Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Flora Martínez ¡¡Fuaaaaa!!

Flora Martínez le contó al periodista Daniel Samper Pizano, en exclusiva desde Madrid, sobre las mujeres que ha sido durante su carrera de actriz y sobre el antes y el después de cumplir 31 años.

El mensaje en que Fernán Martínez, agente de Flora Martínez, me concretaba la entrevista con la actriz decía: "Talentosa, bella, número 1 en rating en Colombia, en la película no le tocó empelotarse, ni hacer de puta, mula o sirvienta sudaca indocumentada. Y sus parlamentos son en inglés". 

Flora estaba de paso por la península ibérica como un efímero ventarrón del trópico: estreno en Lisboa de su última película, El arte de robar y, 24 horas después, visita de una sola noche a Madrid. Aquí presenció "uno de los conciertos más lindos a los que he asistido en mi vida", donde tocaban el jazzista brasileño Iván Lins y el marido de Flora, el pianista uruguayo José Reinoso.

Contra lo que auguraban quienes la creen temperamental e imprevisible, Flora asistió a la cita para la entrevista con puntualidad de tren suizo. Toda de negro hasta los pies vestida, fue durante hora y media encantadora, inteligente, divertida y 'resencilla', como dicen los argentinos.

(Ella reconoce hoy que sí, que era muy temperamental, y agrega una sarta de ideas afines: brava, animal, visceral, emotiva, insaciable, pasional...) 

Supe de Flora hace 12 años, en 1996, cuando fue escogida para la telenovela paródica 'Leche'. Era entonces una actriz muy joven y casi desconocida, a pesar de que llevaba cuatro trabajando en papeles de reparto. Al observar los videos de prueba de aspirantes al elenco, el luthier Jorge Maronna, coguionista de la serie junto con Bernardo Romero Pereiro y el autor de estas líneas, exclamó:

- ¡Si esta es la Flora, cómo será la Fauna!

Desde ese día nos cautivó a todos los que participamos en la creación de la teleserie. Ahora, al cumplir 31 años, la láctea sardina que interpretó a Susana en 'Leche' acumula muchas experiencias más en la televisión y nueve largometrajes, casi todos tormentosos. En varios de ellos se desnudó, hizo de puta, sicaria, mula o drogadicta, como afirma el mensaje de Fernán Martínez.

Ahora, en la última, le correspondió un papel cómico en el que no mata a nadie ni tiene que quitarse la ropa. Es una comedia policiaca con leves toques esperpénticos dirigida por el portugués Leonel Vieira.

"Estoy feliz haciendo comedias -dice Flora-. Antes me esmeraba en desempeñar tragedias, dramas y papeles donde había que regodearse con el dolor. Me sentía más actriz si mi personaje era pobre, tuerto y manco. Pero cumplir los 30 años te marcan un antes y un después y ya estoy en el después".

El después significa que la antigua bogotana, explosiva y fogosa, que vestía como gamina y despreciaba el maquillaje, se ha sosegado. Antes era incapaz de terminar un libro y ahora es aficionada a la lectura. Procura ser ama y señora de sus pensamientos y sus emociones. Hoy es más internacional (figura en su página web como 'actriz colombo-canadiense', lo último por parte de madre).

Cuida su aspecto externo (empezó la entrevista exhibiendo una cachucha sofisticada, zapatos de tacón zancudo con sótanos transparentes y mitones de ciclista que habrían envidiado por igual Lance Armstrong y Madonna, y luego se cambió por un traje frutal). Pero sigue prefiriendo "lo de adentro a lo de afuera".

Un nuevo amor...el micrófono

Parte de lo de adentro que intenta lanzar afuera es la música. Ha compuesto más de veinte canciones en inglés y español con letra y música suyas y arreglos de su marido. Ambos cocinan un disco a fuego lento entre Barcelona y Bogotá; Flora aún se muestra indecisa acerca de si escogerá solo canciones en castellano o incluirá algunas en la lengua de su segundo apellido: Prowse. Lo cierto es que está feliz cantando.

"Cantando he descubierto una nueva intimidad -comenta-. En el cine estás rodeada de mucha gente, incluso en las escenas de cama: técnicos, directores, camarógrafos... En el canto, en cambio, eres tú y el micrófono, sin intermediarios. Pero cantar exige soltarse poco a poco y yo he vivido a borbotones, así que tengo que trabajarlo con cuidado".

Aún no se ha presentado como intérprete ante un auditorio vivo. Sueña con hacerlo y aguarda el momento "con entusiasmo y con temor".

También ha vuelto a las telenovelas -está actuando en Vecinos- y quiere hacer teatro, ojalá dirigida por Víctor Mallarino. Las pocas horas que pasó en Madrid entre el 4 y el 5 de noviembre salió a buscar en las librerías algunas obras de teatro para adaptar en Colombia. En la Plaza de Colón tropezó con una obesa escultura de su compatriota Fernando Botero. Busca cosas nuevas. Aunque no descarta ningún papel ("Soy enemiga de decir que algo no debe hacerse"), prefiere explorar personajes distintos a los que ha interpretado en pantalla y que la han puesto en peligro de encasillarse en un estereotipo.

Su mayor éxito fue Rosario Tijeras, película de la que está orgullosa porque reconoce que en varias escenas "logré transmitir algo al espectador". Pero husmea otros temas o, por lo menos, otros aires.

¿Dónde está el humor colombiano?

"No creo que haya que hacer el cine a imitación del de Estados Unidos -dice-. La cuestión no es de presupuesto, sino de nuevos ángulos, de nuevos personajes. Yo me pregunto, por ejemplo, ¿dónde está el humor colombiano?"

Respuesta: en sus mejores telenovelas y sus mejores películas. Tal vez por eso, en este después que acaba de empezar y pasado un antes de sangre, polvo y pólvora, Flora se arrima a la sombra del árbol amable de la sonrisa. Ella sabe que tiene talento para cualquier género y que ya ha hecho papeles cómicos con todo éxito.

- ¿El después implica convertirse en diva? Flora hace con los labios un gesto de qué va. Pero luego lo piensa mejor y agrega:

"Quizás algún toque de diva forme parte del oficio. Sin embargo, los artistas verdaderamente grandes parecen poca cosa lejos de los reflectores. Yo los he visto: son gente sencilla y tranquila que están por ahí a la sombra; de pronto entran en escena y ¡¡fuaaaa!!"
Sin saberlo, Flora Martínez acaba de hacer su propia definición. Lo mismo si interpreta el papel de una adolescente ingenua, una puta medio mafiosa o un ama de casa atareada con cuatro hijos, ella es una de esas artistas que cuando aparecen en la pantalla.... ¡¡fuaaaa!!.


El músico de cabecera

José Reinoso -hincha del Peñarol de Montevideo, el Atlético de Madrid y el América de Cali- es el hombre y el músico de cabecera de Flora. Se casaron hace seis meses en Barcelona. Él, con su
guitarra, armoniza y da forma a las canciones que la actriz tararea.
No ofrezco más datos sobre este uruguayo de 36 años por tres razones:

  1. Respeto. Considero que la intimidad de las ersonas es sagrada e inviolable.
  2. Despecho. Rechazo la campaña de individuos del Cono Sur jóvenes y bien parecidos que pretenden despojarnos de algunas de nuestras más hermosas compatriotas. ¿Por qué no se llevan las feas, ah?
  3. Envidia. Feo pecado capital que castiga la Santa Madre Iglesia.


De Imelda a Tatiana
Flora define en pocas palabras algunos de los personajes que ha encarnado en la televisión y el cine:

  • Imelda (telenovela María Bonita, 1995): "Buenos recuerdos".
  • Susana (pseudotelenovela Leche, 1996): "Me enternece".
  • Violeta (película experimental Violeta de mil colores, 2003): "Loca, desaforada.Quiero mucho a Harold Trompetero, el director; por eso peleamos tanto".
  • Rosario (película Rosario Tijeras, 2005): "Ahí dejé todos los frenos y todos los juguetes".
  • Milena (película Canciones de amor en Lolita's Club, 2007): "Me produce como rabiecita. No la recuerdo como una experiencia agradable".
  • Lina Yepes de Aguilar (segunda temporada de la teleserie Amas de casa desesperadas, 2008): "Madre moderna y luchadora por excelencia, sabe, sin embargo, que no se puede tener todo en esta vida".
  • Lola (película El arte de robar): "El comienzo de un después".
  • Tatiana (telenovela Vecinos, 2008): "Nos parecemos mucho. Soy confiada y busco la parte buena de la gente, como ella". 


 Por Daniel Samper Pizano

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
14 de enero de 2009
Autor

Publicidad

Paute aqu�