en la vida.

Pero un sondeo de la Liga Colombiana contra el Cáncer entre 115 de sus usuarias, encontró que el 58 % le tiene miedo a la citología y un 42 % dijo sentir temor de recibir un diagnóstico de cáncer.

El 42 por ciento afirmó que la toma de la prueba les produce vergüenza, mientras que un 13 por ciento les da pereza someterse a ella. Por encima de esto, la recomendación es perderle el miedo a la citología.

A quiénes benefician realmente estas vacunas

Se calcula que alrededor del 70 por ciento de la población sexualmente activa está infectada con distintos subtipos del virus del papiloma humano (VPH), que son más de 100, 30 de los cuales se transmiten por vía sexual. No todos desarrollan cáncer o verrugas por su causa. Las vacunas protegen contra las cepas más riesgosas.

Se considera que el impacto de los biológicos contra el VPH es mayor cuando se aplica a niñas que no han iniciado su vida sexual, pues no han tenido contacto con este agente contagioso.

¿Les sirve a las adultas?

Si se trata de mujeres que no han tenido contacto con las cepas del virus contra las cuales inmunizan las vacunas, sí. Si ya son portadoras de los subtipos más riesgosas del virus, como los 16 y 18, lo más probable es que, a causa de la infección, ya hayan desarrollado lesiones precancerosas o cancerosas que ameritan tratamiento urgente. Si este es el caso, la vacuna no aporta nada, no sirve para tratar la infección por VPH o las lesiones ya generadas. Es indispensable que cada mujer establezca con su ginecólogo cuál es su condición.

¿Por cuánto tiempo protegen las vacunas contra la infección?

La verdadera duración de la inmunidad de ambas vacunas no se conoce todavía. Están investigando para establecer qué tan extensa es la protección. Algunos modelos matemáticos estiman que podría alcanzar hasta los 20 años.

¿Las mujeres deben seguir haciéndose la citología?

Las vacunas no protegen contra todos los tipos de VPH, por esa razón es indispensable que las parejas (incluso las estables) usen condón y las mujeres se practiquen periódicamente la citología.

¿La vacuna tiene efectos secundarios?

No ha sido posible establecer una relación entre los supuestos eventos adversos registrados en España y la vacuna recibida por dos adolescentes que resultaron afectadas. Los laboratorios insisten en que no se han conocido efectos secundarios graves y que durante los estudios las vacunas demostraron ser seguras y eficaces.

¿Cómo se adquieren las vacunas?

Ninguno de los dos biológicos está incluido en los planes de vacunación de los colombianos, así que es necesario comprarlos. Dependiendo del que se escoja, las tres dosis pueden costar entre 680.000 pesos y 861.000 pesos.

REDACCIÓN SALUD

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
12 de marzo de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad