Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Choachí recibió al torero español Francisco Pavón para celebrar sus ferias y fiestas

Alto, delgado y con el andar gallardo que caracteriza a los toreros, llegó el sábado pasado a Choachí, el matador para lucirse en la población cundinamarquesa.

Al día siguiente, en medio de las ferias y fiestas del municipio, la plaza La Morenita fue el escenario en donde, después de 68 años, un torero español volvió a tomar la alternativa en Colombia.

El último había sido Luis Miguel Dominguín, quien a los 15 años decidió convertirse oficialmente en matador de toros, aunque luego renunció a ella y la retomó en España nuevamente para capotear al lado de figuras como Manolete.

Pavón, nacido en Écija (Sevilla) y apoderado por Tomás Campuzano, debutó con picadores en Morón de la Frontera en mayo de 2007. El sábado alrededor de 3.100 personas vieron su talento en Choachí.

La corrida, organizada por el criador de toros Jerónimo Pimentel, se hizo en beneficio de un hogar para ancianos y los restaurantes infantiles de esta localidad.

"Esto quedará para los anales del toreo colombiano y español. Para mi fue un honor tomar mi alternativa en un municipio tan bello como este y con tanta afición taurina. El pueblo nos acogió muy bien y además qué orgullo colaborar para una causa social", explicó Pavón.

Su entrañable amigo, Over Gelaín Fresneda ('Gitanillo de América'), uno de los toreros más destacados de Colombia, lo acompañó y le dio la alternativa. Junto a él estuvo el otro matador, Vicente Barrera.

"Bogotá y las demás plazas se habían apoderado de la 'fiesta brava'. La Santamaría está quieta durante casi 10 meses del año. Si los novilleros no toman la alternativa en plazas como La Morenita, prácticamente se les van las ilusiones porque en España, Manizales o Cartagena, es imposible", explicó Gitanillo.

Dijo que la plaza de Choachí subió a segunda categoría, de tal forma que los toreros pueden seguir confiando en que allí hay una gran afición.

"Se rompe un esquema; queda ya en los anales de la tauromaquia. Quién quita que para el próximo año estén aquí Enrique Ponce o Vicente Barrera", dijo Gitanillo.

Agregó que algunos piensan que no puede haber más empresarios y aficiones diferentes a las ya conocidas, pero se demostró que sí hay públicos diferentes.

Por su parte el matador español Vicente Barrera, manifestó que esta corrida fue un buen indicador de la enorme afición taurina que hay en Choachí.

"De hecho, si tiene una plaza de toros tan bonita como esta, por algo será. A Francisco Pavón se le brindó la oportunidad y es un sueño que se le ha cumplido. Soy muy amigo de él y por amistad he venido a acompañarlo", explicó el Barrera.

Al final de la tarde, en donde también torearon Gitanillo de América y Cristóbal Pardo, se recolectaron unos 45 millones de pesos, destinados a las obras sociales del municipio.

Aunque el hecho pasó inadvertido para los medios especializados, lo cierto es que para los anales de la historia taurina en Colombia, la plaza La Morenita de Choachí se convirtió en la primera, diferente a las grandes casas taurinas, en ser escenario de la alternativa de un torero ibérico.

Francisco Pavón nunca había venido a Colombia, pero en su mente siempre quedará grabada la afición de Choachí. Ahora lo esperan al menos cinco corridas en Colombia y otras 10 en España, con la ilusión de cortar muchas orejas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
15 de enero de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad