Cerrar

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

R.E.M. se empapó de rock político; se desligó de Bush y ofreció su apoyo a Barack Obama

Su concierto en el Coliseo El Campín superó la adversidad de, un abrupto cambio de horario y mostró sonidos más roqueros.

Con una dedicatoria al candidato demócrata a la presidencia de E.U., Barack Obama, el grupo R.E.M. confirmó la tendencia de su rock político, durante su concierto de anoche.

El cantante y líder del grupo, Michael Stipe, invocó a Obama antes de cantar Man Sized Wreath, con palabras contundentes: "los que estamos en el escenario estamos avergonzados de nuestro actual gobierno", dijo en medio de los gritos del público.

Los cerca de 10 mil asistentes al concierto fueron también protagonistas, cuando al terminar la sexta canción, el guitarrista Peter Buck tomó la mandolina, señal inequívoca del comienzo de Losing My Religion, el himno del grupo que la gente coreó incluso antes de que R.E.M. empezara a tocarlo.

Así mismo, al sonar los primeros acordes de Imitation of Life, las luces se apagaron y las pantallas mostraron imágenes del público, captadas con cámaras nocturnas, simulando el famoso video de esta canción.

No faltaron los grandes éxitos de sus discos Automatic for the People y Monster, acompañados por canciones de su nuevo álbum, Accelerate.

El evento musical estaba previsto para las 8 p.m., pero comenzó antes de las 6 p.m. en un abrupto cambio de horario. De hecho, la primera hora del Colombia Fest estuvo en manos de la agrupación local The Mills, que empezó a tocar cuando apenas se abrían las puertas. Su cantante pidió a gritos que los asistentes ingresaran rápidamente, mientras algunos lucían camisetas con la participación de R.E.M. en Los Simpsons.

A las 6:45 p.m. salió a escena el grupo The Mars Volta, liderado por el cantante Cedric Bixler-Zabala y el guitarrista Omar Rodríguez López, que encendió al público más joven con su rock de alta descarga y fusión latina.

Aunque Rodríguez habla español nunca se dirigió al público, a diferencia de Stipe (de R.E.M.), quien dio un mensaje en cada canción y dijo estar "muy emocionado" en improvisado castellano.

El cantante de The Mars Volta rompió uno de los bombos de la batería, en medio de su euforia, y evocó la imagen de Robert Plant, el cantante de Led Zeppelin, durante cerca de hora y media.

El vocalista se acercó al público y empezó a tocar a la gente, lo cual causó conmoción, mientras los solos de batería calentaban la húmeda noche bogotana.

Pero el ambiente subió al máximo cuando a las 8:45 apareció Stipe, vestido de jeans, con saco y corbata, para ratificar por qué su grupo fue considerado una respuesta independiente a la industria musical llena de mercantilismo en la década de los 80.

Los grupos mantuvieron un ritmo constante, con mucha energía en el escenario. Después de más de cuatro horas de música, con un público agotado pero feliz, R.E.M. dejó el escenario, con el recuerdo de sus canciones y sus consignas políticas.

CARLOS SOLANO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

 

 

Publicación
eltiempo.com
Sección
Entretenimiento
Fecha de publicación
30 de octubre de 2008
Autor

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad