Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Pelea de gallos en la Zona T de Bogotá es ilegal

A las 12 de la noche, cada 15 días, Kubiko, ubicado en la carrera 12 No.83-49, deja de ser un bar de rumba lounge para convertirse en un coliseo gallístico.

En medio de la música electrónica y el licor importado, jóvenes de clase alta se reúnen para observar a los guerreros emplumados pelear hasta la muerte.

Primero, el criador exhibe, en la calle frente al bar, a los gallos que se van a enfrentar para que los jugadores definan a cual le van a apostar. Después de que las cuentas entre los dueños de los gallos y el público están claras todos ingresan al establecimiento para darle inicio al desafío. Más de 40 personas se congregan en el fondo del bar. La mayoría son hombres; pocas mujeres observan con curiosidad. En un pequeño óvalo 'Félix' y 'Gladiador' se enfrentan en una guerra en la que solo uno saldrá con vida.

Con euforia, todos los participantes gritan el nombre del gallo al que le apostaron. Mientras que las aves, con furia, clavan sus espuelas hasta derrotar al rival. Ninguno de los dos animales huye porque su naturaleza es luchar.

No es permitido

Pero los días para que esto siga siendo así están contados. La alcaldesa de Chapinero, Blanca Inés Durán, aseguró que es "imposible que este establecimiento tenga licencia para ejercer enfrentamiento de aves, puesto que cualquier actividad que vincule maltrato animal tiene que tener un permiso especial que otorga la Alcaldía Mayor. Es muy complicado que se den esta clase de permisos".

"No importa que se realice esporádicamente, esto tiene que contar con autorización", resaltó.

Por otro lado, Etesa, Empresa Territorial para la Salud, reglamenta en sus estatutos que todo juego de azar, no importa con qué frecuencia se realice, tiene que pagar impuestos.

Romper esquemas

La idea de realizar esta actividad en la Zona T fue de cuatro amigos que alquilaron el bar Kubiko, para realizar fiestas temáticas todos los viernes. Buscando la forma de crear una rumba diferente encontraron que la pelea de gallos era algo innovador en el sector. David, conocido como 'Caos', es uno de los socios; para él esta actividad logra unir a los jóvenes. "Es muy importante que mi grupo de amigos la pase bien. Buscamos una forma novedosa de divertirnos y hemos encontrado que a la gente le gusta".

En este lugar las apuestas son pequeñas, lo máximo que se recauda es un millón de pesos, afirma Sebastián, el encargado de realizar la actividad.

Los jóvenes empresarios aseguraron haberse asesorado legalmente.

"Nosotros consultamos con los dueños del bar. Además, nos asesoramos de un abogado, quien nos explicó que por ser una pelea esporádica, no tenía ningún inconveniente legal y que no era necesario realizar ningún trámite", comentaron los socios.

ZONA habló con el abogado del bar, quien negó haberles prestado asesoría para realizar esta actividad.

Después de una guerra de solo 15 minutos, el gallo 'Gladiador', haciendo honor a su nombre, logra vencer dejando a su víctima con heridas por todo el cuerpo. Al final, Carlos Fernández, un joven apasionado de las peleas, grita que perdió los 100.000 pesos que había invertido. "En este bar realmente la pelea no es tan seria; aunque sí hay dinero de por medio, no son grandes cantidades. Yo conozco un lugar en el sector en donde sí se apuesta la casa y el carro. Aquí lo máximo que se apuesta son $ 100 mil".

Al final, los concursantes se retiran del ring, el juez toma al gallo ensangrentado y lo exhibe crudamente por el bar. Entre tanto, la alcaldía anuncia que tomará medidas ante el evidente incumplimiento de la ley.

EL TIEMPO ZONA
PERIODISMO CIUDADANO
zona@eltiempo.com.co

 

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
19 de noviembre de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: