Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Colombiana con tuberculosis recibe con éxito primer trasplante, sin precedente, de tráquea

Claudia Castillo, de 30 años, recibió la traquea de una donante y aportó sus propias células madre. La cirugía, que se hizo sin inmunopresión, se realizó en junio en una clínica de Barcelona, España.

"Es un hito en la medicina", dijeron médicos al respecto.

"Ahora los doctores podrán comenzar a ver y a entender el verdadero potencial de utilizar células madre adultas e ingeniería de tejidos para mejorar radicalmente su capacidad de tratar a pacientes con enfermedades graves", explicó a 'CNN' Martin Birchall, quien participó en la operación.

El logro tecnológico, reportó la 'BBC', "significa que por primera vez el trasplante de tejidos puede ser posible sin la necesidad de usar posteriormente medicamentos inmunosupresores con el fin de que el organismo del paciente no rechace el órgano o tejido donado".

Según la revista médica británica 'The Lancet', que informó sobre la exitosa operación, el proceso fue realizado el 12 de junio en el Hospital Clínico por equipos médicos de Barcelona, Padua y Milán (Italia) y la Universidad de Bristol (Gran Bretaña).

El video del procedimiento puede verlo haciendo clic aquí.

La operación permitió a la mujer, que reside en España, gozar por primera vez en mucho tiempo de un buen estado de salud. Durante cuatro años estuvo de consulta en consulta, pasando largos periodos en hospitales, víctima de una tuberculosis diagnosticada demasiado tarde.

A causa de la enfermedad, Castillo ni siquiera podía ocuparse de sus dos hijos ni efectuar las tareas domésticas. Los daños en su bronquio principal izquierdo fueron tan considerables que colapsó su pulmón izquierdo.

El procedimiento era necesario para salvar ese órgano respiratorio. La traquea es el conducto de aire que va al pulmón. Se había contemplado en remover el pulmón, pero es un complejo tratamiento con alto riesgo de muerte.

La cirugía

El donante de la traquea fue un hombre de 51 años, quien murió de una hemorragia cerebral. Durante seis semanas, los médicos retiraron del órgano las células del donante (con fuertes productos químicos y enzimas) porque éstas podrían generar un rechazo en el cuerpo de Castillo.

Tras cumplir con el proceso, se extrajeron dos tipos de células de Castillo: células mesenchyma de su médula ósea, capaces de dar células de cartílagos ("condrocitos") y células epiteliales de una parte sana de su tráquea.

Tras 4 días de crecimiento, se formó una traquea lista para el trasplante. La novedad de la operación es que fue el primer trasplante usando la técnica de ingeniería de tejidos y creación de una traquea en el laboratorio.

Diez días después de la operación, Claudia fue dada de alta en el hospital. Desde entonces, se encuentra bien y ahora es capaz de subir dos pisos o caminar 500 metros sin detenerse y, lo que puede ser más importante, puede ocuparse de sus hijos, según los médicos.

Está encantada de "poder volver a vivir su vida" y "feliz de haber sanado", dijo uno de los galenos.
   
Esta innovación médica podría aplicarse a otras enfermedades de las vías respiratorias superiores (deformación congénita, ciertos tumores) que no pueden tratarse con la cirugía clásica, según la Universidad de Barcelona.

Ahora bien, para que la evaluación de estos resultados sea más fiable, parece necesario un seguimiento médico en periodos más largos, estiman dos doctores japoneses, Toshihiko Sato y Tatsuo Nakamura, de la universidad de Kioto, según 'The Lancet'.

¿Cómo reportó el mundo la noticia?

En el 'The New York Times'
En 'El Mundo'
En 'CNN'
En 'El País
En la BBC
En 'The Guardian'
En 'The Age'

El informe del Hospital Clínico

  • La ingeniería de tejidos ha hecho posible esta intervención innovadora por partida doble, el primer trasplante de tráquea y también el primero de cualquier órgano sin necesidad de inmunosupresión.
  • El Profesor Paolo Macchiarini, del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Clínic, ha liderado las investigaciones básicas y el equipo internacional, formado con las Universidades de Bristol, Padua y Milán, que han conducido a este éxito. 
  • El órgano trasplantado es un híbrido procedente de un donante, repoblado con células madre y epiteliales de la receptora. Cinco meses después, Claudia Castillo, que necesitó la operación para salvar un pulmón tras una tuberculosis, está perfectamente.


Barcelona, martes 18 de noviembre de 2008.

Tras cuatro años de consulta en consulta, Claudia Castillo encontró por fin una solución a sus problemas respiratorios. Esta joven colombiana sufría una tos que tardó en identificarse como tuberculosis.

Llegó al Hospital Clínic de Barcelona con complicaciones donde conoció al Profesor Paolo Macchiarini del Servicio de Cirugía Torácica, quien ha liderado al equipo internacional que ha hecho posible el primer trasplante de tráquea y primero sin inmunosupresión.

Se le practicó una intervención en la parte superior de la tráquea, pero nada podía hacerse para reparar el bloqueo de su pulmón izquierdo.

La infección había provocado un colapso severo justo después de la bifurcación de la tráquea, una obstrucción que impedía la circulación del aire hacia el pulmón.

La única opción terapéutica en ese momento consistía en extirpar el pulmón afectado. Como joven madre de dos hijos, extirpar el pulmón a Claudia Castillo habría reducido mucho su calidad de vida.

En marzo de 2008 su situación empeoró, impidiéndole llevar a cabo tareas domésticas o cuidar de sus hijos, así que era urgente intervenir.

En junio, tras conseguir la autorización por parte del Comité Ético del Hospital Clínic de Barcelona y la Organització Catalana de Trasplantaments (Ocatt), se llevó a cabo en el Clínic el primer trasplante de tráquea y el primero de cualquier tipo sin inmunosdupresión.

El trabajo que el miércoles avanzará Online la revista 'The Lancet', con el Prof. Paolo Macchirini como primer firmante junto a sus colaboradores Dr. Philip Jungebluth, Dr. Tetsuhiko Go y Dr. Jaume Martorell, presenta los detalles de este trasplante, la primera alternativa terapéutica para tratar el colapso traqueal que sufría la paciente.

La técnica consiste en limpiar de células del donante la tráquea que se va a trasplantar y repoblarla con células del propio paciente antes de la operación.

Así, gracias a la bioingeniería de tejidos, la tráquea del donante se convierte en 2 de 2 un híbrido que el cuerpo del receptor identifica como propio haciendo innecesaria la inmunosupresión.

El trasplante y la mayor parte de los procesos que implica se han llevado a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona, pero habría sido imposible sin la colaboración de la Universidad de Bristol (Inglaterra), la Universidad de Padua (Italia) y la Universidad de Milán (Italia). Las investigaciones básicas previas fueron lideradas por el propio Prof. Paolo Macchiarini.

El proceso de preparación de la tráquea requiere numerosos ciclos de lavado para eliminar todas las células del donante, muchos más de los previstos por la investigación básica.

El tejido era un segmento de 7 centímetros de tráquea de un donante de 51 años que había muerto por una hemorragia cerebral.

El equipo de la Dra. Maria T. Conconi en la Universidad de Padua (Italia) confirmó que, tras 25 ciclos de lavado, la tráquea tratada en el Hospital Clínic estaba limpia de antígenos del donante, las moléculas que provocarían un rechazo del tejido en el receptor.

Mientras tanto, en la Universidad de Bristol los equipos del Prof. Martin Birchall y el Prof. Anthony Hollander cultivaban las células de la paciente que se iban a introducir en la tráquea. Estas células eran de tipo epitelial, tomadas de la tráquea, y células del cartílago (condrocitos), diferenciadas a partir de células madre procedentes de su médula ósea.

Esta técnica fue diseñada en un inicio para tratar casos de osteoartritis. De nuevo en el Hospital Clínic de Barcelona, el equipo del Prof. Paolo Macchiarini introdujo estas células en la tráquea gracias a un bioreactor diseñado por el equipo de la Dra. Sandra Mantero en la Universidad de Milán.

Las células epiteliales se insertaron en la cara interior de la tráquea, y los condrocitos cubrieron su parte externa. Se convirtió así el tejido del donante en un híbrido de lo más parecido a un nuevo órgano de la propia paciente.

La intervención quirúrgica se realizó cuatro días después en el Hospital Clínic, donde el equipo de cirugía torácica extrajo la parte de tejido dañada y lo sustituyó por la nueva tráquea.

Esta intervención pionera no estaba exenta de interrogantes, pero si algo hubiera salido mal se habría reconducido para convertirse en una extirpación del pulmón, la opción terapéutica clásica. Gracias a la destreza de los cirujanos y el gran esfuerzo internacional, la operación fue un éxito. Cinco meses más tarde, el pulmón que había estado inutilizado tanto tiempo ventila con normalidad.

Esta innovación de la biomedicina y la cirugía puede convertirse en una alternativa para patologías de las vías aéreas superiores que por ahora no pueden tratarse con la cirugía tradicional, como malformaciones congénitas o tumores primarios.

La aplicación clínica de técnicas de cultivo de células madre y el hecho de ahorrar al receptor los problemas derivados de la inmunosupresión suponen un hito en la historia del trasplante.

Ya hay algunos casos en estudio que podrían beneficiarse de la nueva técnica, y las investigaciones continúan para  mejorar el proceso. Si todo va bien, Claudia Castillo será solo la primera en beneficiarse de un nuevo avance encabezado por investigadores del Hospital Clínic de Barcelona.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
19 de noviembre de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad