Nariño fue la región que más gastó en pirámides; las captadoras competían por patrocinar fiestas

Nariño fue la región que más gastó en pirámides; las captadoras competían por patrocinar fiestas

Las festividades de la Virgen de la Merced, la patrona de Pasto, se patrocinaron en septiembre pasado con Dinero Rápido Fácil Efectivo (DRFE). Contribuyó con 18 millones de pesos.

29 de noviembre de 2008, 05:00 am

"Supe que los fiesteros recibieron plata de esta empresa, cosa que produce escándalo. Claro que la Iglesia no puede aprobar eso", dice el padre José Félix Jiménez, vicario de la Diócesis.

En medio de la euforia por el dinero que llegaba con DRFE quedó atrás el aguardiente para dar paso al whisky. El gobernador, Antonio Navarro, reveló que las ventas de aguardiente, proyectadas para noviembre en 4.500 millones de pesos, apenas fueron de 460 millones.

Desde la llegada a Pasto de esa firma, en octubre del 2007, hacían fila allí desde comerciantes, contadores y dirigentes deportivos, hasta humildes empleadas del servicio.

María Eugenia, empleada en una residencia, fue una de las pastusas que no aguantó la tentación de invertir y entre julio, agosto y septiembre puso 500.000 pesos en DRFE. "Ahora no me queda más que trabajar horas extras para recuperar la platica", dice.

DRFE abrió su primera oficina en San Andrés, un barrio central de estrato tres. Después llegó al barrio Fátima, en la zona sur oriental; luego a Crecemillas, por el nororiente; hasta que llegó al exclusivo Versalles, en el norte de Pasto, y también se instaló a una cuadra de la plaza de Nariño, cerca de la Gobernación.

El fenómeno de las pirámides terminó de dispararse en el segundo semestre de este año, con la llegada de DMG y otras 18 captadoras.

Con excepción de DRFE y DMG, que además de captar comercializaron electrodomésticos y abrieron negocios paralelos, las restantes se dedicaron a entregar recursos con intereses hasta del 150 por ciento.

Cada una de las pequeñas, según cálculos, involucró a 4.500 aportantes. Si se suman los 90.000 que tenía DRFE en Pasto, más los que llegaron a las 24 oficinas que abrió en 24 municipios de Nariño, en total 228.000 personas les apostaron a las pirámides.

Según un análisis de la Cámara de Comercio, el promedio que se entregó por inversionista fue de 4,5 millones de pesos, lo que significa que estas pirámides llegaron a manejar un billón 17 mil millones de pesos. Solo en Pasto se estima que manejaron 396.000 millones de pesos.

Nariño fue el departamento que más gastó en las pirámides, según las cuentas conocidas hasta ahora.

De acuerdo con el gobernador Navarro, en los bancos de Nariño hay 30.000 millones de pesos a nombre de Carlos Suárez, la cabeza visible de DRFE, hoy perdido.

Competían por patrocinar

La gerente de Corpocarnaval, Annie Lisette Taylor, organizadora de los Carnavales de Blancos y Negros, reveló que hace algunos meses recibió una llamada de una empresa de mercadeo y publicidad de Bogotá que anunció su deseo de patrocinar una carroza para el desfile del 6 de enero. "Después supimos que era de DMG, pero nunca hubo una negociación", aclaró.

También se supo que intermediarios de otra pirámide trataron de convencer a un artesano para que elaborara una carroza por $ 30 millones.

Se estima que en un solo año el 90 por ciento de las familias en Pasto pasaron de la cultura del banco a la cultura de la inversión en pirámides. En el resto del departamento, 65 por ciento de los hogares tuvieron alguna vinculación con estas estructuras.

El secretario de Agricultura de Nariño, Javier Cuaical, contó que mucho campesino sacó sus ahorros de los bancos para llevarlos a las captadoras. Conoció varios casos de agricultores que accedieron a créditos blandos para confiar ese dinero a las pirámides. "Llegaron a empeñar sus predios, las motocicletas y las casas, o vendieron los terrenos", añade Cuaical.

El comercio se derrumba

Ahora, por temor al vandalismo en medio de las protestas de los inversionistas, el comercio no abre nueve horas diarias, sino tres, y el consumo de alimentos ha decrecido el 1,1 por ciento, cuando el promedio nacional muestra un crecimiento del 1,4 por ciento. La demanda de electrodomésticos, bienes raíces, vehículos y tiquetes aéreos, que en el segundo semestre habían reaccionado, comienza a caer.

Le han cogido más plata a DRFE que a DMG

Pese a la ofensiva sobre los bienes de DMG -la firma de David Murcia Guzmán-, hasta el viernes le habían decomisado más plata a DRFE, la captadora de Carlos Suárez.

A comienzos de la semana se supo que se habían recogido unos 12.500 millones de pesos de DMG, y el jueves se conoció de otros 1.781 millones, lo que da alrededor de 14.281 millones de pesos tras la toma de las oficinas de DMG Holding de Bogotá, Cúcuta, el Eje Cafetero y otra acción en Montelíbano (Córdoba).

Mientras tanto, según fuentes de la Supersociedades, hasta el momento el dinero recuperado de DRFE llega a unos 95.000 millones de pesos. De esa pirámide, un ex funcionario de la oficina de Ricaurte (Nariño) devolvió voluntariamente 254 millones de pesos.

Por otro lado, hasta el jueves en la noche se habían acercado a hacer reclamaciones de dinero de DMG 93.000 personas en Bogotá y, de otras ciudades capitales, hasta el viernes en la noche, se habían recibido 9.303 solicitudes.

Para reclamar dinero puesto en DRFE, habían llegado 46.994 solicitudes. El agente interventor de esta captadora, Germán Gómez, dijo que el viernes extrañamente bajó el nivel de reclamantes y otros llamaron para reversar sus solicitudes ante rumores de que estaban devolviendo la plata con intereses.